Desmienten información que circula en redes sociales respecto a una alerta sobre el disparo de enfermedades gastrointestinales por la ingesta de pescado

Ciudad de México.— Ante la información que circula en redes sociales respecto a una alerta sobre el disparo de enfermedades gastrointestinales por la ingesta de pescado y mariscos, la Secretaría de Salud de la Ciudad de México desmiente que se tenga registro de un incremento, menos de una alerta respecto al tema.

Asimismo, el hospital privado ABC, a través de un comunicado, también desmintió la presencia de dicha alerta “no hemos tenido crecimiento elevado de enfermedades gastrointestinales, en comparación con otros años, y no tenemos información de que esto esté sucediendo”.

Te puede interesar  Llegó la Cuaresma

Por su parte, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la SEDESA, Pablo Kuri Morales, confirmó que no hay ningún incremento o alerta por la presencia de padecimientos derivados del consumo de pescado y mariscos, al igual que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), lo que confirma un alerta falsa.

La Agencia de Protección Sanitaria de la CDMX realiza de manera permanente recorridos y visitas a establecimientos dedicados a la venta y preparación de alimentos, los cuales se intensifican, previos y durante la temporada de calor. Hasta el momento no se han detectado alimentos contaminados que pudieran representar riesgos a la salud.

Las autoridades recomiendan que para evitar infecciones gastrointestinales se deben ingerir alimentos inmediatamente después de ser preparados; desinfectar frutas y verduras, utilizar agua potable, hervida o clorada; tomar muchos líquidos como jugos naturales, agua de fruta preparada en casa y natural, especialmente si se realiza esfuerzo físico; lavarse las manos constantemente y procurar no consumir alimentos en la vía pública.

Te puede interesar El polen, una amenaza a la salud

En caso de presentar síntomas de diarrea (más de tres evacuaciones por hora), dolor, vómito o convulsiones, se debe acudir al Centro de Salud más cercano y evitar la automedicación.

Los grupos más vulnerables son los menores de 5 años, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas degenerativas como diabetes, insuficiencia respiratoria crónica, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), insuficiencia respiratoria y aquellas que se encuentren bajo el suministro de medicamentos o sustancias que contengan diuréticos, antihistamínicos (fármaco para controlar alergias) y antiarrítmicos (tratamiento para alteraciones del ritmo cardíaco).

ebv