El coordinador del PAN en la Cámara de Diputados aseveró que señales como una Guardia Nacional militarizada y un Fiscal General “Carnal”, enfilan a México al autoritarismo

Jorge Francomárquez

Jorge Francomárquez

México.— El líder del PAN en la Cámara de Diputados, Juan Carlos Romero Hicks, consideró que en este momento hay peligrosas señales que encaminan a México hacia el autoritarismo: un Fiscal General de la República sin el soporte legal para la autonomía del Ejecutivo y una Guardia Nacional que será ajustada por un dócil grupo de Senadores de la República para que quede confeccionada al deseo del ejecutivo federal.

Romero Hicks advirtió que, en 51 días, el gobierno se ha personificado en una sola figura; se ha decantado más por agradar en el terreno popular que actuar en la ruta de lo correcto, con un saldo de pérdidas en lo económico, lo político y lo social, dejando una estela de polarización en la sociedad mexicana.

Explicó que millones de mexicanos han puesto su esperanza en que la realidad cambie para bien, y cuestionó: ¿cómo puede haber cambio si toda la Nación pudo atestiguar  la elección de un Fiscal General de la República sin la garantía de una autonomía efectiva del Ejecutivo, a través de las modificaciones al artículo 102 y que derivó en que la mayoría del Senado de la República votó por un candidato a ese puesto con una trayectoria adecuada pero que no oculta su cercanía al Presidente López Obrador?

Te puede interesar Desaprueba AMLO cambios a Guardia Nacional

El partido MORENA junto con sus aliados naturales y los apoyos que ha sumado en los últimos días, han echado abajo la lucha que realizaron por años, organismos civiles y partidos políticos como Acción Nacional, hacia la conformación de la Fiscalía General de la República, como una institución independiente del poder central”

Romero Hicks advirtió que, en un país donde se cometen 33 millones de delitos cada año, este gobierno jugó con la necesidad de millones de mexicanos que reclaman contar con un mejor acceso a la justicia.

El legislador señaló que elección de una persona preparada y que acredita experiencia para el cargo pero con clara cercanía al presidente López Obrador como el Fiscal General de la República, pareciera formar parte de una estrategia para sentar las bases de un régimen autoritario, al que se le suma la conformación de una Guardia Nacional no civil, que pone en grave riesgo el pacto federal y las libertades que hoy todavía gozamos.

Te puede interesar Contratarán 2 mil nuevos piperos anti-huachicoleo

En Acción Nacional, apuntó el diputado, existe pleno convencimiento de que la Guardia Nacional frente al imperativo de mantener el orden público interno y la seguridad ciudadana, tiene que realizar esa función con cuerpos policiales civiles. 

Y después, de forma extraordinaria tendrá que haber participación de las Fuerzas Armadas de manera justificada, excepcional, temporal y restringida a lo estrictamente necesario en las circunstancias de cada caso, indicó.

Resulta francamente fuera de lugar que, una vez que la mayoría del Partido MORENA en la Cámara de Diputados aprobara la Guardia Nacional, el Presidente López Obrador, sin ningún respeto por la separación de poderes, indique al grupo mayoritario de los senadores que modifiquen la Minuta, en línea con su deseo de ejercer un control absoluto y personal de la fuerza armada”

Lo anterior, afirmó, atenta contra las instituciones que hemos construido los mexicanos, pone en peligro además la soberanía de los estados y sus autoridades democráticamente electas.

En este sentido, a nombre de Acción Nacional el coordinador panista hizo un llamado a los mexicanos a poner atención a todos estos cambios y ofreció dar la lucha desde el Legislativo para evitar que se desarrollen estos síntomas de pavimentación del camino hacia el autoritarismo.

JFM