Foto: Pixabay

La compañía Nest respondió a la cadena NBC News que transmitió la historia rechazando que su sistema tenga fallas de seguridad

Siete24.mx

Siete24.mx

Chicago.— Cuando la espeluznante voz de un extraño comenzó a escucharse desde el sistema de hogar inteligente que instalaron en su casa y amenazó con secuestrar a su bebé, el matrimonio Rigney no pudo sentir escalofríos porque el sistema también subió el termostato de la habitación como intentando asfixiarlos.

No es un relato de ciencia ficción. Así lo vivieron Ellen Rigney y su esposo en días pasados cuando su sistema de ‘hogar inteligente’ de la marca Nest se volvió una pesadilla.

Nest Laboratories es una desarrolladora de productos digitales inteligentes para hogares que incluyen termostatos, detectores de humo, sistemas de seguridad (cámaras, videograbación, alarmas), timbres y cerraduras automáticas.

Más: Mexicanos realizan robot para ubicar objetos en casa

Todos sus aditamentos prometen a las familias más seguridad y comodidad para sus actividades cotidianas; principalmente porque el sistema inalámbrico es autoprogramable que se retroalimenta de la experiencia real con sus usuarios. Nest fue fundado por ingenieros de Apple y Google adquirió la marca en 2015.

El matrimonio Rigney decidió instalar el sistema Nest en su hogar para volverlo inteligente y colocaron cámaras por toda la casa, principalmente para vigilar a su bebé de cuatro meses de edad. Toda la instalación tuvo un costo superior a los 4 mil dólares.

La noche del 10 de enero pasado comenzó el terror. “Escuchamos algo proveniente de la habitación de Topper y pensamos que se trataba de una alerta de monóxido de carbono, pero al acercarnos escuchamos gemidos y jadeos que emanaban de la habitación”, dijo Ellen Rigney a NBC.

Cuando la pareja encendió la luz del cuarto, una voz gritó que apagaran la luz. “Luego, la voz dijo: Voy a secuestrar a su bebé, estoy en el cuarto de su bebé”, reveló Rigney. El matrimonio reparó en que se trataba de un hackeo del sistema, apagó el Wi-Fi y llamaron a la policía.

La pareja también ha notificado a Nest de esta falla pero aseguran que la empresa no ayuda en nada ni pide disculpas por el error de su sistema.

Es muy molesta e incómoda esta situación -asegura Rigney-, se supone que adquieres algo que te hace sentir mejor, más segura y, por el contrario, te sientes peor”

La compañía Nest respondió a la cadena NBC News que transmitió la historia rechazando que su sistema tenga fallas de seguridad, sino que la pareja no tuvo cuidado en la creación de su contraseña que, seguramente, fue hackeada.

Nest también sugirió a sus usuarios a seguir la doble verificación de las contraseñas y los usuarios de sus equipos.

JAHA