Connect with us
Ingrid, la nota roja debe cambiar Ingrid, la nota roja debe cambiar

Opinión

Ingrid, la nota roja debe cambiar

Felipe Monroy

Publicada

on

En octubre de 1942, la prensa de la Ciudad de México destacaba en su sección policiaca las historias de dos singulares homicidas: Gregorio Cárdenas Hernández y Ricarda López Rosales. El primero había asesinado a cuatro mujeres (en realidad a tres prostitutas menores de edad y una estudiante de 21 años) y la segunda, envenenó a sus dos hijas.

Entre las páginas de las notas policiales, se vertieron infinidad de datos, hipótesis y testimonios. El caso de ‘El Estrangulador de Tacuba’ tuvo inmensa visibilidad y seguimiento: fueron publicadas las largas sesiones donde médicos psiquiatras debatían las condiciones mentales de Cárdenas, se abundó en sus traumas y enfermedades infantiles, se cuestionaron los márgenes de la justicia y el aparente éxito de la readaptación y reinserción social.

Menos comentado fue el caso de Ricarda López, pero el escritor/periodista José Revueltas publicó una compleja y provocadora nota policiaca el 6 de octubre de 1942 en ‘El Popular’. Revueltas advirtió “un fondo oscuro, aún indescifrable, en los móviles que llevaron a la infeliz madre a cometer sus horrendos crímenes”. De hecho, el titular de la nota son las crípticas palabras de Ricarda: “Ni usted ni nadie ha sentido lo que yo”.

Revueltas encontró hace medio siglo en la declaración de la mujer una voz casi profética y la reprodujo con un propósito: “Pienso muy lejos –dice textualmente Ricarda-, no en lo que me va a pasar mañana, sino en el porvenir dentro de cincuenta años, de diez, de cinco, y siempre será igual”.

Al parecer, Ricarda habría matado a sus dos hijas por miseria, por desesperación; pero el interrogatorio del juez a la acusada deja en claro una realidad más compleja. Ricarda había tenido a sus hijas con un hombre que la abandonaba cíclicamente para irse con otras mujeres; de hecho, vio morir a una tercera hija quizá por las precarias condiciones en las que vivía. Ricarda trabajaba y tuvo otras parejas sentimentales (que nunca se ocuparon realmente de ella ni de sus hijas, aunque quizá sí la contagiaron de sífilis). Cuando se enteró de un nuevo embrazo fue despedida por su patrona; intentó sin éxito mantener a sus hijas en la beneficencia y finalmente, en el fondo de la angustia y la soledad, compró somníferos para envenenarlas y darse muerte ella también.

¿Qué pensaría Ricarda? ¿Cómo intuía su futuro y el futuro de sus dos hijas? El juez le reclama su extremo pesimismo en el mundo, pero en la voz de la mujer se revela que, en efecto, su horizonte y el de sus hijas era y sería negrísimo: precariedad, acoso, abuso, invisibilidad, abandono, enfermedad, discriminación, sojuzgamiento. En fin, el futuro para ella, para sus hijas y quizá las hijas de sus hijas sería no más que miserable.

El brutal crimen perpetrado contra Ingrid Escamilla en la Ciudad de México y los incontables homicidios contra mujeres en el país por supuesto han indignado a la sociedad mexicana y, por desgracia, la han llevado frente al mismo horizonte que quizá advirtió Ricarda. Pero no sólo por los crímenes en sí, sino por el papel de los medios frente a esas desgarradoras historias.

El tratamiento de las historias y las imágenes en la nota roja de los medios actuales es deplorable; pero no sólo por el lucro del morbo y espectáculo. No ha cambiado un ápice la narratoria en la que se confiere absoluto protagonismo a los ‘monstruos criminales’ (de Goyo Cárdenas, por ejemplo, se sabe todo, mientras de sus víctimas casi nada) y tampoco ha evolucionado la perspectiva sobre la necesidad del detalle hórrido ni el acercamiento a la humanidad herida (en mi primer día en la fuente policial, un veterano periodista me recomendó vociferarles a las viudas, a los huérfanos y a las personas aún en shock como lo haría un judicial: sin vísceras).

Y, sin embargo, la nota policial sigue teniendo utilidad mientras el sentido trágico de los actos antisociales coopere a defender o recuperar mínimos de convivencia, mientras provoque el desprecio del mal y del abuso, cuando ayuda a comprender los riesgos en los que las víctimas se encontraban voluntaria e involuntariamente; cuando humaniza a las víctimas y sí, cuando también humaniza a los victimarios como en el caso de Ricarda. La nota policial sigue siendo útil cuando mira los perfiles y contextos de las realidades que constriñeron a los miserables; cuando evidencia la perniciosa burocracia de la justicia o la crueldad de los administradores de la ley. Cuando su servicio se enfoca en promover el bien y lo correcto aún en el nefando territorio de la tragedia.

