A casi 4 meses de ocurrido el sismo del 19 de septiembre de 2017 alumnos de dos escuelas de la capital de Guerrero no han sido apoyados para tomar clases mi

Chilpancingo- A casi 4 meses de ocurrido el sismo del 19 de septiembre de 2017 alumnos de dos escuelas de la capital de Guerrero no han sido apoyados para tomar clases mientras sus escuelas son reconstruidas; en ambos casos no han podido reanudar labores este 2018.

Este miércoles, padres de familia de la escuela primaria Antonio A Guerrero del Barrio de San Mateo de Chilpancingo se reunieron para limpiar la zona en la que este sábado y domingo instalarán aulas improvisadas para que los 880 alumnos que hay, por los dos turnos, retomen clases el lunes 22.

Te puede interesar Prevén 'crecimiento del mar' en Q.Roo, tras sismo

Los alumnos, docentes y directivos ocuparon las instalaciones que son de la Feria de Navidad y Año nuevo para tomar clases luego de que su escuela comenzó a ser demolida el año pasado, sin embargo, tuvieron que abandonarlas el 5 de diciembre por el comienzo de las fiestas que de manera tradicional se llevan a cabo en la capital guerrerense.

La Feria concluyó el 7 de enero sin embargo la Secretaría de Educación Guerrero ha hecho caso omiso con respecto a habilitar salones provisionales por lo que los padres se dijeron decididos a hacerlo para que no se pierdan más clases.

Te puede interesar Bansefi rechaza fraude con tarjetas para damnificados

No obstante, reconoció que las aulas provisionales no protegen a los menores de las condiciones climáticas.

El director de turno del turno vespertino Juan Ramón Jiménez Catalán detalló que son los padres de familia y los directores los que han asumido los gastos que han generado no contar aún con aulas establecidas.

Dijo que el secretario de Educación José Luis González de la Vega Otero se ha hecho "ojo de hormiga" pues inicialmente les dijo que les apoyaría en tanto su escuela quedaba construida, sin embargo no lo hizo.

El supervisor de la zona 01 de Educación Primaria Vicente Nájera, detalló que además de esa escuela la Fray Bartolomé está en las mismas condiciones pues ellos fueron reinstalado de manera provisional en las instalaciones del Sindicato Único de Prestadores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) y este inicio de año no han reanudado labores por falta de condiciones.

En esa escuela hay al menos 900 estudiantes en dos turnos, de acuerdo con el supervisor.

ebv