Connect with us
Santa Claus Santa Claus

Cultura

Cuando México intentó suprimir a Santa Claus

¿La alternativa? Popularizar la figura del dios prehispánico Quetzalcóatl como un símbolo navideño.

Avatar

Publicada

on

Ciudad de México.- Imaginar unas navidades sin la omnipresente imagen de Santa Claus suena a ciencia ficción, pero México estuvo a punto de hacerlo realidad en 1930.

¿La alternativa? Popularizar la figura del dios prehispánico Quetzalcóatl como un símbolo navideño.

El 23 de diciembre de ese año, el Estadio Nacional de la capital mexicana, donde se realizaban los grandes eventos políticos de la época, fue escenario de un suceso muy peculiar.

El presidente del país, Pascual Ortiz, organizó una entrega de regalos a miles de niños ante una pirámide prehispánica presidida por Quetzalcóatl.

“Fue una propuesta nacionalista del secretario de Educación, Carlos Trejo, para sustituir a Santa Claus y poner una cosa más mexicana”, cuenta a Efe el historiador Alfredo Ávila, profesor e investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Las crónicas de ese día en el periódico El Universal retratan una extraña combinación entre los árboles de Navidad decorados con luces de colores y la procesión de sacerdotes, batallones y bailarines honrando a Quetzalcóatl, representado como una serpiente emplumada.

La primera dama, Josefina Ortiz, fue una de las encargadas de repartir juguetes y dulces a los niños pobres que acudieron al espectáculo, que contó con la asistencia de cerca de 15 mil personas.

TE RECOMENDAMOS: La verdadera historia de Santa Claus

Los inicios del siglo XX estuvieron marcados por un nacionalismo exacerbado en buena parte del mundo occidental y México, donde acababa de triunfar la revolución contra el dictador de gustos afrancesados Porfirio Díaz, no fue una excepción.

“Los gobiernos mexicanos de los años 30 usaron una retórica nacionalista con fuertes referencias de tipo prehispánico para enfrentarse a lo que veían como una posible invasión cultural estadounidense”, explica el historiador.

Fue una época en la que diversas marcas estadounidenses entraron con fuerza al mercado mexicano y Coca-Cola popularizó la figura de Santa Claus.

Un pasado mitificado

Sustituir al entrañable anciano de barba blanca por la serpiente emplumada era la forma que tenían las autoridades mexicanas de “potenciar el orgullo del país mirando a sus raíces”.

“Quetzalcóatl era una deidad prehispánica pacífica, del culto a la civilización y que traía el bienestar, a diferencia de otros dioses guerreros como Huitzilopochtli, que no hubieran encajado bien en esta sustitución de Santa Claus, los Reyes Magos o el Niño Dios”, sostiene el historiador de la UNAM.

Esa exaltación de lo indígena no deja de resultar paradójica en un país que mitificaba las grandes civilizaciones prehispánicas. Mientras que “para el Gobierno no era importante prestar atención a las comunidades indígenas del momento”, que representaban a cerca del 20 % de la población.

Sea como sea, el nuevo emblema navideño no tuvo una gran acogida, pues en el periódico había caricaturas y anuncios que se burlaban de la iniciativa e incluso cartas de lectores incrédulos que se preguntaban si tendrían que acostar a la serpiente emplumada en el belén.

Una de las grandes críticas contra la nueva Navidad indigenista fue el intento de desvincular esa tradición de la religión, en un México profundamente católico.

Hay que entender, señaló Ávila, que el Estado mexicano acababa de vencer en la Guerra Cristera (1926-1929), que había enfrentado al Gobierno revolucionario laico con las milicias apoyadas por la Iglesia en una pugna por tener el control de la educación en México.

El Gobierno de Pascual Ortiz, por tanto, tenía pocas simpatías hacia la Iglesia Católica, aunque trató de no herir tantas sensibilidades al celebrar el masivo acto del Estadio Nacional el 23 de diciembre, en lugar del 25 de diciembre.

Ese evento nunca se volvió a repetir y casi 90 años después, Quetzoalcóatl permanece en los museos mientras los niños esperan la llegada del anciano de traje rojo y blanco con un saco lleno de regalos.



Dejanos un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cultura

En ‘La mujer del retrato’, Ana Aguirre explora el amor y el arte

Disponible en El Sótano y Amazon

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

la mujer del retrato, novela

Ciudad de México.- Después de Ola errante, la escritora Ana Alicia Aguirre nos presenta su segunda novela, La mujer del retrato, una historia sobre el amor como acontecimiento, el enamoramiento y su antagonista, el matrimonio, editada por Textofilia.

Desde hace tiempo la autora se planteó hablar del amor en sus diferentes etapas, que se concretó a partir de una visita a un artista en su estudio, el protagonista de La mujer del retrato.

Sobre el tema de la novela y su proceso de escritura, platicamos en entrevista con Ana Alicia Aguirre.

“He madurado mucho, esta vez me sentí más segura, más desenvuelta, con mucho más confianza, estoy presentando una novela más madura que cautiva al lector y a mí me deja muy satisfecha.

