Connect with us
Equinoccios y solsticios orientaron edificios mesoamericanos: especialista Equinoccios y solsticios orientaron edificios mesoamericanos: especialista

Ciencia

Equinoccios y solsticios orientaron edificios mesoamericanos: especialista

Foto UNAM

Publicada

on

Ciudad de México.— Las culturas mesoamericanas fueron grandes observadoras de la bóveda celeste y edificaron templos y pirámides con relación a equinoccios, solsticios o al paso cenital del Sol, pero también erigieron estructuras para medir el tiempo, indicar fechas importantes de su calendario, a través de su alineación solar.

Así lo afirmó el integrante del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, Jesús Galindo Trejo, quien hace 31 años fue invitado a participar en el proyecto multidisciplinario La pintura mural prehispánica en México, a cargo de la doctora Beatriz de la Fuente. Desde entonces estudia la orientación de edificaciones en Teotihuacan, Oaxaca, en la región maya, la zona de la Huasteca y otras áreas de México Central.

El objetivo era que, desde la Astronomía, ayudara a comprender si la orientación de las estructuras con pintura mural, señalaban a algún objeto celeste que pudiera coadyuvar a una mejor comprensión del mensaje pictórico.

“La idea fue reunir los conocimientos del historiador del arte, del arqueólogo, del antropólogo, del lingüista, del epigrafista, del biólogo, del astrónomo, para analizar la pintura mural prehispánica en México”, señaló.

Un ejemplo de los estudios que ha realizado son los del Templo de las Grandes Mesas, ubicado en la parte oriente de la plaza central de Chichén Itzá. Es un edificio de aproximadamente 10 metros de altura con una escalinata orientada hacia el poniente, la puesta del Sol, agregó el académico.

Este edificio recibe ese nombre debido a que en su parte superior tiene dos cámaras y al fondo de la más interna hay un altar con grandes piedras, el cual es sostenido por esculturas de personajes identificados como “bacabs”, deidades que sujetaban el cielo. Hay también varias columnas labradas que representan, probablemente, a sacerdotes o guerreros.

La edificación posee una subestructura o edificio interior con bóvedas típicas maya y pintura mural, representaciones de serpientes emplumadas con grandes fauces y picos, de colores llamativos: azul, verde, amarillo, rojo. Además, la serpiente emplumada es un concepto constante en Mesoamérica, ligada tanto al dios Quetzalcóatl como a Kukulkán, recordó el investigador.

La alineación solar de este templo se registra en el ocaso del 15 de mayo y el 26 de julio, fechas que no coinciden con las de fenómenos astronómicos particulares, sino que están relacionadas con el inicio del Año Nuevo maya. Además, la alineación al amanecer sucede los días 23 y 18 de noviembre.

“La fuente de todo esto son las mediciones y cálculos. Determinar fechas de alineamiento de la arquitectura, es apenas una herramienta para entender la conducta ritual de los sacerdotes, quienes decidieron que un edificio fuera dirigido hacia esa dirección y no otra.

“Luego, hay que investigar su significado cultural y para ello son importantes las informaciones provenientes de códices, fuentes etnohistóricas, como las crónicas de los misioneros o de los conquistadores” explicó el especialista en Arqueoastronomía del México Prehispánico.

CALENDARIO, REGALO DE LOS DIOSES

En este caso, la Relación de las cosas de Yucatán, escrita por Fray Diego de Landa, es una fuente imprescindible porque ayuda a entender mejor innumerables aspectos de la cultura maya. En 1566 el religioso anotó que el Año Nuevo en esa parte de la región maya empezaba el 16 de julio, en el calendario juliano; el gregoriano vigente, corresponde al 26 de julio.

El experto universitario explicó que el padre Landa también detalló que el calendario solar estaba conformado por 18 veintenas, más cinco días y corría simultáneamente un calendario ritual de 260 días, organizado como 20 trecenas.

