Connect with us
La diabetes es uno de los principales problemas de salud en México. Foto: Cuartoscuro La diabetes es uno de los principales problemas de salud en México. Foto: Cuartoscuro

Ciencia

El 63% de mexicanos nunca se ha hecho pruebas de diabetes

La diabetes es uno de los principales problemas de salud en México. Foto: Cuartoscuro
Siete24.mx

Publicada

on

México.— Seis de cada diez mexicanos (63 %) nunca se ha realizado algún estudio médico para saber si padece de diabetes mellitus. Mientras que solo 36 % lo han hecho, de acuerdo con una encuesta divulgada este lunes.

Pese a que es la segunda causa de muerte en México, 51 % de los habitantes consideran que hay otros problemas de salud más graves.

Este sondeo se realizado por la firma De las Heras Demotecnia con motivo del Día Mundial de la Diabetes, que se conmemora el 14 de noviembre.

Por otro lado, 46 % de los encuestados consideran a la diabetes como un problema grave.

Más: Estrés laboral puede provocar diabetes

Sobre los servicios de instituciones públicas como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) o el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) a los pacientes con diabetes, 23 % de los encuestados consideran que los servicios son de calidad y la atención es adecuada.

Pero 45 % consideran que son regulares. Mientras que dos de cada diez consideran que los servicios de salud pública son malos, pues no hay los medicamentos necesarios.

Sobre el estilo de vida y alimentación de los mexicanos, 28 % mencionaron que diariamente realizan ejercicio. El 25 % que se ejercitan dos o tres veces por semana, 20 % una vez a la semana, 12 % de cuatro a seis veces por semana. Mientras que el 15 % reconocieron que nunca se ejercitan.

Malos hábitos alimenticios de los mexicanos, claves

El 68 % de los mexicanos reconocieron tener una alimentación regular ya que comen de forma saludable, a veces. Por su parte, el 25 % consideran que su alimentación es buena. Finalmente, 7 % consideran llevar una mala alimentación debido a que generalmente comen alimentos que no aportan nutrientes.

En cuanto al consumo de refrescos, 47 % afirmaron consumir con frecuencia este tipo de bebidas con elevado contenido de azúcar frente al 41 % que aseguraron que casi nunca las ingieren; solo 11 % dijeron consumir con mucha frecuencia este tipo de bebidas.

Respecto a la “comida chatarra”, 41 % de los participantes dijeron ingerir con frecuencia este tipo de alimentos. En tanto que 51 % aseguraron que casi nunca lo hacen.

Sobre el cobro de impuestos a refrescos y bebidas azucaradas, 40 % están en favor de esta medida, pues opinan que beneficia la salud de la población, pero 54 % están en contra, ya que consideran que aplicar este impuesto no soluciona ningún problema.

De las Heras realizó la encuesta vía telefónica a 500 personas mayores de 16 años con base en un muestreo aleatorio sobre el listado de teléfonos del país, y cuenta con una confianza de 95 % y un margen de error de 4,5 %.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), cada año mueren en México cerca de 106 mil 525 personas por diabetes mellitus, lo que representa el 15,2 % de decesos en el país.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad metabólica crónica caracterizada por la alta concentración sanguínea de glucosa (hiperglucemia). Guarda relación con una deficiencia absoluta o relativa en la secreción o la acción de la insulina.

Es conocida como una “enfermedad silenciosa” y puede desarrollarse sin mostrar síntomas en un principio. Si no se maneja adecuadamente, puede traer graves complicaciones como problemas cardíacos, renales, de la vista e incluso circulatorios, que pueden causar discapacidad permanente o hasta la muerte.

La diabetes se relaciona con factores de riesgo modificables como sobrepeso, falta de actividad física y regímenes de alimentación de alto contenido calórico y poco valor nutritivo. EFE

JAHA



Dejanos un comentario:

Ciencia

Nueces podrían reducir enfermedades cardiácas

Siete24.mx

Publicada

on

De Pixabay
De Pixabay

México.- El consumo de nueces como parte de una dieta saludable podría estar asociado con el aumento de bacterias intestinales buenas, lo que contribuiría a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, según un estudio publicado en el Journal of Nutrition.

“La evidencia sustancial muestra que pequeñas mejoras en la dieta benefician enormemente la salud. Por lo que comer dos o tres onzas de nueces al día podría ser una buena manera de mejorar la salud intestinal y reducir el riesgo de enfermedad cardíaca”, dijo la responsable del estudio, Kristina Petersen, de la Universidad de Pensilvania.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores reclutaron a 42 personas de entre 30 y 65 años con sobrepeso u obesidad quienes, antes de comenzar el estudio, recibieron una “dieta estadounidense” basada principalmente en grasas saturadas durante dos semanas.

Posteriormente, fueron asignados a una de tres dietas: una que incluía nueces enteras, otra sin nueces pero con la misma cantidad de ácido alfa-linolénico (ALA) y ácidos grasos poliinsaturados, y una más que sustituía parcialmente el ácido oleico por la misma cantidad de ALA.

