Connect with us

Columna Invitada

Relaciones, palancas y buenos amigos

Esa manera dicotómica de organizar la historia nacional.

Publicada

on

Por Ignacio Anaya Minjarez

Centralistas, federalistas, hombres de bien, hombres del progreso, liberales y conservadores son algunos de los términos que se han empleado por los historiadores para definir los diferentes bandos de la política decimonónica en México. Esa manera dicotómica de organizar la historia nacional. Pero esta mirada representa un panorama general sobre una situación del país que, si bien tiene cierta validez, también carece de un elemento importante que estuvo presente dentro de la política del país: las relaciones personales. No se podrían entender las acciones, los intereses y el escala a lo más alto en ciertos personajes destacados de la política mexicana sin ver los nexos que crearon en su etapa temprana mediante alianzas familiares, con el objetivo de satisfacer ciertos objetivos e ambiciones. Es cierto que este fenómeno sucedió en todo el país, las relaciones entre individuos crearon fuertes familias en diferentes estados, mismas que suelen ser recordadas con escuchar los apellidos. El poder de estos grupos creó una política estatal ajena a lo que sucedía en el centro y de la cual surgieron grandes caudillos.

El estado de Sonora no fue la excepción. En efecto, fue parte de un sistema que provino desde el último siglo del virreinato y que se mantuvo durante todo el siglo XIX. El historiador Ignacio Almada en su texto De regidores porfiristas a presidentes de la república (2010) da algunas de las siguientes razones por las cuales se crearon redes de parentesco de gran poder en este estado: “Las redes de parentesco florecieron durante las reformas borbónicas y participaron en la producción y control de la violencia en Sonora a partir de 1821, puesto que la sociedad blanca y mestiza estaba fundada sobre bases militares para sobrevivir y valoraba el liderazgo basado en el poder personal”. Un elemento fundamental que produjo el gran surgimiento de caudillos en el norte durante el siglo XIX fue la localización geográfica y aislada del centro del país. Cierto es que llegaban noticias de la situación general de la nación, pero al final la realidad de un estado como Sonora, tan cerca de Estados Unidos, con sus propios conflictos, era diferente a los temas de interés para el centro. También estuvo presente el conflicto con diversos grupos originarios, sobre todo los apaches. Por ello, como menciona Almada, la formación de redes de parentesco con el fin último de sobrevivir jugó un papel importante, aunque si bien es cierto que hubo otros intereses que jugaron un gran papel.

Con la llegada de Porfirio Díaz al poder, hubo un nuevo giro en la política estatal. El presidente, sabiendo por experiencia el peligro para su política que representaban los caudillos estatales, implementó reglas para tener un mayor control sobre los estados. En ocasiones se presentó a sí mismo como un mediador durante elecciones o llevó a cabo negociaciones con las facciones.

En Sonora, para personajes como Obregón sus relaciones de parentesco se vieron beneficiadas bajo la presidencia de Diaz, misma razón que explica la acción tardía de este personajes en la revolución.

Con la muerte de Venustiano Carranza comenzó el dominio del grupo Sonora conformado por Álvaro Obregón, Adolfo de la Huerta y Plutarco Elías Calles. Desde dichos personajes comenzaron los inicios de un sistema político que dominó hasta finales del siglo veinte la política mexicana. Tuvo que cambiar de nombre, transformarse, cambiar ciertos de sus métodos, pero al final se mantuvo por décadas, no sin uno que otro compadrazgo o nepotismo ahí dentro . ¿Qué tanto aún queda de las relaciones de parentesco en la política mexicana? Sobre todo la influencia de varios actores sonorenses que iniciaron sus procesos desde muy temprano. Sonora fue un caso de muchos, ahora en las noticias y aludir al pasado en este texto no tuvo la intención de decir que la historia se repite, sin embargo, no se deben ignorar aquellos elementos de dentro de las maniobras políticas, como el llegar a un puesto por alguien cercano, provenientes de procesos más largos.

@IgnacioMinj

La opinión emitida en este artículo es responsabilidad del autor y no necesariamente refleja la postura de Siete24.mx



Dejanos un comentario:

Columna Invitada

Obeliscos con cámaras

Publicada

on

“La línea divisora entre las dos Repúblicas comenzará en el Golfo de México, tres leguas fuera de la tierra frente a la desembocadura del río Grande”. Con estas palabras comenzaba el artículo quinto de los tratados de Guadalupe-Hidalgo en 1848, relativo a los nuevos límites fronterizos tras la victoria estadounidense de la guerra. Pero una cosa era aquella delimitación imaginaria en papel y la otra la cuestión física para marcar dónde terminaba un país y comenzaba otro. Para tal misión fueron creadas comisiones por ambos países, las cuales trabajaron durante años determinando los nuevos márgenes.