La novela tiene una estructura más convencional, con una escritura más exacta y profunda, porque pude abordar temas que me rondan en la cabeza alrededor del amor, que pude explorarlas con menos dificultad”.

Ana Alicia Aguirre
Ana Alicia Aguirre/Foto: Cortesía de la autora

Frida experiencia inmersiva digital TE PUEDE INTERESAR: Frida cobrará vida en nueva experiencia inmersiva digital

De formación como arquitecta la autora suele vincularla en su obra con el arte y su literatura.

Los personajes encuentran en lo cotidiano un gusto compartido por el arte, a partir de lo cual se detona en cada uno de ellos el encuentro con aspectos desconocidos de su propia personalidad.

Ana Alicia Aguirre creé firmemente en el arte como fuerza transformadora de las personas, y en esta novela los personajes cambian ante la experiencia de una obra artística que dialoga con ellos y finalmente se convierte en protagonista, “puede llegar a transformar nuestra vida amorosa”, nos dice.

La escritura de La mujer del retrato terminó antes de la pandemia, pero curiosamente la última parte del libro nos remite a la vida confinada y a la ocupación de algunas tareas domésticas que por el ritmo de vida anterior habíamos dejado de hacer, la reflexión e intromisión de uno de los personajes es coincidencia, señala.

Así que Ana Alicia Aguirre ocupó este tiempo para iniciar su siguiente novela, sobre la relación padres e hijos, el duelo, y en la que nuevamente se asoma la arquitectura.

Aquí puedes ver la presentación virtual de La mujer del retrato

npq

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Seguir leyendo

Cultura

Frida cobrará vida en la nueva experiencia inmersiva digital

26 Obras digitalizadas en gran formato

Norma Pérez Quiroz

Publicada

on

Frida experiencia inmersiva digital

Ciudad de México.- Difundir la verdadera historia de Frida y llevar inspiración a los espectadores más jóvenes, es una de las intenciones de la familia Kahlo al autorizar la Experiencia inmersiva digital e interactiva, que abrirá el 6 de julio, para celebrar el cumpleaños de la pintora, en el Frontón México.

“Frida la experiencia inmersiva” será una experiencia multisensorial nunca antes vista, montada para honrar la memoria de la artista mexicana más importante y celebrar su legado, explicaron en una conferencia de prensa virtual los productores de la muestra. Ocesa, Cocolab y las herederas de la pintora, Mara Romero Kahlo y Mara de Anda.

“Es una gran inspiración, difundir la verdadera historia de Frida y la inspiración que pueda traer a las demás personas… Frida es hoy por hoy una mujer actual, fue una mujer adelantada a su época.

Demostrar que todo se puede, ella a pesar de sus enfermedades logró expresarse a través de la pintura”.

Así lo dijeron las sobrinas de Frida Kahlo en la reunión con los medios, en la que aseguraron que cuentan con todas las autorizaciones INBAL, Banco de México) y los derechos otorgados por la familia para llevar a cabo esta exposición.

Frida experiencia inmersiva digital
“Frida experiencia inmersiva digital”/Foto: Cortesía de Ocesa

TE PUEDE INTERESAR: La Cineteca Nacional abre su sala virtual

¿Qué podremos ver y sentir en Frida?

Podremos experimentar inmersiones a partir de obras como Las Dos Fridas, Raíces, La columna rota, Niña con máscara de muerte, Mi nana y yo, Recuerdo, Yo y mis pericos, Autorretrato con moño y listón, Autorretrato con collar. Son 26 piezas en total.

Alejandro Machorro, director de Cocolab, explicó que la muestra no es cronológica, por lo tanto no es un recorrido, es una exposición libre para explorar, para jugar en el mundo de Frida. El contenido narrativo dura unos 45 minutos.

“Hicimos una larga investigación para conocer mejor a Frida y nos dimos cuenta que algo de lo que se ha hablado menos es su incansable lucha por estar bien; la resiliencia es el punto de vista clave de esta experiencia y de su propia vida”.

Frida fue rebelde, revolucionaria, valiente y resiliente; rompió barreras y cruzó los límites dela convención social para ser artista y mujer que contó su propia verdad, y esto lo veremos en la experiencia multisensorial.

Está dividida en tres partes: la etapa joven y el amor; la simbiosis con ella misma y la tercera la simbiosis con su arte y contará con dos espacios interactivos: Criaturas fantásticas, inspirado en el juego surrealista Cadáver Exquisito, que la artista compartía y disfrutaba con amigos. Y Trazo libre, inspirado en su diario.

Frida experiencia inmersiva digital
Foto: Cortesía Ocesa

Es una experiencia inmersiva para toda la familia, incluso para niños y niñas que pueden aprender jugando. Los boletos están a la venta en Ticketmaster a partir del 17 de junio, con un costo de 280 pesos.

Frida será itinerante en la República Mexicana y el mundo.

npq

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Seguir leyendo

Te Recomendamos