Iván Marcone aún es jugador de Cruz Azul. Foto: Facebook | Cruz Azul FC

Boca y Cruz Azul mantienen negociaciones

Julio Hortiales

Julio Hortiales

México.— Pese a que medios tanto mexicanos como argentinos dan por cerrado el fichaje del mediocampista Iván Marcone con Boca Juniors, el jugador entrena con normalidad en La Noria con Cruz Azul en espera de definir su futuro.

El ex Lanús se presentó en las instalaciones celestes a primera hora para entrenar con su aún club, a quien ya ha expresado su intensión de abandonar México para jugar con el actual subcampeón de la Copa Libertadores.

En reunión con directivos, cuerpo técnico y sus aún compañeros, Marcone expresó lo importante que es para él la oportunidad que le valdría ser convocado a la selección argentina y tener cerca a su familia.

Las versiones apuntan que Boca y el jugador ya tienen un arreglo, por lo que falta que los clubes afinen los detalles económicos, pues el conjunto Xeneize habría ofrecido 6 millones de dólares por el volante, cifra que no satisface a Cruz Azul.

En tanto, el actual técnico de Boca, Gustavo Alfaro, confirmó esto último en la conferencia de prensa que ofreció esta mañana.

Estamos en un plano de negociaciones club a club, en donde ya salimos del medio el jugador, el entrenador y ya se está gestando en otros lugares esa negociación”

“Iván tuvo un año fantástico en Cruz Azul, donde es uno de los mejores jugadores extranjeros en la liga mexicana, él fue a plantear la inquietud del desafío que se le presentaba y ha conseguido la posibilidad de entablar negociaciones”, indicó el nuevo timonel xeneize.

Ya habría sustituto

La salida de Marcone obligaría a Cruz Azul a buscar un refuerzo. De acuerdo con el diario Récord, el elegido sería el volante Matías Kranevitter.

El seleccionado argentino de 25 años no tiene la actividad que quisiera en el Zenit ruso que buscaría recuperar los nueve millones de dólares que pagaron por el ex River Plate.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

?

Una publicación compartida de Mati Kranevitter (@mkranevitter5) el

JAHA