Donald Trump dijo que el acuerdo alcanzado para reanudar las importaciones de azúcar entre EU y México es muy bueno para ambos países

Washington.— El presidente Donald Trump aplaudió el acuerdo alcanzado entre su administración, el gobierno de México y los exportadores mexicanos para zanjar la disputa del comercio de edulcorantes entre los dos países en vísperas de la formalización del acuerdo.

"El nuevo acuerdo del azúcar negociado con México es uno muy bueno tanto para México como para Estados Unidos", sostuvo Trump en su cuenta de Twitter.

Te puede interesar:  No hay ultimátum de EU por azúcar: Guajardo

Trump recordó, además, que no hubo acuerdo con el país vecino al respecto durante "años" y, a su juicio, eso ha perjudicado "gravemente" a Estados Unidos.

Bajo el acuerdo en principio, México incrementará la proporción de azúcar cruda que exporta Estados Unidos del 47 por ciento a un 70 por ciento, a fin de asegurar un mayor abasto a los refinadores estadounidenses.

La polaridad, o pureza del azúcar bajará del 99.5 al 99.2, por lo cual una mayor cantidad de azúcar mexicana contará contra el tope de 30 por ciento de azúcar refinada.

Los dos países aceptaron además que México tenga la primera opción de abastecer el 100 por ciento las necesidades adicionales de azúcar del mercado estadunidense.

El precio de la azúcar cruda pasará de 22.5 centavos de dólar por libra a 23 centavos, en tanto que el precio de la refinada pasará de 26 centavos de dólar a 28 centavos.

El "acuerdo de principios" fue anunciado el 6 de junio en Washington por los secretarios de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, y de Economía de México, Ildefonso Guajardo.

Pese a la reticencia inicial, la industria azucarera estadounidense anunció pocos días después su apoyo al acuerdo.

La disputa data de 2014, cuando las autoridades comerciales de Estados Unidos concluyeron una investigación sobre competencia desleal y subvenciones en el azúcar mexicano, y la Comisión de Comercio Internacional constató que esas importaciones perjudicaban a los productores locales.

Checa también:  México y EU logran acuerdo sobre azúcar

Ese mismo año, Estados Unidos llegó a un compromiso con el gobierno y los productores mexicanos que permitió la suspensión de aranceles compensatorios, pero las protestas de los productores estadounidenses llevaron al Departamento de Comercio a declarar, en diciembre de 2016, que el pacto "pudiera no estar funcionando".

Como consecuencia, las autoridades mexicanas anunciaron en marzo que habían detenido temporalmente las exportaciones de azúcar hacia Estados Unidos para evitar sanciones y, ese mismo mes, Ross acordó con Guajardo retomar las negociaciones para modificar los acuerdos sobre el tema.

Gracias al acuerdo alcanzado ahora, Guajardo explicó en su momento que se mantendrá "el acceso sin aranceles" del azúcar mexicano al mercado estadounidense y dijo que la diferencia se centra en la división entre el porcentaje de azúcar refinado frente al crudo sobre el volumen total.

Estas conversaciones sobre el azúcar han sido consideradas como un prólogo a la renegociación del tratado comercial TLCAN, en vigor desde 1994 y que ha sido objeto de duras críticas por parte de Trump, quien acusa a México de aprovecharse del mercado estadounidense.

AGP