Desde ese momento se constituyó un territorio, con algunos cambios posteriores, de conflictos, relaciones, complejidades e historias presentes hasta la fecha. La frontera, un espacio en constante cambió, pero que mantiene su objetivo principal como agente de separación.

Entre estos dos países se levantan grandes torres con cámaras de vigilancia. Su función es única: evitar la entrada de personas hacia Estados Unidos. Son la evolución, usando vagamente dicho término, de los obeliscos y columnas que fueron edificados por las mencionadas comisiones durante la segunda mitad del siglo diecinueve, monumentos de la historia de la frontera entre México y Estados Unidos.

No se esperaría menos de un escenario de tensiones políticas, intercambios económicos y conflictos sociales. Un lugar del que emanan emociones y conocimientos. Muchas personas buscan una vida mejor cruzando para el otro lado. Algunos lo hacen con la esperanza de encontrar un empleo y el apoyo necesario para sus familiares, mientras que otros lo hacen para escapar de la pobreza y la violencia que impera en sus hogares. Varios no lo logran. Entre la enorme cantidad de retos y peligros que enfrenan, hay uno en constante cambio, desarrollado con el fin de evitar la entrada: la tecnología. Las innovaciones tecnológicas, en materia de vigilancia y control de entradas, muestran la tecnologización de los instrumentos de la otredad. Esta se manifiesta día con día en la frontera entre México y Estados Unidos, convirtiéndola en un símbolo de la polarización y la división, particularmente en temas concernientes a la inmigración.

Drones, cámaras terrestres y sensores. Según las autoridades estadounidenses, el objetivo de esta vigilancia es mejorar la seguridad fronteriza, disuadir la inmigración ilegal y monitorizar los movimientos de las personas que cruzan la frontera. ¿Merece este espacio tanto? La paranoia del vecino del norte lo establece de esta manera, evitando cualquier otra alternativa con respecto a la complicada situación que se vive en la frontera. Los dispositivos han observado en silencio las luchas y esperanzas de varias nacionalidades en busca de llegar a Estados Unidos. No obstante, también han suscitado controversia y críticas. Las cámaras de vigilancia son un recordatorio constante del control de arriba. Asimismo, se han tomado otras medidas para impedir la inmigración ilegal y proteger la frontera. Estas barreras incluyen obstáculos físicos (vallas y muros), así como la presencia de agentes fronterizos y la Patrulla Fronteriza, además de civiles que se dedican a “cazar” a inmigrantes indocumentados. Finalmente, se encuentra la división geográfica, que se ha convertido en una barrera más eficaz que cualquier dispositivo de control.

La frontera es un lugar difícil, muchos ya lo sabrán, peligroso pero esperanzador al mismo tiempo. Algunas de estas complicaciones vienen desde México, especialmente por las bandas criminales que operan en la zona y explotan la difícil situacion que allí se vive, poniendo en riesgo la vida de muchos.

Mientras que en 1848 la expansión territorial estadounidense fue liderada por la fuerza militar, hoy en día se emplean avances tecnológicos como drones, cámaras terrestres, sensores y sistemas para controlar lo ganado por la guerra. En ese entonces los tratados de Guadalupe-Hidalgo apaciguaron a la bestia expansionista que la joven nación mexicana tiene hasta la fecha de vecina, para ello tuvo que ceder una considerable parte su territorio. Al igual que el imperialismo de 1848, la vigilancia tecnológica obedece a los intereses políticos y económicos de Estados Unidos sobre México.

La historia, no acabada, de la frontera es un reflejo de las tensiones políticas y sociales amplias en ambos países. Un espacio convertido en un símbolo de la polarización y la división por las dos naciones, que a su vez implica a más nacionalidades. De cooperación, en ocasiones, y creación de culturas únicas de la zona. Pocas regiones podrán decir tener unos límites con tanto contenido, pasado y presente, de relaciones entre dos Estados. Decir que es un lugar estático sería erróneo, pues, sus cambios, movimientos y velocidades son constantes. En la medida en que los humanos sigan avanzando en la tecnología, los mecanismos de control lo harán. Los obeliscos dejaron de marcar una línea divisora para convertirse en los ojos que vigilan la entrada a ese país. ¿Qué seguirá?

Ignacio Anaya

La opinión emitida en este artículo es responsabilidad del autor y no necesariamente refleja la postura de Siete24.mx

Seguir leyendo

Columna Invitada

Ley MULA, mañosa y terca

Publicada

on

TU DECIDES

La diputada Aleida Alavés Ruiz, del distrito 19 de Iztapalapa del partido Morena, dirigida por su amigo, el ex diputado Porfirio Muñoz Ledo, promueve desde la anterior legislatura (la 64, septiembre de 2018 a agosto del 2021), una iniciativa engañosa y confusa, bajo los términos de igualdad sustantiva.