Ambos calendarios empezaban al mismo tiempo, pero tenían que transcurrir 52 años de 365 días para que coincidieran y comenzaran otra vez, sincrónicamente. “En este periodo de años el calendario ritual contemplaba 73 ciclos, es decir: 52 x 365 es igual a 73 x 260”.

El cronista religioso describió las fiestas que se hacían en esos periodos y en la sexta veintena, llamada Xul -que hoy corresponde del 3 al 22 de noviembre- se realizaba una gran ceremonia dedicada a Kukulkán.

ebv



Dejanos un comentario:

Ciencia

Descubren dos especies de plantas en Los Andes de Perú

Viven en altitudes extremadamente altas

Publicada

on

Ciudad de México.— Un grupo de botánicos descubrieron dos nuevas especies de plantas que están en peligro por la actividad minera en los Andes de Perú.

Según la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, las nuevas especies fueron denominadas Viola ornata y Viola longibracteolata y pertenecen al subgénero Neoandinium de Viola.

Que no se te pase: Descubren la tumba de San Nicolás en Turquía

Actualmente, en Perú, este subgénero cuenta con 15 especies hasta el momento.

Este subgénero reúne a especies que en su mayoría se encuentran habitando los Andes, a alturas extremadamente elevadas poco exploradas entre 3 mil 800 y 5 mil metros de altitud.

Las nuevas especies son hierbas perennes, más o menos pilosas, que crecen formando rosetas con flores pequeñas. Por su apariencia, son consideradas especies crípticas, ya que su coloración y forma las confunde con su entorno.

“El estado de conservación de ambas especies nuevas es de peligro crítico principalmente por la disminución de la calidad de sus hábitats actuales y potenciales, debido a que estas zonas se encuentran seriamente impactadas por la explotación minera extensiva”, agregó el comunicado.

Las plantas fueron halladas recientemente en las zonas altoandinas de las regiones de Moquegua y Arequipa, en el sur de país.

JAHA

Seguir leyendo

Ciencia

“Es una bendición”: padres de niña tratada por enfermedad genética antes de nacer

Publicada

on

Por

“Es una bendición”: padres de niña tratada por enfermedad genética antes de nacer
Foto pixabay.com

Ottawa.— Ayla Bashir, de año y medio de edad, es la primera niña tratada en el útero de la madre de la enfermedad de Pompe, un trastorno hereditario y a menudo mortal en el que el cuerpo no produce una parte o la totalidad de una proteína crucial.

Médicos de Estados Unidos y Canadá utilizaron una novedosa técnica para tratar a Ayla Bashir antes de nacer de una enfermedad genética que, previamente, causó la muerte de dos de sus hermanas.

“Es un rayo de esperanza para poder tratarla en el útero en lugar de esperar a que el daño esté bien establecido”, dijo la Doctora Karen Fung-Kee-Fung, especialista en medicina materno-fetal del Hospital de Ottawa que administró el tratamiento y dio a luz a Ayla.

LEE Familias lloran a sus hijas muertas tras abortos legales fallidos

Los bebés con la enfermedad de Pompe suelen ser tratados poco después de nacer con enzimas de sustitución para frenar los efectos devastadores de la enfermedad.

Con la enfermedad de Pompe tienen problemas para alimentarse, debilidad muscular, flacidez y, a menudo, un corazón muy agrandado. Sin tratamiento, la mayoría muere por problemas cardíacos o respiratorios en el primer año de vida.

A finales de 2020, Bashir y Qureshi se enteraron de que estaban esperando a Ayla y de que las pruebas prenatales mostraban que ella también tenía la enfermedad de Pompe.

Ayla recibió seis infusiones quincenales que se iniciaron a las 24 semanas de gestación. En este caso, las enzimas cruciales se administraron mediante una aguja introducida a través del abdomen de la madre y guiada hasta una vena del cordón umbilical.

Hoy es una niña activa y feliz que ha alcanzado sus hitos de desarrollo, según su padre, Zahid Bashir, y su madre, Sobia Qureshi.

ebv

Seguir leyendo

Te Recomendamos