Connect with us

Opinión

El Culiacanazo

Publicado

on

Ciudad de México.— Por más que uno quiera dejar de lado comentar lo que sucedió el jueves pasado en Culiacán, Sinaloa, antes México ahora Chapoland, no es posible el hacerlo.

Lo que nos preguntamos, es quién tomó semejante decisión de capturar a Ovidio Guzmán y quién realizó los planes para hacerlo, planes realizados como todos los de la 4T, sobre las rodillas y con una falta total de análisis de la situación y las consecuencias.

Lo que sí queda claro es que mi “viejito lindo” no sabía nada, es muy fácil deducir esto ya que cuando aterrizó en Oaxaca y se le cuestionó al respecto y tenía cara de “what”, hasta se atrevió a esbozar un par de sus sonrisas cínicas, que a muchos molestaron.

Hay que mencionar que esto sucede por no usar el avión que ni Trump tiene y que no le interesa comprar. Él ha decidido volar humildemente en líneas comerciales, sin importarle que el estar incomunicado le impida tomar decisiones de suma importancia y gran trascendencia a las que está obligado como Presidente y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas.

Mientras Culiacán literalmente ardía en fuego, él estaba cómodamente sentado y disfrutando de alguna botanita y refresco, si es que la austera línea en la que le tocó volar los regala, porque si no ni modo a aguantarse la sed y el hambre, ya ve que él en varias ocasiones a mostrado su cartera en la cual no hay billetes y mucho menos tarjetas de crédito, él no es fifi, estas son para los neoliberales corruptos.

Esperemos que con esto se dé cuenta que el presidente debe estar comunicado las 24 horas del día y se decida a utilizar aviones privados, si quiere no de la majestuosidad del que tiene a la venta y no sale ni en rifa, pero sí en uno que le permita viajar cómodamente y a las horas que lo requiera hacer. No fuera que por estar incomunicado vuelvan a tomar decisiones por él y luego tenga que apechugar le gusten o no estas decisiones.

Parece ser que tampoco los integrantes del gabinete de seguridad sabían lo que sucedía, ya que primero aseveraron que no existía ningún operativo y al día siguiente dijeron lo contrario.

Hay quienes aseguran que nos mintieron de la más burda manera y que mi viejito lindo los acusó con sus mamás y entonces ante los pellizcos y coscorrones maternos decidieron no mentirle al pueblo bueno, mientras que por otro lado dicen que algún avispado mando inferior con el objeto de sobresalir y quedar bien con sus jefes tomó la iniciativa de hacerlo.

La primera es una burla descarada al pueblo bueno, ¡cómo que mentirnos!, y la segunda no sé si esté peor, qué control tienen sobre su personal, ahora resulta que cualquier integrante de alguno de los cuerpos policiales puede lanzarse a realizar operativos sin ton ni son.

Yo le voy a la segunda opción, ya que como dice mi viejito lindo, si él no miente los demás no mienten por el simple ejemplo que él nos da.

Siendo así, deberían por dignidad renunciar a sus cargos ya que han demostrado que no son dignos de la confianza de Andrés Manuel, que, sí perdona a los que han cambiado y ya no roban como gran parte de su gabinete, pero ineptos eso sí creo que no lo tolerara, ¿o sí?

La conferencia de prensa del viernes requiere de un análisis detallado, pero no lo haré y por falta de espacio sólo dejaré algunas precisiones.

El licenciado Durazo al puro estilo de su jefe, arranca aventados tiros de calentamiento contra las administraciones pasadas, nos aclara que el término de bajas colaterales es un terminajo fifi-neoliberal acuñado por el PRIAN diciendo: “la opción de continuar con el operativo del día de ayer hubiese implicado un altísimo en la posibilidad de bajas colaterales, como se les designó en tiempos idos”, ¿quién diablos habrá inventado este término Salinas, Zedillo, Fox, Calderón o Peña?

Continuó ya con tiros más directos: “Nos enfrentamos a grupos… estos grupos son resultado -aunque algunos actores políticos interesados del pasado no les guste reconocerlo- de décadas de corrupción política y abandono social”, quedando con esto mas que claro que en casi todos los países del mundo existen décadas de corrupción y abandono social, he de ahí la yakuza japonesa, la camorra italiana, etc., culpa del neoliberalismo mundial.

Ahora resulta que el crimen organizado es causa de esto y no de la ambición humana, organizaciones criminales siempre han existido y existirán en todos lados, incluso en los países sin corrupción política y sin abandono social. Pero como hay que seguir la tendencia que marca mi viejito lindo, adelante.

Y acaban por reiterar los “abrazos no balazos” que hoy han resultado insuficientes para frenar la criminalidad y se han endurecido acusándolos con sus mamás y el agresivísimo “fuchi, guácala” al que pocos resisten.

