Entre cuestionamientos, sobre su trayectoria el Senado ratificó a Paloma Merodio , propuesta por el presidente Peña Nieto, como integrante del INEGI.

México. — Entre cuestionamientos, dudas y reclamos sobre su trayectoria y viabilidad de que ejerza un papel autónomo e independiente, el Senado de la República ratificó a Paloma Merodio Gómez, propuesta por el presidente Peña Nieto, como integrante de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

 Te puede interesar: Mexicanos temen dar datos al Instituto Nacional de Estadística y Geografía

Al insistir en que “hay dudas” sobre el currículum que presentó la candidata, pues “no cumple con los cinco años de experiencia en puestos de alto nivel” y no está reconocida como una investigadora de prestigio, el presidente de la Comisión de Población y Desarrollo, Armando Ríos Piter, señaló que el Senado de la República tiene que salvaguardar la autonomía del INEGI, así como la credibilidad en la generación de estadísticas, que permitan al Estado implementar políticas públicas con información de calidad.

 En medio de un acalorado debate la senadora del grupo parlamentario del Partido del Trabajo (PT), Layda Sansores San Román, calificó de “mentirosa” a la candidata, y señaló que se ha dado viabilidad a la propuesta enviada por el Ejecutivo Federal, porque “sólo ella sabe aplicar fórmulas novedosas para alterar la realidad y con unos cuantos pases estadísticos, es capaz de desaparecer millones de pobres”.

Zoé Robledo Aburto, senador de la bancada del PT-Morena, comentó que las instituciones están en riesgo porque el gobierno las vulnera; y el interés por este nombramiento levanta sospecha, por la celeridad con que se impulsó su aprobación; y porque no se ha procedido en esta forma en alrededor de 40 nombramientos pendientes que tiene el Ejecutivo, entre cargos de órganos autónomos y del Poder Judicial.

La coordinadora del PRD, Dolores Padierna Luna, dijo que la designación de Paloma Merodio significará un retroceso en la calidad de los miembros de la Junta de Gobierno del INEGI, ya que los méritos académicos y profesionales están muy por debajo de los funcionarios que pretende sustituir.

El senador Héctor Larios Córdova, del PAN, dijo que si los senadores quieren apostar por las instituciones, tienen que respetar el cumplimiento de los requisitos señalados en la Ley para ocupar el cargo. Pidió a los legisladores reflexionar su voto, y que éste obligue al Presidente a enviar otra propuesta, mujer, que sí cumpla con las especificaciones profesionales.

La senadora Angélica de la Peña Gómez, del PRD, advirtió que la candidata no cumple los requisitos para ocupar el cargo y se vulnera el carácter autónomo del INEGI. No es un asunto personal contra ella, dijo, sino que tiene que ver con quienes la promueven y no permiten que el Senado cumpla con su función de verificar que se respete la ley y que al mismo tiempo no permiten que llegue al Instituto una mujer que reúna los requerimientos de ley.

El senador del PAN Juan Carlos Romero Hicks, presidente de la Comisión de Educación, aseguró que el proceso de ratificación “es una síntesis del desprecio de las instituciones encabezadas por el Gobierno Federal actual”. El procedimiento, agregó, tiene violaciones de inicio a fin y reiteró que no se cumplen los requisitos de ley para ocupar el cargo.

En opinión del senador Alejandro Encinas Rodríguez, la documentación que se presentó para acreditar la idoneidad de la candidata genera un problema de conflicto de intereses, porque acreditó su experiencia en un cargo de alto nivel “en una empresa consultora que se dedica al manejo de la información estadística y de las encuestas”.

Para el senador Raúl Morón Orozco, el Gobierno Federal debe valorar mejor los perfiles que propone para integrar las instituciones estratégicas con responsabilidades públicas, pues éstas “no deben denigrase ni reducirse con nombramientos cuestionados”.

La senadora Marcela Torres Peimbert del PAN, dijo que al ser tan cuestionada la propuesta es motivo suficiente para ser retirada, pues de su ratificación afectaría la democracia y se estaría “cavando el camino de la desconfianza”.

El senador Fidel Demédicis Hidalgo del PT, señaló que quien accede a un cargo producto de la mentira, “seguramente le mentirá al pueblo para proteger sus intereses y de los intereses de quien la propuso”.

El senador Víctor Hermosillo y Celada, del PAN, refirió que si Paloma Merodio no cumplió con los requerimientos para el puesto, no se debería avalar su nombramiento. “Hoy, es un día negro en este Senado”, dijo.

Ernesto Ruffo Appel, senador del PAN por Baja California, comentó que Merodio Gómez no es elegible, y cuestionó la razón para exponerla, si no cumple con los requisitos, situación que pone en riesgo a la institución. “Hoy muere la autonomía del INEGI”, afirmó.

También puedes ver: Dimite encargado de censos 

agch