El prófugo ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, acusó persecución política de la nueva administración de Javier Corral

México.— El prófugo ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, acusó persecución política de la nueva administración de Javier Corral ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Duarte argumentó que se está utilizando todo el aparato gubernamental para denostarlo, luego de que el gobierno panista de Chihuahua le fincó cargos por peculado.

"Duarte no es ningún perseguido político, Duarte es un prófugo de la justicia, lo perseguimos por peculado, lo estamos persiguiendo por lo que se robó, no por sus ideas políticos ni por su filiación", dijo esta mañana a medios Javier Corral.

TE RECOMENDAMOS: Miroslava escribió sobre el narco en Chihuahua

Ante la presunción de que el priísta está fuera del país, la Interpol ya giró una orden de búsqueda, una ficha roja que fue girada a 190 países para su posible de localización.

Al tiempo El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Chihuahua confirmó que el ex mandatario César Duarte, el ex alcalde Javier Garfio, el ex director de Administración, Gerardo Villegas y el ex titular de educación estatal, Ricardo Yáñez interpusieron su quejas, pero ellos porque los tienen incomunicados luego de ser arrestados.

LEE TAMBIÉN: Indaga PGR asesinato de periodista en Chihuahua 

En noviembre pasado, el coordinador del gabinete de Corral, Gustavo Madero, denunció a Duarte por el supuesto desvío de al menos 500 millones de pesos (26.3 millones de dólares) a través de empresas fantasma.

Madero acusó al Gobierno de realizar adjudicaciones directas a un puñado de amigos en lugar de llevar a cabo licitaciones, lo que llegó “a representar más de 60% de toda la obra pública”, y de vender “bienes públicos a precios ridículamente bajos a los cercanos del gobernador”, en operaciones financiadas “de manera muy ventajosa”.

emc