Luego el secretario de la Defensa claramente indica que no sabían nada, hasta que se trasladaron a la ciudad y ahí conocieron los detalles, se trataba de una orden de aprehensión provisional con fines de extradición emitida por un juez federal cuya responsabilidad de ejecución es del personal de la policía ministerial, quien: “en un afán de obtener resultados positivos, actuó de manera precipitada con deficiente planeación (…) omitiendo además obtener el consenso de sus mandos superiores”.

Como ven ya salió el peine, fue la policía ministerial, pero nunca se dijo quién fue el responsable de esto, a lo mejor fue “Fuenteovejuna” señor.

De lo sucedido, como en todos estos casos, salen mil y una versiones, que si lo agarraron almorzando en una carreta de mariscos o en su casa, que si iba solo o con su familia y así muchísimas, bueno hasta salió que el hijo de Durazo iba en la escuela con Ovidio, cosa que nada importa.

Luego de dar los informes se vino la guerra de las preguntas de los reporteros sinaloenses, fue una batalla cruenta donde hubo rudeza innecesaria y se derramó más sangre que el día anterior de la cual el gabinete de seguridad salió perdiendo ante la aguerrida prensa sinaloense, ya que la nacional estaba en Oaxaca desayunando tlayudas.

La pregunta que todo México y Chapolandia tenía en boca era: ¿lo liberaron?

Y esta fue realizada en diversas ocasiones y fue tan directa la ráfaga que dieron en el blanco y no les quedó de otra que contestar.

Y al más puro estilo de los políticos neoliberales, respondieron: que están trabajando en que no vuelva a suceder esto; que su compromiso es no perder tiempo y reducir los tiempos para poder regresar a la paz; ya tenemos a la Guardia Nacional; hemos modificado la ley; entre otras respuestas no respuestas. Cuando todo se reduce a un si a un no.

Dentro de estas respuestas neoliberales destacó la de ya somos 72 mil elementos en la Guardia Nacional y tenemos la meta de llagar a 140 mil elementos en el 2021, me pregunto ¿para que tantos?, si la política es de no hacer uso de la fuerza pública contra los delincuentes o acaso serán entrenados para repartir amorosos abrazos, gritar fuchi, guácala a todo pulmón y acusar a los delincuentes con sus mamás.

Y por fin ante la insistencia de los periodistas fifis-neoliberarles, hubo que dar una respuesta, y con la finalidad de no ser acusados del ilícito de liberar a un detenido, con gran habilidad declararon que no se continuó con el operativo y como no se había presentado al capturado ante las autoridades aún no era un detenido, una gran sutileza que les permite librarse de cargos.

Nunca aclaran quién tomó la decisión, como buen grupo la asumen en conjunto, aunque a varios de ellos se les notara cara de no saber los detalles de lo sucedido, y ya con el aval de mi viejito lindo no hay problema.

Sólo nos queda la esperanza de que las madrecitas del país regañen a sus hijos y estos les hagan caso, ya vimos cómo el Ejército que poco a poco se fue debilitando por eso de no responder a los ataques del pueblo bueno, la Guardia Nacional y demás cuerpos dedicados a la protección de los mexicanos no pueden contra los malos que también son pueblo, y así ellos ya saben el camino para delinquir sin consecuencias.

Y para concluir me queda una gran duda, si se armó todo este borlote con la captura del hijo del Chapo, el cual está muy lejos de tener el poder que tenía su padre, ¿porqué cuando capturaron a Don Chapo en el sexenio pasado no pasó nada?, veo dos caminos, estaba negociada su captura o sí sabían hacer las cosas. Como siempre, usted decide.

Domingo Días
domingo.dias@yahoo.com.mx

Opinión

La libre determinación de los pueblos

Domingo Días

Publicado

on

Evo Morales, Marcelo Ebrard, Bolivia, Golpe de estado, asilo político,
Marcelo Ebrard y Evo Morales / EFE

Ciudad de México.— Alguien diría que cada quién interpreta los hechos a su manera y nada más cierto, pero qué podemos decir cuando ante hechos semejantes, la misma persona los interpreta de manera diametralmente opuesta.

Esto solamente se explica cuando existen intereses personales o de plano que ya están más allá de la tercera edad, digamos por la quinta, donde ya se nos olvida lo que decimos y porqué lo decimos, es decir, estamos en plena demencia senil.

En Venezuela las elecciones se realizan cada 6 años, igual que aquí en México, con la diferencia que había la posibilidad de reelegirse, siempre y cuando soltaran la silla por un periodo presidencial, requisito que para su conveniencia eliminó Hugo Chávez, quien estuvo por tres periodos, aunque el último no fue completo ya que falleció y fue sucedido por Nicolás Maduro en medio de una diferencia de interpretación de las leyes, ya que quienes saben de esto dicen que debió haber asumido como presidente encargado Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional.

