Este jueves iniciaron las labores en el inmueble de dos torres con siete niveles y planta baja, ubicado en Paseo Nuevo 65, en la colonia Paseos de Taxqueña

México.— Por primera vez, el Instituto de Vivienda (Invi) de la Ciudad de México tendrá bajo su cargo las labores de demolición y reconstrucción de un edificio que resultó dañado por el sismo del 19 de septiembre pasado. 

Este jueves iniciaron las labores en el inmueble de dos torres con siete niveles y planta baja, sumando 28 departamentos, ubicado en Paseo Nuevo 65, en la colonia Paseos de Taxqueña de la delegación Coyoacán.

En el lugar, el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, asentó que “esta es la primera acción y es el primer referente de este tipo de acciones del Invi, porque el Invi ha venido realizando diferentes tareas. Hoy arrancamos con esta, será emblemática y será de memoria para la Ciudad de México”.

Al encabezar el banderazo de la demolición, el mandatario capitalino dio paso a las cuadrillas de trabajadores, quienes equipados ingresaron al interior de las dos torres para comenzar con el desmantelamiento de manera manual.

Estos trabajos tendrán una duración de tres meses; “así comienza una nueva historia”, sostuvo el jefe de gobierno, luego de recibir una placa otorgada por los vecinos en agradecimiento al apoyo que han recibido para la recuperación de su patrimonio.

“Agradecerles la confianza, como les dijimos ese día, los discursos tienen que ser breves y las acciones tienen que ser efectivas e inmediatas, así que hoy venimos aquí a echar a andar este banderazo”, remarcó.

El director general del instituto, Raymundo Collins Flores, puntualizó que tal como instruyó el jefe de Gobierno, los vecinos se acercaron y se hicieron las gestiones para empezar la demolición, misma que “va a ser mano por mano desde arriba de este edificio, será construido con el sistema de financiamiento del Invi y estará en las mismas condiciones en cuanto a tamaño de lo que tienen en este momento”.

Acompañados por vecinos de la calle Paseo Nuevo, los beneficiarios agradecieron el compromiso por escrito del gobierno capitalino para ayudar en la recuperación de sus viviendas.

El 7 de marzo pasado, el mandatario capitalino entregó a través del Invi las constancias de derecho de propiedad a los dueños de los 28 departamentos; el proyecto contempla que tras la demolición las obras para volverlo a edificar duren de nueve meses a un año.

Formarán parte del mismo proceso también los inmuebles de Osa Mayor, en la calle Doctor Lucio 103, colonia Doctores, así como el ubicado en Morena 1068, de la colonia Narvarte.