El abasto de agua para los próximos 2 años y para el ciclo agrícola que está en marcha está garantizado, afirmó ante senadores el director de Conagua, Rober

Ciudad de México.— El abasto de agua para los próximos 2 años y para el ciclo agrícola que está en marcha está garantizado, afirmó ante senadores el director de Conagua, Roberto Ramírez.

Al comparecer ante la comisión de recursos hidráulicos, dijo que septiembre fue el mes más complicado de los últimos 50 años en materia de fenómenos naturales, pues se juntaron sismos y huracanes, que dejaron sin suministro de agua a más de 10 millones de habitantes de 9 entidades.

Te puede interesar Destinarán más de 160 mdp al campo mexiquense

“Tuvimos la llegada o la entrada de tres ciclones en el mes de septiembre, más los dos temblores, lo que hizo que septiembre de 2017, sin lugar a dudas, pueda ser o se considere el mes en cuanto a fenómenos naturales más complicado que haya tenido, muy probablemente, el territorio nacional yo creo que por lo menos de los últimos 50 años”.

El titular de Conagua enfatizó que en materia de abasto de agua, está garantizado para 2018 y 2019, aún si no llueve.

“En este momento tenemos un superávit de 5 mil 800 millones de metros cúbicos de agua. ¿Cuánta agua tenemos?, 99 mil millones de metros cúbicos, casi 100 mil millones de metros cúbicos es lo que tenemos almacenado en este momento. (…) Quiere decir que en este momento tenemos agua suficiente para poderle dar a la población, sin ningún problema para el año 2018, sin ningún problema para el año 2019 en abastecimiento en lo correspondiente al público urbano. Sin ningún problema para el ciclo agrícola que empezó ahora en el mes de octubre, principalmente en casi todo el país”.

Te puede interesar Cascadas de Agua Azul están al 100 por ciento

El senador del PRD, Fernando Mayans, cuestionó la falta de desazolve de los cauces de los ríos y presas del país, específicamente en su estado Tabasco, donde se concentra el 40 por ciento del agua dulce de México.

Condenó la construcción de bordos en lugar de recuperar el fondo de los ríos, ya que es equivalente a ir agregando altura a un retrete para evitar que se desborde en lugar de destapar el caño.

Exigió que un informe detallado de las presas ya que luego de los sismos se especuló que habían sufrido daño estructural.

En el caso de la Ciudad de México, el director de Conagua dijo que se buscará frenar los hundimientos, para lo cual se busca agua a mayor profundidad.

En el caso del sistema Cutzamala, informó que entre marzo-abril del próximo año entrará en funcionamiento la tercera línea, lo que evitará que haya paros en el suministro en el valle de México cuando se de mantenimiento a este sistema.

ebv