Maduro ya sobrevivió a un refrendo de mandato, figura jurídica que introdujo Chávez para preguntarle al pueblo bueno a mitad del periodo si quieren que continúe o no, algo parecido a lo que se acaba de aprobar el Congreso mexicano.

Sin embargo, Maduro no la ha tenido tan fácil como Chávez, ya que a pesar de mantener el discurso populista de su antecesor, el pueblo ya no está con él, y desgraciadamente su Comandante Supremo Hugo Chávez que se le aparecía en forma de pajarito y le confiaba los secretos del poder ya no se ha manifestado.

A principios de este año, ya ostentando la Banda Presidencial “Mi Viejito Lindo”, se realizaron elecciones en Venezuela y vaya revuelo que esto causó, se habla de un mega fraude electoral y se armó el jaleo internacional, unos países reconocían a Maduro y otros al proclamado presidente interino Juan Guaido.

De los 14 miembros del llamado Grupo de Lima, 13 se declararon a favor de no reconocer las elecciones por existir fraude electoral, sólo en nombre de México Andrés Manuel y Marcelo Ebrard no tomaron partido ante esto arbolando la libre determinación de los pueblos.

Evo Morales en Bolivia repite la receta de Chávez y modifica la Constitución que permitía una sola reelección después de pasado un periodo electoral de 5 años para poder reelegirse indefinidamente.

Y resulta ser que en la última de estas reelecciones se hace un mega fraude electoral, violando a lo descarado el Copyright de Manuel Bartlett, tiran el sistema electoral y se proclama ganador.

Y al igual que en Venezuela el pueblo bueno se levantó a protestar y a Evo no le quedó más que renunciar, si podemos decir que se renuncia a algo ilegítimamente obtenido, para evitar derramamiento de sangre, supongo que inspirado en “Mi Viejito Lindo” que se cubrió de gloria salvando vidas en Culiacán. Aquí entre nos ya lo quieren lanzar a Premio Nobel de la Paz.

Ya Andrés Manuel y Marcelo, le ofrecieron asilo político junto a sus compinches, de los cuales parece ser que ya hay más de 15 por aquí, evitando que el pueblo boliviano haga justicia al procesarlos por delitos electorales, interfiriendo abiertamente con la libre determinación de los pueblos que tanto defendieron para Venezuela.

Marcelo en la mañanera declara: “México por supuesto no vería con buenos ojos ningún tipo de gobierno que no emane de un proceso electoral legítimo”, dándole el aval de elecciones limpias al cochinero denunciado en Bolivia.

A Evo ya no lo apoya nadie en su país, ni el pueblo, ni la policía, ni los militares y ahora resulta salió volando, en avión cortesía del pueblo de México, renunciando a la presidencia, mientras nuestro multi utilitario canciller Marcelo dice que fue un golpe de Estado.

Ahora quien está en problemas es su camarada Evo en lugar de que al igual que en Venezuela abandere la libre determinación de los pueblos, ya anda convocando a una reunión urgente para pronunciarse al respecto para proteger las libertades y la democracia en los países.

Quién tuviera un amigo así, que ante sus valores, creencias y obligaciones como funcionario público saliendo a la defensa tirara todo esto por la borda.

Claramente la diferencia entre Venezuela y Bolivia es el origen del “presidictador” que las encabeza, en Venezuela es miembro de las fuerzas armadas por lo cual tiene control de estas y la utiliza en beneficio propio y no del pueblo, al igual que Chávez, mientras que en Bolivia el presidictador proviene de la sociedad y no ejerce poder sobre las fuerzas armadas y estas están en libertad de defender al pueblo y así lo hicieron.

Para nuestros gobernantes, la mayor diferencia es que en Venezuela la libre determinación de los pueblos era a favor de Maduro y en Bolivia la misma seria en contra de Evo, así pues, la libre determinación de los pueblos es para los cuates nada más.

La que si merece un aplauso es mi aclamada Claudia Sheinbaum, quien se aventó el mejor comentario en Twitter: “Angela Merkel tiene 14 años en el poder, pero como es Alemania nadie dice nada. Evo Morales tiene 13 años en la presidencia por decisión soberana de su pueblo, pero como es un país en vías de desarrollo, lo acusan de ´dictador´ El conservadurismo y su doble rasero”.

Mi querida científica, Alemania tiene un presidente federal que es Frank-Walter Steinmeier, mientras que Angela Merkel es la canciller, y ella no es elegida por el pueblo en las urnas, la nombra el Bundestag, que es el parlamento nacional de la República Alemana a propuesta del presidente federal y tiene mandatos de 4 años, sin límite; es un sistema parlamentario, en cambio Evo Morales en un sistema presidencialista modificó la Constitución de su país para permanecer en el cargo a través de la reelección y la OEA documento el fraude electoral con el que quiere perpetuarse en el poder. El progresismo popular y su interminable ceguera mental.

