En el caso de los restaurantes el ticket promedio se incrementa en 35 por ciento, aproximadamente