Foto: Pixabay

El águila real fue incluida en la lista de especies en riesgo de la Norma Oficial Mexicana NOM-059-ECOL-1994

Siete24.mx

Siete24.mx

México.— Desde hace 25 años el águila real, símbolo patrio de México, está en peligro de extinción en el país y se calcula que actualmente hay menos de 150 nidos en lugares protegidos.

Víctima de cableado de alta tensión por sus altos vuelos, ingesta de roedores envenenados y su captura para ser comercializada como mascota; mantienen a la emblemática especie en constante amenaza.

La subcoordinadora de Especies Prioritarias de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), Esther Quintero Rivero, recordó en entrevista con Notimex que al formarse el programa para la Conservación del Águila Real en 1999 existían entre 30 y 80 nidos a nivel nacional y hoy existen menos de 150, que aunque pudiera parecer un gran avance, es sólo un pequeño paso en el intento por proteger a esta ave.

Águila real, símbolo de México se encuentra en riesgo

Aunque este conteo es complicado, debido a que se trata de una especie que anida en lugares muy altos o acantilados, quienes se dedican a la conservación de la especie han podido contar unas 180 parejas de águilas.

El águila real fue incluida en la lista de especies en riesgo de la Norma Oficial Mexicana NOM-059-ECOL-1994, cuya última actualización se llevó a cabo en el año 2010 y se decidió que continuaría enlistada.

Una de las causas que puso en riesgo al águila mexicana es la electrocución de los ejemplares en los cables de alta tensión que llevan el servicio de electricidad a las poblaciones cercanas.

Sólo por citar un caso, en 1999 la organización Hawks Aloft reportó la muerte por electrocución de nueve ejemplares, situación que continuó a lo largo del año 2000 en el municipio de Janos, Chihuahua, tras el tendido de líneas de alta tensión en la zona por la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Otra causa de muerte es el envenenamiento de su alimento que consiste en liebres, pequeños mamíferos, aves, reptiles e insectos, incluyendo carroña cuando los mamíferos son escasos.

Pese a ello, la representante de Conabio expresó que los esfuerzos para rescatar al ave están funcionando a través de la concientización de las comunidades que habitan en los alrededores de las zonas en donde aún existen águilas, las cuales además han apoyado para su protección.

El águila real habita principalmente en zona áridas, semiáridas, montañosas con bosques templados, aunque prefiere ambientes templados en montañas cercanas a valles, laderas de montañas, cañadas y praderas.

Quintero Rivero dijo que para tener éxito en el rescate del águila real es necesaria la concientización de la población, principalmente para que eviten envenenar a los roedores, además de proteger sus hábitats de cableados aéreos.

Apoyan al águila real

El parque de conservación Africam Safari implementó desde el año 2003 un programa de conservación del ave y al día de hoy ha logrado la reproducción de 37 polluelos.

El veterinario encargado de las águilas en el lugar, Carlos Castellanos González, dijo a Notimex que si bien el primer ejemplar llegó al parque en 1972, el programa de conservación inició hacia el año 2003 con su reproducción.

De los 37 polluelos que nacieron en Africam Safari, en su mayoría ya son adultos y se espera que en el corto tiempo puedan ser introducidos a reservas protegidas para que continúen su reproducción.

Destacó la importancia de proteger a esas aves y apoyar los proyectos de conservación para que en un futuro puedan estar completamente en libertad.

El águila real contribuye al equilibrio del ecosistema como consumidor superior, regula las poblaciones de liebres, conejos, tlacuaches, ardillas, entre otros que si llegaran a desaparecer se convertirían en plagas.

En el parque cuentan con un águila nodriza que adopta a los polluelos que la madre, por alguna razón no puede conservar y así han logrado la reproducción de un mayor número de ejemplares.

Comúnmente el águila real tiene dos o tres nidos que utiliza en forma alternativa cada año y pone de uno a cuatro huevos, cuya incubación se en el país entre enero y marzo, durando de 43 a 45 días.

En el Heroico Colegio Militar se creó el Centro Nacional de Control y Protección del Águila Real de donde en diciembre de 2013 se liberó el primer ejemplar rehabilitado en el municipio de La Yesca, Nayarit y se rehabilitan más águilas reales para su pronta reintroducción.

Se buscó a la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (Conanp) para conocer más programas y sitios de conservación del ave, sin obtener respuesta. (ntx)

JAHA