El Ministerio francés de Exteriores instó al cese inmediato de la violencia en Venezuela, donde el conflicto llegó al interior de la sede parlamentaria

París.— Francia pidió a través de su cancillería el “cese inmediato" de la violencia en Venezuela y la instalación “rápida” de una mediación regional que tenga la confianza del gobierno y de la oposición.

“Frente a la situación en Venezuela que continúa degradándose, Francia llama al cese inmediato de las acciones violentas”, declaró este miércoles un vocero del ministerio francés de Asuntos Extranjeros.

Checa también:  Piden libertad; Maduro denuncia terrorismo

Ante una situación que "no para de deteriorarse, Francia solicita el cese inmediato de las acciones violentas", indicó un portavoz ministerial.

Cuestionado sobre si la situación de violencia que vive Venezuela debería ser abordada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU), la fuente diplomática francesa respondió que “la situación ya está siendo seguida en el seno del Consejo de derechos humanos de las Naciones Unidas”.

Añadió que Francia, junto con sus socios europeos, continúa dando prioridad a la puesta en marcha de "una mediación regional creíble y constructiva, que tenga la confianza del Gobierno y de la oposición".

Por otro lado, la fuente instó a la constitución de una mediación de países de la región para negociar la salida a la crisis en Venezuela.

Te puede interesar:  Maduro pide a Trump frenar protestas

Francia “continúa, con nuestros socios europeos, dando la prioridad a la puesta en marcha rápida de una mediación regional creíble y constructiva que tenga la confianza del gobierno y de la oposición”, concluyó la breve declaración oficial de la diplomacia gala.

Venezuela vive una oleada de manifestaciones a favor y en contra del Ejecutivo desde el pasado 1 de abril, algunas de las cuales han degenerado en altercados y han dejado 76 muertos y más de mil heridos, según la Fiscalía de ese país.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, señaló que recurrirá a las armas si se destruye la revolución bolivariana, poco antes de que un grupo de opositores atacara el Parlamento y un helicóptero policial sobrevolara el Supremo y, según el mandatario, lanzara dos granadas.

AGP