En el colégio Rébsamen murieron 26 personas

Julio Hortiales

Julio Hortiales

México.— Los exalumnos, papás, rescatistas, vecinos, miembros de Protección Civil y de Servicios Periciales de la PGJ, entre otros, se reunieron para recordar a los 26 muertos que se llevó el derrumbe del colegio Enrique Rébsamen provocado por el sismo de magnitud de 7.1 del año pasado.

Según estaba previsto, pasado el minuto 15 después de la 1:00, los asistentes en las afueras del colegio levantaron el puño en señal de silencio, mientras algunos se empañaban las lágrimas.

No dejes de leer: A un año del 19S, olvido y desamparo

En un mar de abrazos, velas encendidas y rodeados de coronas de flores con nombres de los fallecidos, los asistentes escucharon en los altavoces “Alerta sísmica”, que anunciaba el inicio del macrosimulacro que se realizó en la capital del país.

Muchos de los reunidos llevaban desde las 11 de la mañana en la calle Rancho Tamboreo 11, donde se encuentra lo que queda del centro educativo, para celebrar una misa en honor a las víctimas.

Durante la ceremonia, el cura dio esperanzas a los allí presentes asegurando que “Dios pondrá a cada uno en su sitio”.

A su lado estaba Óscar Vargas padre de Óscar un niño de 8 años y quien falleció en el sismo, y que ahora es integrante de la asociación civil de papás Ángeles contra la Impunidad.

Esta unión de afectados por la tragedia del Rébsamen busca justicia por la vía penal por las muertes del derrumbe.

Te interesa: CDMX, aún frágil a un año del sismo

Vargas afirmó que son conscientes de que son varias las autoridades implicadas en el accidente del colegio, pero señala en primer lugar a su directora, Mónica García Villegas. Quien tiene una orden de aprehensión por la muerte de los 19 menores y 7 adultos a causa del colapso, García se encuentra hoy prófuga de la justicia.

Hasta el momento se sabe poco del proceso penal en marcha para localizar a los responsables del calificado como homicidio del Rébsamen y que a 12 meses de la tragedia sigue impune.

JAHA