Un joven murió por disparos a quemarropa de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en una nueva jornada de protestas en Caracas, Venezuela

Caracas, Venezuela.- Un joven murió por disparos a quemarropa de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en una nueva jornada de protestas en Caracas, en la que el presidente Nicolás Maduro alabó el "esfuerzo" de las fuerzas de seguridad y reafirmó que las armas y las escopetas de perdigones están prohibidas.

Un grupo de manifestantes se mantuvo en la autopista Francisco Fajardo, la principal vía de Caracas, y se enfrentó a funcionarios de la GNB (policía militarizada) escenario en el que se reportó el fallecimiento del joven de 22 años, además de varios heridos.

Efe constató cómo el joven caía herido después de recibir a pocos metros de distancia varios disparos de una escopeta de perdigones por parte de un agente de la GNB.

Te puede interesar: Ignoran iniciativas de Venezuela en la OEA

El líder opositor venezolano Henrique Capriles difundió en las redes sociales un vídeo del canal en línea Vivo Play en el que se observa a uniformados disparando directamente al cuerpo a un grupo de manifestantes.

 

"A quemarropa. Cumplen tus órdenes al pie de la letra Nicolás Maduro, y hoy le dijo a la prensa internacional que sus esbirros usan agua y lacrimógena", agregó Capriles en otro mensaje.

Maduro, entretanto, alabó en una rueda de prensa con medios internacionales el "esfuerzo heroico" que a su juicio están haciendo la GNB y la estatal Policía Nacional Bolivariana (PNB) en su trabajo en las marchas opositoras.

"Sin armas de fuego. Están prohibidas. Sin escopetas de perdigones. Están prohibidos. Con agua y el gasecito lacrimógeno, que está permitido", agregó Maduro, que recordó que han sido detenidos tres funcionarios de la GNB por su supuesta vinculación con la muerte por herida de bala de un manifestante el lunes pasado.

"Si hay un solo caso, como lo ha habido, al segundo de detectarse ha sido capturado y entregado a las autoridades, y yo he ordenado una investigación para ver si detrás no hay una conspiración", dijo sobre el incidente en el que murió por herida de bala el manifestante de 17 años Fabián Urbina.

 

Lee también: Maduro exige renuncia de Almagro a la OEA


Maduro también advirtió de que las personas que saboteen la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), a la que ha convocado para el 30 de julio, serán detenidas, después de que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) convocara a nuevas protestas para detener ese proceso.

"Todo el que sabotee un proceso electoral va a ser detenido antes, durante y después de su intento de sabotaje al proceso electoral y será juzgado", dijo el presidente.

refm