El ex presidente Vicente Fox se llevó la noche en el programa de Conan O'Brien "Made in Mexico", que se transmitió anoche en Televisa.

México.- El presentador estadunidense Conan O’Brien presentó su programa Made in Mexico, en el que defendió el aporte de los inmigrantes mexicanos a los Estados Unidos y tuvo como invitados al actor Diego Luna y al ex presidente de México, Vicente Fox, quien se llevó la noche con sus “maravillosas ayudas visuales”.

En la emisión que también se transmitió en México a través de Las estrellas, en Televisa, donde se grabó el programa, O’Brien destacó las contribuciones culturales de los mexicanos inmigrantes en Estados Unidos, que viven amenazados por el presidente Donald Trump.

Vicente Fox le llevó como obsequio a su anfitrión un par de botas hechas en México con la leyenda “No fucking wall”, en referencia al muro que quiere construir Trum; además de un plato de enchiladas, y remató con la britneyseñal entre las risas de ambos.

Fox le mandó a decir a Trump que si quiere negociar con México tiene que “considerar la enchilada completa… tiene que aprender que somos su mejores amigos y socios”.

Fox también afirmó que la animadversión de Trump hacia México se debe a que el magnate neoyorquino quiso construir una de sus torres en un santuario natural en el área del Golfo de Cortés, en Baja California.

"Desde luego no se le permitió y se enojó con los mexicanos, pero tal vez también tiene que ver con el color", sugirió el expresidente, añadiendo "Parece no gustarle el color café".

¿Ya leíste Mexicanos no pagarán el muro? 

El programa dio inicio con el comediante cruzando la frontera por el desierto y guardias fronterizos mexicanos le piden su pasaporte y lo examinan “exhaustivamente”, pues los estadunidenses que entran a México son sujetos de “escrutinio extremo”.

"Soy él, el comediante, presentador de televisión", dice Conan, mientras les muestra un video de él en su celular, pero los policías no lo reconocen y comentan entre ellos “No nos están mandando a su mejores hombres”, parafraseando las declaraciones del presidente estadunidense. Finalmente logra entrar a México perseguido por un perro.

Más adelante el conductor recibió a Diego Luna, quien le llevó una botella de mezcal y le despeinó su copete rubio, porque le recordó a un desagradable personaje.

Conversaron sobre el muro y el actor comento “hoy más que nunca hay que estar unidos… La ignorancia se ataca con amor, con entretenimiento”.

También te puede interesar: O'Brien hasta en las telenovelas

Conan O'Brien

npq