Para analizar las bacterias en el tracto gastrointestinal, los investigadores recolectaron muestras fecales 72 horas antes de que los participantes terminaran ambas dietas. Con ello, encontraron que las nueces eran capaces de enriquecer a bacterias que se han asociado con la protección del revestimiento intestinal.

También descubrieron que algunas bacterias estaban relacionadas con cambios en la presión arterial y en los niveles de colesterol en la sangre. Esto debido a que las nueces proporcionan ácidos grasos, fibra y compuestos bioactivos, lo que puede ayudar a generar metabolitos beneficiosos. (Notimex)

Rifarán el avión presidencial ¿le entras?

emc

Seguir leyendo

Ciencia

Esta es la década más calurosa de la historia

Los cinco años más cálidos de los últimos 140 se han registrado desde 2015

Siete24.mx

Publicada

on

Washington.— “El hecho es que el planeta se está calentando”, dijo este miércoles lapidariamente el director del Instituto Goddard para estudios espaciales de la NASA, Gavin Schmidt, en la presentación de un nuevo informe que reveló que esta década fue la más cálida de la historia desde que existen datos.

El estudio, presentado por la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional (NOAA, en sus sigla en inglés), señala que 2019 fue el segundo año con temperaturas más altas de la historia, al registrar un media de 0,95°C superior a la del siglo XX, solo por detrás de la registrada en 2016 (+0,99°C).

Además, apunta que los cinco años más cálidos de los últimos 140 se han registrado desde 2015 y nueve de los diez años con la media de temperatura más alta desde 1880 forman parte de los últimos 15 años, siendo 1998 el décimo en este registro.

Para Deke Arndt, jefe del equipo de seguimiento global de la NOAA, estos datos llevan a pensar que “con casi total seguridad la década que viene será más cálida” que la anterior.

De hecho, Arndt apuntó que “nos estamos acercando, si no sobrepasando, a las tendencias del Holoceno”, aunque matizó que en ese período prehistórico algunas zonas del planeta tenían temperaturas superiores a las que se registran ahora, como es el caso del Ártico.

Una región que, sin embargo, se está calentando en torno a tres veces más rápido que el resto del planeta.

En declaraciones a Efe, la climatóloga Ahira Sánchez-Lugo, de la NOAA, opinó que “las temperaturas son tan altas que no volveremos a los registros del siglo XX”.

Te interesa: El 2019 fue el segundo año más caluroso de la historia

“Con los datos que tenemos ahora mismo yo creo que en las próximas tres décadas tendremos un continuo aumento de las temperaturas”, sostuvo la experta.

Los datos de 2019 suponen que este fue el 43 año consecutivo con un aumento de las temperaturas terrestres y oceánicas respecto a la media del siglo pasado.

El último año recogió un incremento de las temperaturas respecto a ese promedio de 1,42°C en tierra y 0,77°C en los océanos, solo superado por las subidas de 1,54°C en la superficie terrestre y de 0,79°C en los mares que se registró en 2016.

Para Arndt, las temperaturas de este año son parte de una tendencia que, a diferencia de otros cambios climáticos del pasado, ha sido provocada por la acción humana, hasta el punto de que “si no tuviéramos en cuenta lo que hubiera pasado con nosotros”, la temperatura actual de la tierra es tan “drásticamente” distinta que a duras penas puede ser estadísticamente calculada.

El año 2019 fue el segundo más caluroso de que se tiene registro en Sudamérica, con una media superior en 1,24°C a la del siglo XX, un alza que solo se vio superada en 2015. Los cinco años con las temperaturas más altas en este subcontinente en los últimos 140 han acaecido desde 2014.

En Europa, el año pasado fue también el segundo año más cálido. Además, en los últimos seis años se han registrado las temperaturas medias más altas en la historia del continente.

La temperatura media de Europa ha crecido en 0,14°C por década desde 1910, pero este crecimiento se ha más que triplicado desde 1981, hasta alcanzar una media de aumento de 0,46°C.

Norteamérica es la única región que no registra una temperatura media anual entre las más altas de su historia, pues, tal y como explica Ahira Sánchez-Lugo, a finales de 2019 se vio afectada por una oleada de frío ártico.

Mientras que en Oceanía, un territorio afectado a finales de año por los incendios en Australia, se han registrado este año las temperaturas más altas de su historia, ya que superó en 1,40°C su temperatura media para el siglo pasado.

Sánchez-Lugo afirmó que todos estos datos pronostican una consecuencias terribles para el día a día de los habitantes de este planeta, pues aventuran un aumento de las muertes debido al calor y las inundaciones, así como el alza en el número de sequías, entre otros. Además, aseguró que aunque no ha crecido el número de huracanes, si que lo ha hecho su intensidad.

El informe publicado hoy por la NASA y la NOAA recalca también que en 2019 se registraron “precipitaciones extremas y sequía” en todo el globo. EFE

Seguir leyendo

Te Recomendamos