López Obrador señaló que el sexenio pasado se compraron 6 jets y 6 helicópteros, cada uno con un costo de alrededor de mil mdp

Jorge Francomárquez

Jorge Francomárquez

México.— El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que ya hay un comprador para el ‘avión presidencial’, sin embargo, no puede dar más información porque todavía no se cierra el acuerdo y es un procedimiento legal en manos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

López Obrador aseveró que no es un asunto fácil pues se requiere cumplir con una serie de procedimientos legales y tiene que haber, principalmente, transparencia.

Nosotros no podemos hacer lo mismo que hicieron las autoridades pasadas, de que nadie sabía y no se informó, subrayó el titular del Poder Ejecutivo federal.

Te puede interesar AMLO amenaza a vándalos… De acusarlos con sus mamás

En su conferencia de prensa mañanera desde Palacio Nacional, el mandatario dijo que en el sexenio pasado, además de ese avión, se compraron 6 jets y 6 helicópteros, cada uno con un costo de alrededor de mil millones de pesos.

Estos, explicó, fueron aviones y helicópteros destinados al servicio de altos funcionarios públicos.

El político tabasqueño destacó que en los dos sexenios pasados se gastaron cien mil millones de pesos en aviones y helicópteros.

Detalló que al ganar la elección Peña Nieto, en ese periodo el presidente en funciones era Felipe Calderón, quien decidió comprar el avión presidencial; lujosísimo, faraónico, es como un regalo, como una ofrenda al presidente electo, porque es el presidente Calderón el que deja comprado el avión, puntualizó el político tabasqueño.

Te puede interesar Ni acoso ni venganza política contra Medina Mora

Claro que el presidente Peña debió cancelar esa operación, no lo hizo y utilizó ese avión carísimo, lujosísimo, un avión para 280 pasajeros, con restaurante y alcoba, indicó.

“Y nosotros decidimos venderlo porque es un insulto al pueblo de México utilizar ese avión habiendo tanta pobreza. Esto sirve para caracterizar cómo actuaban los gobiernos en los tiempos del neoliberalismo, no les importaba el pueblo, era una élite desprendida completamente de la realidad, la evitaban”.