Connect with us
Tortuga, plástico, ecosistema, mar, muerte, asfixia, contaminación, Florida Tortuga, plástico, ecosistema, mar, muerte, asfixia, contaminación, Florida

Ciencia

Tortuga bebé muere después de ingerir piezas de plástico

En su interior la tortuga tenía mas de 100 piezas de plástico. Foto: Facebook | Gumbo Limbo
Andrés Valdez

Publicada

on

Florida.— Una cría de tortuga marina que llegó a la playa Boca Raton, en Florida, murió poco después de ser encontrada. Tenía al menos 104 piezas de plástico en el intestino.

El centro de rehabilitación de tortugas Gumbo Limbo, con sede en el estado, informó que halló a la pequeña tortuga marina en condiciones graves.

Te puede interesar: Salvan a tortuga con cuchara en la nariz

El diario británico The Guardian menciona que, Emily Mirowsky encontró al animal con el caparazón en buenas condiciones pero que no se movía mucho y en el proceso de determinar la causa de la muerte de la tortuga. La joven encontró 104 piezas de plástico en su interior.

“Cada vez que ella cortaba, salía más plástico de su estómago”, dijo Whitney Crowder, quien dirige el centro de rehabilitación donde la tortuga fue tratada.

Gumbo Limbo publicó en Facebook la imagen de la tortuga muerta con los restos de plástico y escribió: “Este es un triste recordatorio de que todos tenemos que hacer nuestra parte para mantener nuestros océanos libres de plástico”.

El plástico en el interior de las tortugas es un problema que se ve muy seguido. Pues los animales llegan a una línea de maleza donde es inevitable que las más pequeñas coman la basura que se acumula en ese sitio.

Explicó que el plástico bloquea los sistemas de las tortugas y algunos pinchan sus estómagos.

JAVS



Dejanos un comentario:

Ciencia

El Pacífico mexicano, un mar de microplásticos

Una de las principales fuentes de microplásticos son las fibras sintéticas

Notimex

Publicada

on

Por

Ciudad de México.— El Pacífico central mexicano es un mar de microplásticos, pues se detectó la presencia de pequeños fragmentos de polímeros sintéticos menores a 5 milímetros, afirma Eva Rose Kozak, doctora en Biosistemática, Ecología y Manejo de Recursos Naturales y Agrícola, e investigadora del Centro Universitario de la Costa Sur de la Universidad de Guadalajara.

Tan sólo en Barra de Navidad, en la costa sur de Jalisco, hay miles de piezas de microplásticos por kilómetro cuadrado de superficie y por metro; se calcula la presencia de una a dos piezas, explica en su trabajo.

Según un estudio publicado en la revista científica Plos One, se estima que los mares del planeta están contaminados con aproximadamente 5.25 billones de micropartículas de basura plástica flotante, pero “en los mares mexicanos, la investigación es prácticamente nula”.

El estudio de Kozak es apoyado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y es el primer esfuerzo de investigación para cuantificar microplásticos en las aguas costeras del Pacífico mexicano y su efecto en los sistemas marinos.

La investigadora indica que mediante la acción bacteriana, el oxígeno atmosférico, la radiación ultravioleta y el movimiento de las olas, el plástico que llega a los océanos se fragmenta y se convierte en minúsculas partículas.

Más: Hallan seis kilogramos de plástico en ballena muerta

La científica comenta que, en el caso de la Barra de Navidad y Cuastecomate, en Jalisco, así como en Manzanillo y Santiago, en Colima, una de las principales fuentes de microplásticos son las fibras sintéticas; “al lavar la ropa, el agua se va directamente al mar porque las plantas de tratamiento no existen o no funcionan. Las microfibras de polietileno que se desprenden se convierten en la mayor concentración de microplásticos detectada”.

El zooplancton “confunde las partículas con alimento, lo que no les permite vivir y crecer, lo cual podría disminuir la transferencia de biomasa, situación que pone en riesgo a estos diminutos organismos, de quienes “depende la mayoría de la vida marina”.

En los últimos años, las campañas de reciclaje y anti-popotes han sido las estrategias para hacer un llamado colectivo a la acción con el fin de crear conciencia sobre la contaminación por plásticos, “pero el esfuerzo ha sido insuficiente”.

Para la investigadora, es necesario un cambio en los patrones de consumo. Sensibilizar a las poblaciones locales es una actividad que inicia mediante el Programa Interdisciplinario de Educación Nacional para la Salvaguarda Ambiental -PIENSA. Es necesario “hacer ese vínculo con la comunidad y dar a conocer información sobre cómo impactar lo menos posible”, finaliza.

Esta iniciativa contará con la participación de alumnos de biología marina, quienes realizarán talleres y actividades con los habitantes de la comunidad de San Patricio – Melaque, ya que 80 por ciento de la basura que flota en los océanos es plástico, según un estudio publicado en la Revista de Polímeros y medio ambiente (Journal of Polymers and the Environment).

JAHA

Seguir leyendo

Ciencia

Buscan estrategias para proteger a la vaquita marina

Siete24.mx

Publicada

on

vaquita marina, UNESCO

Ciudad de México.— El Gobierno Federal instaló este martes la mesa de trabajo “Estrategia del Golfo de California” para buscar soluciones en la protección de la vaquita marina, el mamífero marino que más cerca está de la extinción tras haberse convertido en víctima colateral de la captura en aguas de México de la totoaba.

La totoaba es un pez cuyo buche es comprado por sumas exorbitantes en China, pese a que su exportación es completamente ilegal.

“La mesa tiene el objetivo de, en conjunto, lograr acciones oportunas para resolver la situación que afecta el Alto Golfo de California”, especificó la Secretaría de Gobernación (Segob) en un boletín.

La estrategia será coordinada por la Segob, y su titular, Olga Sánchez Cordero, hizo un llamado a sumar esfuerzos, sobre todo “en cuatro líneas de acción principales”.

La Segob se propone trabajar en el bienestar de los pobladores y las regiones afectadas, en salvaguardar las actividades en la zona del golfo, en la vinculación internacional y la mejora regulatoria de las labores pesqueras y en combatir las prácticas indebidas sobre el terreno.

Te recomendamos: Protege UNESCO el hábitat de la vaquita marina

“No tenemos tiempo que perder. Lo último que sabemos es que quedarían menos de veinte vaquitas. Tenemos la oportunidad de hacer crecer la población de esta especie si se ponen en marcha todas las medidas para eliminar la pesca ilegal”, dijo en septiembre a Efe Ivonne Higuero, responsable de la convención de la ONU que regula el comercio internacional de especies amenazadas (CITES).

Desde 2015 en el Alto Golfo de California había una veda de pesca compensada con una paga mensual a los pescadores impedidos de salir a la faena, una ayuda que el Gobierno del presidente Manuel López Obrador suprimió a principios de 2019 por considerar que no contribuyó en nada a la protección de la vaquita.

El pasado mes de octubre, las autoridades mexicanas colocaron las primeras boyas del área de recuperación de la vaquita marina, un territorio de 288 kilómetros cuadrados.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de México emitió en ese momento una recomendación dirigida a los organismos gubernamentales relacionados con el incumplimiento de disposiciones jurídicas para proteger a la vaquita marina, la totoaba y otras especies endémicas de la reserva de Alto Golfo de California. EFE

JAHA

Seguir leyendo

Te Recomendamos