@monroyfelipe

La opinión emitida en este artículo es responsabilidad del autor y no necesariamente refleja la postura de Siete24.mx

ebv



Dejanos un comentario:

Opinión

¿Qué sentido tiene pedir dinero a través de una rifa?

Columna Invitada

Publicada

on

López Obrador (Cuartoscuro)

Por Javier Castañeda Monter*

El día miércoles 12 a las 19:00 horas nuestro Presidente constitucionalmente electo cito a un número cerrado de empresarios para pedirles que compren una cantidad importante de boletos de una rifa que se llevará a cabo en septiembre.

El sentido de la rifa es noble, ayudar con equipamiento médico a los hospitales.

Pero ¿qué no equipar hospitales es esa la función del estado a través de nuestros impuestos?

Creo que el sentido “noble” queda fuera cuando se sustituye la función del estado, pues pierde veracidad al pedir a los empresarios que hagan lo que el estado debe de hacer, además de que tiene el dinero para hacerlo.

Pero mi reflexión no se queda ahí, esa es un primer pensamiento, pues desde que me enteré, mi cabeza no dejó de girar en torno al uso eficiente del dinero.

Si nuestro Presidente constitucionalmente electo necesita dinero para equipar unos hospitales, ¿por qué no pide los bienes que necesita?, ¿no es eso más eficiente?

Yo veo cómo el dinero que entra al gobierno no llega intacto al beneficiario, sea un ciudadano o un organismo. El dinero que le llega al gobierno se desgasta en burocracia, va teniendo que desgastarse en papeles, sellos, acuerdos, y demás cosas que el gobierno hace para adquirir los bienes, así de cada cien pesos que recibe el gobierno, llegan setenta al beneficiario; si la maquinaria funcionó.

¿Cómo llegamos a este número?, es una división simple, cuánto recauda el gobierno, cuánto gasta en servicios a la sociedad y lo demás, es dinero que el gobierno necesita para operar.

¿Para qué desgastarse en hacer una rifa?, de entrada la cena ya nos costó a todos los mexicanos, aunque sólo fuera un megatamal con un chocolate.

¿Por qué no simplemente pedirles los bienes que se necesitan?

Todos esos empresarios, si todos, los cien citados tienen unas áreas de compras súper eficientes. A través de sus áreas de compras negocian el mejor de los precios y los plazos y logran comprar el mejor producto para cubrir las necesidades de la empresa, que después se traducen en bienes y servicios para la sociedad o el mercado en el que están.

A mí se me antoja que es una forma de decirle a los “AMLOVERS” vean cómo le quito el dinero a los ricos para dárselo a los pobres, es una forma de satisfacer el dolor de la neurosis colectiva que existe contra los ricos.

¿Lo logró?, por supuesto. No hay duda alguna, este modelo de comunicación no directa le está funcionando muy bien, mientras que los “AMHATERS” ven el evento como un distractor que quiere esconder los problemas reales.

Así, es súper inteligente Presidente constitucional que tenemos mantiene a todo el país entretenido y él va logrando su cometido, preparar los ánimos para el 2021.

*La opinión del autor no refleja la postura oficial de Siete24.mx

Seguir leyendo

Opinión

Tamal de huevo

Domingo Días

Publicada

on

Tamal de huevo

Ante la controversia que se desató por la supuesta eliminación del Código Penal el delito de feminicidio, delito que según informes oficiales “solamente” ha crecido un 104% en los últimos tres años y existen muchos casos que no se consideran feminicidio por la misoginia e intereses políticos, íbamos a dedicar esta columna al tema.

Pero a petición de Mi Viejito Lindo dejaremos este tema de un lado ya que hay pruebas de que sus detractores lo están magnificando para causarle daño a su imagen, y nos distrae de lo realmente importante que es la rifa no rifa del avión presidencial y que por andar de flojos ya ni nos acordamos de nuestra Constitución.

Con gran acierto y su magnífico ojo clínico, vio cómo el pasado 3 de febrero nadie se acordó de la Constitución Mexicana, cosa que le preocupó de sobremanera.

Con la finalidad de que nuestros niños no se olviden de nuestros héroes, o más bien de los que la versión oficial de la historia nos ha dado, una versión oficial en blanco y negro sin grises, donde sólo hay héroes y villanos, sin ningún ser humano con virtudes y defectos, Mi Viejito Lindo manda iniciativa al Congreso para eliminar la movilidad de estas fechas.

