El cantante mexicano Luis Miguel sorprendió a los asistentes de la discoteca Believe de Acapulco, Guerrero, a donde asistió para relajarse un momento.

Ciudad de México.- Visiblemente delgado y rejuvenecido, el cantante mexicano Luis Miguel sorprendió a los asistentes de la discoteca Believe de Acapulco, Guerrero, a donde asistió con un grupo de amigos para relajarse un momento.

De acuerdo con medios locales, Luis Miguel celebró la noche del viernes con un grupo de veterinarios que llegaron al puerto guerrerense para un congreso, y que realizaron su fiesta de clausura en el lugar.

Te puede interesar: "EL SOL" ENFRENTA NUEVA DEMANDA 

Alejado del hermetismo que lo caracteriza, al famoso cantante se le vio sonriente y desde un balcón dirigió a los emocionados asistentes, quienes corearon “La chica del bikini azul”, canción que el DJ del Believe puso en honor a tan distinguido visitante.

A través de redes sociales, usuarios compartieron videos del inusual momento:

refm