La propuesta incluye 48 iniciativas y la reforma de 29 artículos de la Constitución Mexicana. Lo alarmante del caso es que las reformas siguen un modelo extranjero y no ha mediado en el proceso consulta alguna a la mujer mexicana.

Sin seriedad y rigor y con tufo extranjero, es inviable plantear una iniciativa con cambios constitucionales, no solo por la Moratoria Constitucional acordada por el frente opositor, sino por la falta de claridad y transparencia con la que se está actuando. Basta de tocar nuestra Constitución, que desde 1917 hasta la fecha ha sido reformada en más de 700 ocasiones, siendo una de las más reformadas a nivel mundial.

No hace falta un gran esfuerzo para saber que la mujer mexicana lo que necesita y solicita con urgencia es seguridad, mejores ingresos, salud… , pero jamás @ALEIDAALAVEZ ha hecho y dado a conocer un estudio serio sobre lo que las cientos de miles de mujeres de su distrito (19, Iztapalapa) consideran prioritario, y no lo ha hecho simple y sencillamente porque la iniciativa que ella promueve bajo la dirección de @PMuñozLedo, no nace de las necesidades del pueblo sino de movimientos internacionales que usan a la mujer, confunden a la población, ideologizan las leyes y financian agendas, como lo han hecho desde hace más de 10 años para impulsar la promoción del aborto en el país, donde -según cifras del SAT- han ingresado a México desde el extranjero más de 2,500 millones de pesos con este fin www.depam.com.mx

Si ustedes preguntan a @ALEIDAALAVEZ sobre la asociación norteamericana de amor entre hombre y niño (NAMBLA) https://www.nambla.org/ o sobre el movimiento del orgullo pedófilo (MOP), se pondrá muy nerviosa, los conoce, pero de ellos no habla, promueve en cambio cambios constitucionales que dan cabida a esos usos que en México nadie quiere. https://www.sinembargo.mx/05-02-2021/3929775

La propuesta MULA (Muñoz Ledo – Alavés) propone, y es solo un ejemplo, que ahora la constitución mexicana diga que “toda persona tiene derecho a la sexualidad, a decidir sobre la misma y con quien compartirla, a ejercerla de manera libre, responsable e informada, sin coerción o violencia, así como a recibir la educación integral correspondiente”.

Habría que preguntarles si toda persona incluye también bebes y niños, niñas y adolescentes porque al no puntualizar la edad, dejan una enorme laguna en la Constitución, lo cual significa un retroceso grave en materia de defensa de los Derechos de los Niños, así de mañosa es la iniciativa.

Son ideologías extranjeras que se pretenden imponer en nuestras leyes, como ya ha sucedido en países como Brasil y Colombia donde se promueven iniciativas similares.
Si uno de los objetivos claros de la Constitución Mexicana es la salvaguarda de los derechos, no entendemos cómo es posible que la ley MULA ponga en entredicho derechos tan importantes como la Libertad de expresión.

El artículo 19 de la declaración universal de los derechos humanos dice que toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, sin embargo ahora, entre @PMuñozLedo y @ALEIDAALAVEZ, copiando, repito, modelos extranjeros, sin consulta alguna al pueblo y menos aun a sus representados, quieren que en nuestra Constitución se limite la libertad de expresión porque la ley MULA propone sancionar, bajo castigo, a quien se exprese en contra de los legislado.

Finalmente, aunque usted no lo crea, la ley MULA autoriza al estado a meter mano y definir sobre la participación de los colaboradores en empresas, sindicatos, organizaciones e instituciones educativas públicas y privadas, dejando a un lado la autonomía de las mismas.

Al modificar los artículos 3ro. y 35vo de la Constitución, introduciendo el término “paridad de género”, la ley MULA violenta la libertad de desarrollo y la libertad de asociación porque el Gobierno no puede decir, de ninguna manera, que tipo de personas se deben integrar a las empresas, los sindicatos, las universidades y demás organizaciones mencionadas.

Extraño el que una mexicana de 49 años nacida en cdmx, que estudió en la UNAM y representa en el congreso a Iztapalapa sea tan ajena a la realidad mexicana y esté impulsando desde hace tanto tiempo y con tanto empeño iniciativas y conceptos confusos, más propios de modelos extranjeros que del sentir de sus representados, es por ello por lo que hablamos de una iniciativa que es como las mulas: mañosa y terca. Como dice el refrán, la mula es mula y cuando no patea, recula. Al tiempo.

Pablo Mier y Terán @pablomieryteran

La opinión emitida en este artículo es responsabilidad del autor y no necesariamente refleja la postura de Siete24.mx

Seguir leyendo

Te Recomendamos