El boxeador estadounidense Rod Salka saltó al cuadrilátero para enfrentar al mexicano Francisco Vargas con un polémico short

Ciudad de México.- El boxeador estadounidense Rod Salka saltó al cuadrilátero para enfrentar al mexicano Francisco Vargas con un polémico short porque tenía la imagen de un muro, que lo utilizó como una forma de burlarse por las constantes declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de crear una valla que divida los dos países.

El pugilista subió con unos pantaloncillos en color azul y con franhas en blanca que simulaban ladrillos unidos a una barrera, y con la frase que decía "América 1ero".

Poco le duró el gusto a Salka ya que el 'Bandido' Vargas le dio una paliza y en el séptimo episodio sucumbió.

El combate se realizó en el Casino Fantasy Springs, correspondiente en duelo en peso superpluma, donde el azteca buscará buscar una contienda con "Alacrán" Berchelt.

JAD