Puños levantados y familias abrazadas

Jorge Francomárquez

Jorge Francomárquez

Ciudad de México.— Con un minuto de silencio, puños levantados y familias abrazadas, así recordaron cientos de personas concentradas en el Centro Histórico de la Ciudad de México a las víctimas fallecidas por los sismos del 19 de septiembre de 1985 y 2017, para luego participar en el macrosimulacro.

sismo_amieva_2

A la 13:16 horas de este miércoles se activó la alerta sísmica, por lo que trabajadores de oficinas, comerciantes y visitantes que se encontraban en el primer cuadro de la cuidad evacuaron edificios, tiendas y museos, y se concentraron fuera de los edificios.

Te puede interesar CDMX, aún frágil a un año del sismo

Grupos de brigadistas participaron del simulacro con casos supuestos de emergencia: personas desmayadas, lesionadas, o auxilio a personas de la tercera edad y discapacidad.

sismo_amieva

El jefe de gobierno capitalino, José Ramón Amieva, informó que tuvieron que atender algunas personas por crisis nerviosas y a algunas por lesiones menores que “no fueron de riesgo”.

Te puede interesar Con ansiedad e insomnio, mexicanos recuerdan el sismo

En el macro simulacro que se llevó a cabo este miércoles con motivo de los aniversarios de los sismos de 1985 y 2017 hubo 18 mil 485 inmuebles evacuados y participaron 8 millones 114 mil personas participantes, 76 mil personas con discapacidad, Más de 200 mil adultos mayores, 20 mil elementos de diferentes corporaciones policiacas, de rescate y protección civil, 28 escenarios con diferentes hipótesis para el desarrollo de los rescates.

sismo_amieva_3

ebv