Comité del 68

La marcha conmemorativa por los 51 años de la represión de Tlatelolco siempre debe ser pacífica

Arturo Ramírez

Arturo Ramírez

Ciudad de México.— Desde el Zócalo capitalino, arriba de un templete, una banda de músicos oaxaqueños esperó a los participantes de la marcha conmemorativa del 02 de octubre de 1968 interpretando piezas mexicanas como Cielito Lindo.

Al hacer uso de la palabra, los integrantes del Comité 68 y padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa se pronunciaron contra la desaparición forzada, por lo que acordaron unir luchas para frenar la violencia y generar un cambio en el país.

“El Estado tiene una cuenta pendiente para esclarecer toda la cadena de crímenes y la violencia que opera ahora. Así como tiene comprometido presentar con vida a los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa", señalaron integrantes del Comité del 68.

Asimismo, recordaron que la marcha conmemorativa por los 51 años de la represión de Tlatelolco siempre debe ser pacífica, por lo que pidieron a los participantes descubrirse el rostro y evitar provocaciones por parte de los grupos anarquistas.

Te puede interesar Feministas y anarquistas se burlan del cinturón de la paz

“Esta marcha es pacífica lo principal es compartir un discurso político a la nación y una exigencia al Estado. No venimos a provocar ni agredir. Le pedimos a toda la gente que no caiga en provocación y respetemos a los trabajadores que vienen a cuidar esta marcha”, pidió Gabriel Sánchez uno de los integrantes del movimiento.

Te puede interesar (Videos) Encapuchados queman llantas en Periférico

Por ello, se subrayó, que para los responsables de la masacre del 2 de octubre de 1968, y para los responsables de la desaparición de los 43 normalistas de 2014, exigen la cárcel y se esclarezcan los hechos.

Te puede interesar (Video) Llevan tanqueta a marcha del 68

El dolor es el mismo, de hecho, que la consigna para las víctimas de ambos atentados de las autoridades sea la misma: “2 de octubre no se olvida / es de lucha combativa… 26 de septiembre no se olvida, es de lucha combativa”.

ebv