Póngase a estudiar un poco, que buena falta le hace, en vez de andar echando chal con Anel y tomándose selfis en el Autódromo.

*” Estamos a 354 días para que esto cambie por completo”: Mi Viejito Lindo.

Domingo Días.
domingo.dias@yahoo.com.mx
@domingodias7

Seguir Leyendo

Opinión

Cine: Huachicolero, autenticidad narrativa

Felipe Monroy

Publicado

on

huachicolero, cine, fortuna,

Ciudad de México.— ¿Dónde están los predilectos de la fortuna? ¿Dónde están sus palacios, los lujos y excesos a los que nos tienen acostumbrados como natural consecuencia las narrativas del crimen organizado? Huachicolero (México, 2019) no opta por el camino fácil: nos presenta el fenómeno del robo de gasolina sin la romantización del dinero ni del poder; su ruta, por más de una razón, es la autenticidad, la entrañable y dolorosa autenticidad.

Huachicolero es el primer largometraje del joven cineasta guanajuatense Edgar Nito quien ha decidido ofrecer una mirada sobre la realidad del sistemático robo de gasolina en los abandonados poblados mexicanos y cuyos efectos son mucho más complejos que el dinero fácil. La historia se desarrolla en el estado de Guanajuato, en precarios poblados asentados sobre las líneas subterráneas de gasolina que pasan por páramos desérticos cuyo horizonte dominan en la lejanía las antorchas de una activa refinería.

En la espesura de la noche y tras el tedio impasible de un soborno repetido mil veces, un primer crimen al pie de una toma clandestina de gasolina impone el tono y la oportunidad para comprender la realidad en la que vive el protagonista Lalo (un debutante Eduardo Bando) y el resto de los pobladores: el negocio de la gasolina robada es parte de la cultura, casi invisible pero cuya sombra se alza en las alegrías y esperanzas de todos los personajes.

Nito nuevamente hace mancuerna con Alfredo Mendoza (Masacre en San José -corto del 2015-) para escribir un guión original inspirado por trazos de acontecimientos reales. Se trata de la historia de Lalo, un adolescente de secundaria con las pequeñas pero heroicas aspiraciones de un muchacho amoroso, gentil, trabajador y obediente de su madre (Myriam Bravo). Lalo nos introduce, con su mirada sencilla y auténtica, a muchos de los perfiles y dinámicas sociales que son capturados por la cultura del huachicol: su trabajo -inocente y legítimo- convive con el negocio del robo de combustible; y sus deseos juveniles compiten con quienes usufructúan sus bienes; es decir: todas sus rutas son la misma ruta.

Nito aprovecha la experiencia actoral de Fernando Becerril (don Gil), Leonardo Alonso (agente Loaeza), Pedro Joaquín (Rulo), Regina Reynoso (Ana) y la propia Bravo para acompañar al novel Eduardo Bando en su idílica travesía y dejarse también acompañar él mismo por los espacios que le son propios y que rezuman autenticidad en este drama social.

Aunque el robo de combustible y las subsecuentes estrategias de los gobiernos mexicanos para intentar erradicarlo han dominado los titulares periodísticos en este 2019, Huachicolero nació como idea mucho tiempo antes de que siquiera fuera una preocupación popular y en el filme se refleja: la historia no fue forzada a posibilidades melodramáticas ni a exageraciones narrativas. En ella sólo vemos el crudo y auténtico escenario sobre el cual los personajes hacen su vida tan cotidiana como maravillosa.

Nito nos ofrece su ópera prima que suponemos trabajosa pero auténtica; una historia a veces terrible y dolorosa, y en otras grácil y risueña, pero incontestable, genuina. Ahí reside la fortaleza de esta propuesta y por ello el filme ha sido extensamente reconocido en los festivales internacionales donde ha sido presentado (Mejor Narrativa a filme internacional en el Festival de Tribeca y el Premio del Público en el Oldenburg Film Festival). No sólo por la pulcritud y creatividad técnica con la que se han aprovechado los pocos recursos que tuvieron el cineasta y el crew sino por la genuina naturalidad de la historia, la honesta mirada sobre aquello que nos enseñan tanto la sentencia del poeta López Velarde en el siglo XIX (“El Niño Dios te escrituró un establo y los veneros del petróleo el diablo”) y las silenciosas tragedias representadas todas en la explosión de ductos de gasolina en Tlahuelilpan a inicios de este año con la consecuente muerte de 173 personas que se dedicaban al huachicoleo.

@monroyfelipe

La opinión emitida en este artículo es responsabilidad del autor y no necesariamente refleja la postura de Siete24.mx

Seguir Leyendo

Te Recomendamos