Norcorea advierte de que el país está preparado para responder a un “ataque preventivo ante cualquier provocación de Estados Unidos

Seúl.— Norcorea condenó el envío por parte de Estados Unidos de un portaaviones nuclear a la península coreana y advierte de que el país está preparado para responder a un “ataque preventivo ante cualquier provocación”.

Esto es lo que han asegurado medios oficiales después de que el Pentágono decidiese enviar al USS Carl Vinson a aguas cercanas a Corea del Norte en respuesta al lanzamiento al mar de un misil de medio alcance la semana pasada por parte de Norcorea.

Te puede interesar:  EU acabará en cenizas: Corea del Norte

Un medio estatal norcoreano advirtió este martes de un ataque nuclear contra Estados Unidos ante cualquier señal de un embate preventivo por parte del país norteamericano, una declaración que llega en momentos en que un grupo de barcos de la armada estadounidense avanza hacia el Pacífico occidental.

Las tensiones han escalado en la península coreana, incluso con rumores de una eventual acción militar por parte de Estados Unidos, especialmente después de que el país lanzó una embestida con misiles contra Siria en medio de las preocupaciones de que Corea del Norte lleve a cabo una sexta prueba de misiles nucleares.

Un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores citado por la agencia oficial KCNA, señaló que el envío por parte de Washington de un portaaviones y su flota hacia la zona "viene a probar que los movimientos insensatos de Estados Unidos para invadir la República Democrática Popular de Corea han alcanzado una fase grave”.

Checa también:  Corea del Norte piensa atacar a EU

“No tenemos miedo. Queremos la paz pero nunca suplicaremos. Si alguien nos provoca nos defenderemos de la manera más dura. Seguiremos haciendo las cosas a nuestra manera”.

Agregó que el régimen tomará “las medidas (…) más severas contra los provocadores para defendernos con la poderosa fuerza de las armas”.

El periódico oficial de Corea del Norte Rodong Sinmun señaló que “nuestro ejército revolucionario está siguiendo atentamente cada movimiento de los elementos enemigos con nuestra mira nuclear enfocada en las bases invasivas de Estados Unidos, no sólo en Corea del Sur y las operaciones en el Pacífico sino también en el territorio de Estados Unidos”.

El presidente en funciones de Corea del Sur, Hwang Kyo-ahn, advirtió de las provocaciones de Corea del Norte y ordenó al ejército intensificar la vigilancia para asegurar una comunicación cercana con Estados Unidos.

“Es posible que el Norte pueda evaluar mayores provocaciones, como un ensayo nuclear, coincidentes con varias conmemoraciones, incluyendo la Suprema Asamblea Popular”, dijo Hwang, quien asumió las funciones presidenciales después de que la mandataria Park Geun-hye fue removida de su cargo por un escándalo de corrupción.

Corea del Norte convocó a sesión de la Suprema Asamblea Popular este martes, una de sus dos reuniones anuales, en las cuales suelen anunciarse nombramientos importantes y objetivos de política nacional.

Desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca en enero, Washington defiende un endurecimiento de su estrategia para hacer frente al programa nuclear y de misiles de Norcorea.

AGP