Los dos sospechosos de preparar un atentado durante la campaña de las presidenciales francesas, tenían en su piso de alquiler armas y explosivos

París.— Agentes de cuerpos de élite de la policía francesa detuvieron este martes a dos sospechosos de planear un atentado “inminente”, probablemente contra un candidato a la presidencia, durante las elecciones a celebrarse el domingo próximo.

Los detenidos son dos individuos de nacionalidad francesa, de 23 y de 29 años, y estarían fichados por “radicalismo”.

Te puede interesar:  Detienen a líder de la ETA en Francia

Fueron capturados esta mañana en el tercer distrito del puerto de Marsella, en el sur del país, informó el Ministerio del Interior.

Los dos sospechosos de preparar un atentado "inminente" durante la campaña de las presidenciales francesas, tenían en su piso de alquiler armas y explosivos, indicaron fuentes de la investigación citadas por los medios.

El diario France Info precisó que los agentes quienes desde temprano registraron ese apartamento encontraron una pistola, una metralleta y productos químicos que sirven para fabricar explosivos de tipo TATP.

El ministro del Interior, Matthias Fekl, explicó que los artificieros intervinieron para evitar riesgos. Buena parte de la calle estuvo cerrada a la circulación y se impidió el acceso incluso a los habitantes del edificio.

Lee también:  Detienen a presuntos terroristas en Francia

Fekl señaló que con su captura se ha evitado "un acto terrorista seguro" que estaban preparando con carácter "inminente", es decir "en los próximos días", en vísperas de las elecciones.

Aunque no precisó sus objetivos, los medios señalaron que se sospecha que intentaban algo contra al menos dos de los candidatos presidenciales y que hay elementos que apuntan en particular al conservador François Fillon.

El mismo medio indicó que, los servicios secretos atribuyen a uno de los sospechosos una fotografía en la que se ve una ametralladora, una bandera del Estado Islámico, una partida de municiones colocadas para formar la expresión "la ley del Talión" y la portada del diario Le Monde del pasado 16 de marzo en la que aparecía Fillon.

El dispositivo de seguridad tanto de su persona como de su cuartel general y sus actos públicos fue reforzado desde la semana pasada después de que el ex primer ministro fuera advertido por el titular de Interior de las amenazas que pesaban sobre él.

Fillon dijo que eso "no afecta absolutamente en nada la organización de (su) campaña" y añadió que no debe servir para orientar la campaña a la cuestión de la seguridad antiterrorista, sino que a su juicio hay que hablar sobre todo de las "prioridades" de los electores: el paro y los problemas económicos.

"La democracia no debe plegarse ante las amenazas e intimidaciones de los terroristas", señaló.

Otros aspirantes, como el socioliberal Emmanuel Macron o la ultraderechista Marine Le Pen, también fueron avisados por las fuerzas de seguridad de diversos elementos de la investigación, y se les transmitieron las fotografías de los dos hombres ahora arrestados para que sus servicios de seguridad estuvieran alerta.

Macron consideró que el desmantelamiento de esta célula de presuntos yihadistas "muestra (...) que seguimos en una amenaza terrorista muy fuerte y que nuestros enemigos han intentado perturbar el juego democrático", y reiteró que no dejará de estar en contacto con los electores.

El brazo derecho de Le Pen, Florian Philippot, confirmó en "BFMTV" que el pasado jueves recibieron las fotos de los sospechosos y que su partido ha tomado "todas las medidas necesarias para dar seguridad a la campaña".

El presidente de Francia, el socialista François Hollande, felicitó a los servicios secretos y a la policía por el trabajo que ha conducido a esta operación "destacable" y recordó que desde hace años se hace "lo posible para poder prevenir un cierto número de acciones". EFE

AGP