Valentín Pimstein Weiner, aficionado a las historias románticas produjo varias telenovelas en México y fue considerado el padre de la novela rosa

México.— Valentín Pimstein Weiner, aficionado a las historias románticas y melodramáticas produjo varias telenovelas en México y fue pionero de la  llamada “novela rosa” en Televisa.

Pimstein nació en Chile y fue el séptimo hijo de nueve de una familia ruso-judía. Se casó con  Victoria Ratinoff, con quien tuvo tres hijos, Víctor, Verónica y Viviana.

Luego de cumplir la mayoría de edad, salió de su país natal y fue así que llegó a México, donde se convirtió en asistente de dirección de un estudio cinematográfico y auxiliar de un club nocturno en donde conoció a Emilio Azcárraga Milmo, que en ese entonces era propietario de Telesistema Mexicano (hoy Televisa).

Valentín Pimstein creó y produjo las primeras telenovelas mexicanas a comienzos de la década de los 60, entre las que destacan Mundo de Juguete, Pobre Clara, Rina y Viviana que marcó la década del 70.

Pero la telenovela que más recuerda el pueblo mexicano fue Los ricos también lloran, la cual comenzó la internacionalización de las telenovelas mexicanas.

Otras telenovelas que tuvieron gran éxito fueron Gutierritos, Mundo de juguete, Colorina, Vanessa, Chispita, Amalia Batista, La fiera, Vivir un poco, Rosa salvaje, Carrusel, Simplemente María, La pícara soñadora y María Mercedes, entre otras.

Lanzó a infinidad de actrices al estrellato, entre las que se encuentran Verónica Castro, Lucía Méndez, Angélica Aragón, Ediht González y Victoria Ruffo.

Asumió el cargo de Vicepresidente de Telenovelas en Televisa, desde donde supervisó el trabajo de un grupo de productores jóvenes, entre los que destacan, Juan Osorio, Pedro Damián, Angelli Nesma Medina, José Alberto Castro, su hija Verónica Pimstein, Lucero Suárez, Salvador Mejía, Nicandro Díaz González e Ignacio Sada Madero que hoy en día producen grandes telenovelas.

Valentín Pimstein también ocupó el cargo de Consejero de la Presidencia del consorcio televisivo.

Pimstein fue conocido como "El padre de la novela rosa", porque la mayoría de sus historias trataban de amor, pero el rasgo más característico es que en sus historias podía pasar cualquier cosa, por más inverosímil que pareciera.

AGP