Varias organizaciones hacen un llamado a los candidatos presidenciales para que firmen el Pacto por la Primera Infancia

México.— Más de 300 organizaciones de la sociedad civil, organismos internacionales y autoridades como Un Kilo de Ayuda, Unicef, el BID, el INSP, entre otros, hacen un llamado a los candidatos presidenciales para que firmen el Pacto por la Primera Infancia, y se comprometan con las niñas y niños de México.

El objetivo es priorizar los derechos de la niñez e invertir en los primeros seis años de vida que solucionará, desde la raíz, los problemas que impiden el crecimiento del país, pues a temprana edad se pueden definir  logros y avances lingüísticos, cognitivos, motoras y socio emocionales, aprovechamiento escolar y mayor capacidad de aprendizaje.

Te puede interesar: Presenta Anaya programa a favor de menores

Lo importante es que la primera infancia y su desarrollo estén presentes en las agendas de los candidatos a los puestos de elección popular.

No es para menos, casi dos millones de niños menores de 6 años están en riesgo de no alcanzar su pleno potencial, más de un millón y medio menores de 5 años padece desnutrición crónica y casi uno de cada 4 niños de 3 a 5 años no asiste a preescolar, lo que equivale a 1.6 millones fuera de la escuela.

Los aspirantes a la Presidencia José Antonio Meade, Ricardo Anaya, Andrés Manuel López Obrador y la única candidata independiente, de ser electos, tendrán que incorporar al Plan Nacional de Desarrollo cinco puntos de este plan: desarrollo integral en la primera infancia; erradicación de la malnutrición; mejoría de la asistencia escolar y del aprendizaje; combate a la violencia contra la niñez y la adolescencia, y derechos de niños migrantes.

La propuesta busca posicionar los derechos de las niñas, niños y adolescentes en la agenda pública y en las plataformas políticas de los candidatos.

Según datos de la Unicef, 21 millones de niños y adolescentes viven en la pobreza en México, además de que cada seis de 10 de ellos sufren de violencia.

La organización destacó que el 35 por ciento de la población de México entra en estos grupos poblacionales, lo que representa aproximadamente 40 millones de infantes y adolescentes.

 AGP