Estamos ansiosos de saber qué sucede, ya que nuestros legisladores han demostrado con creces que creen fervientemente en la separación de poderes y no reciben línea de Palacio Nacional, ya que la existía en Los Pinos ya se canceló por falta de pago.

Cabe mencionar que el actual secretario de Turismo, Miguel Torruco, cuando estaba del lado empresarial fue de los principales promotores de esto, y ahora no le quedó de otra y al acostumbrado estilo de la 4T, ni modo: “si lo dice Andrés a lamerle los pies”, donde podemos darle la medalla de oro al ingeniero Javier Jiménez Espriú que ya domina este esto.

Por más argumentos que se han dado en diversos medios, desde la parte económica con la derrama que en materia de turismo genera, hasta la parte social donde se habla de la integración familiar, lo cual es fundamental en la reconstrucción del tejido social del país, elemento clave del “abrazos y no balazos” para lograr la paz en Mexico, estos no fueron suficientes.

Y como van a ser suficientes, si Mi Viejito Lindo, experto en historia y amante de los héroes patrios, sabe de la importancia de llevar tatuado en el corazón el amor por la patria, acaso no han visto el fervor y la enjundia con la que entona nuestro Himno Nacional en las ceremonias oficiales, y la gallardía y porte para saludar a nuestro lábaro patrio. No cabe duda, su ejemplo va permeando en nuestros corazones, de igual manera que su honradez probada ya es una consigna personal en sus más cercanos colaboradores como Marcelo Ebrard y Manuel Bartlett.

Pero como siempre en esta 4T, Miguel Torruco ya tiene un “Plan B” y ya está viendo con Esteban Moctezuma encontrar fechas para que los alumnos puedan tener fines de semana largos y hacer estos obligatorios para todos.

Excelente plan, ahora descansaremos los tres fines de semana largos para apoyar al turismo y la integración familiar, además de los días oficiales y los puentes que se puedan lograr cuando estos caigan en martes o jueves, eso si con el compromiso de cumplir nuestro deber cívico de acordarnos porqué nos tocó rascarnos el ombligo ese día.

De la rifa, cada día todo está más claro, se rifa un avión que no es avión, pero se rifa lo que vale el avión, un avión que prometió vender y no ha vendido y ahora lo está rifando, pero no lo va a rifar, “parece trabalenguas”.

Nuevamente con su ojo clínico se dio cuenta que al no rifar realmente el avión se generó un desánimo en participar, ya que es más de lo mismo, un simple sorteo a los que ya nos tiene acostumbrada la ahora extinta Lotería Nacional para la Asistencia Publica en proceso de fusión con Pronósticos Deportivos, decidió organizar una cena con los 100 hombres y mujeres que dominan el ámbito empresarial de este país para venderles algunos boletitos.

El objetivo de esta cena era colocar 4 millones de los 6 millones de cachitos de $500.00 cada uno en paquetes de 40 mil boletos cada uno con una aportación de 20 millones cada empresario.

En esta deliciosa cena de tamales de chipilín y chocolate, ya que a estos no les gusta el atole con el dedo, se dedicó a explicarles con detalle el objetivo de la rifa y cómo se está organizando esta. Y estos que han demostrado que de negocios si saben y que siempre hay que estar bien con quien les puede dar o revocar concesiones, mandar auditorías, dar y quitar contratos, no se les atragantaron los “Tamales de (a) Huevo” y sacaron las chequeras.

Nuestro flamante e independiente fiscal general, Alejandro Gertz Manero, quien no recibe línea de Mi Viejito Lindo, como buen investigador y con la perspicacia que lo caracteriza, encontró cómo convencer a una empresa constructora, a la que le habían dado una lanita por la cancelación de un contrato con el Infonavit, regresara 2 mil millones, el 40% de lo que recibió por esta cancelación.

Le entregó como dicen por allí, haciendo “caravana con sombrero ajeno”, estos 2 mil millones que pertenecen al Infonavit, es decir, a los trabajadores que han puesto su dinero para poder hacerse de su casita.

Hay que ver como resuelven el problema del Infonavit cuando éste quebranto salga a flote y se necesiten esos 5 mil millones que debió pagar Alejandro Murat Hinojosa, actual gobernador de Oaxaca, cuando era Director General de este instituto para poder cancelar el contrato que tenía de exclusividad con una constructora.

Domingo Días.
domingo.dias@yahoo.com.mx
Twitter: @domingodias7
www.domingodias.com

• “Un año más para que esto cambie por completo”, AMLO 1/11/19. Que emoción en tan sólo 260 días México será otro.

ebv

Seguir leyendo

Te Recomendamos