Connect with us

Ciencia

Plástico mexicano, biodegradable y renovable

Julio Alberto Hortiales

Publicada

on

Pachuca.— Con el fin de hacer factible la sustitución del plástico convencional por uno biodegradable y renovable en la industria, investigadores de diversas universidades desarrollan un proyecto para disminuir costos de producción y aumentar la capacidad de fabricación de un material hecho a base de bacterias. 

En un comunicado, se informó que en este proyecto trabajan científicos de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH)Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav), Instituto Politécnico Nacional (IPN) y el Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México.

Ante la contaminación que generan los productos de corta vida útil y largo proceso de degradación, como los popotes, desechables, bolsas, envases de plástico y PET en general, la investigadora del Instituto de Ciencias Agropecuarias (ICAP) de la UAEH, María del Rocío López Cuéllar, señaló que la industria en general voltea hacia nuevas formas más sustentables de producir y de consumir.

No dejes de leer: Basura plástica, asesina de los mares

La doctora en Biotecnología sostuvo que es posible sustituir plásticos sintéticos por otro material biodegradable hecho a base de biopolímeros, lo que puede ocurrir en un mediano plazo, si los gobiernos regulan a las industrias para generar productos y sus envases, mediante materiales biodegradables.

“Debe haber una conciencia ética y social donde realmente veamos cuáles son los impactos ambientales que tenemos y evaluar, así como regular desde la sociedad y desde el gobierno, los materiales que no se degradan, para no dar lugar a la corrupción por encima del daño ambiental”, consideró.

La investigadora trabaja en la producción de polihidroxialcanoatos, que son polímeros de origen bacteriano que poseen grandes ventajas en comparación con los plásticos de origen petroquímico: son biodegradables, biocompatibles y renovables.

Añadió que al poseer esas características, tienen una amplia gama de aplicación en la industria alimentaria, farmacéutica, biomédica e incluso automotriz. Este proyecto se ha trabajado de forma interinstitucional durante dos años y medio entre el Cinvestav, la UAEH y el Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México.

Así, de forma conjunta se trabaja en la producción de biopolímero, la generación de micro-organismos o bacterias recombinantes (modificaciones que se le hacen a los micro-organismos para mejorar los tipos de biopolímero que pueden producir), producción de bio-películas para funciones alimentarias y producción de nano-partículas.

Más para leer: Ballena muere por tragarse 80 bolsas de plástico

De acuerdo con la doctora, los costos todavía son mucho más altos que obtener un plástico de origen sintético, por ello se trabaja en la reducción de precios y la maximización, así como mejora de la producción. López Cuéllar espera que en el nuevo gobierno haya un mayor apoyo a la ciencia y la tecnología y, sobre todo, a la industria verde.

“México está comenzando a impulsar este tipo de tecnologías para mejorar algunos procesos, sin embargo, todavía es caro y falta hacer mucha investigación”, dijo, al celebrar que cada vez más industrias busquen fuentes tecnológicas renovables y biodegradables.

El cuerpo académico que trabaja en este proyecto está integrado por Norberto Chavarría Hernández, Adriana Inés Rodríguez Hernández, María del Rocío López Cuellar, Apolonio Vargas Torres y Heidi María Palma Rodríguez.

Por parte del Tecnológico de Monterrey, participa en el proyecto Berenice Vergara Porras, experta en biodegradación, y Fermín Pérez Guevara, del Cinvestav.

JAHA



Dejanos un comentario:

Ciencia

Diseñan politécnicos sistema antirrobo de motocicletas

Israel Lorenzana

Publicada

on

Diseñan politécnicos sistema antirrobo de motocicletas

Ciudad de México.— Para combatir el robo de motocicletas, egresados del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrollaron un sistema de seguridad, el cual funciona mediante dispositivos de interconexión entre el vehículo y el casco, de tal manera que al registrarse una distancia considerable entre ambos, el motor se apaga automáticamente y se bloquean todos sus mecanismos.

El sistema de sensores, creado por Pedro Fabián Malvaez y Jonathan Mauricio Flores Monroy, egresados de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), Unidad Culhuacán, no solamente apaga el motor del vehículo, también bloquea el freno mecánico delantero para impedir su arrastre, al momento que emite un mensaje de alerta al teléfono celular del usuario indicándole la ubicación de la motocicleta en tiempo real.

Explicaron que gracias a este prototipo, los delincuentes podrán avanzar sólo unos cuantos metros, lo que dará tiempo al conductor para resguardarse o solicitar apoyo de la policía y posteriormente recuperar su vehículo.

Para el funcionamiento de los dos dispositivos, uno colocado de manera discreta en el casco y otro en la motocicleta, para permitir su interconexión, los politécnicos desarrollaron un software programado con comandos, algoritmos, códigos de comunicación, y programación de acciones para el microcontrolador.

Adicionalmente este prototipo cuenta con un programa computacional en el que previamente se almacenan datos del propietario de la motocicleta, como nombre, dirección, fotografía, tarjeta de circulación, placas, número de serie y color del vehículo, toda esta información es enviada por mensaje para que la persona pueda hacer la denuncia correspondiente.

La eficacia del prototipo radica en la combinación de varios sistemas como el de comunicación entre microcontroladores, bloqueo automático del freno delantero; localización GPS; comunicación GS y el de batería que alimenta todo el circuito. El fuerte consumo de energía se solucionó de manera muy fácil con la colocación de un switch para encender y apagar el sistema a conveniencia.

Siete24.mx

ebv

Seguir leyendo

Ciencia

Cada año se diagnostica a 300 mil personas con tumores cerebrales

Siete24

Publicada

on

Por

Fuente: UNAM

México.- Cada año unas 300 mil personas son diagnosticadas con tumor cerebral, el décimo padecimiento más letal en el mundo.

Los tumores cerebrales ocupan el lugar 19 entre todas las neoplasias, alertó la UNAM.

En el mundo el promedio de edad  en la enfermedad se da en personas de 60 años, mientras que en México es en los 45 años.

“Es un dato impactante, no sabemos por qué tenemos estos cánceres con una diferencia de 15 años”, resaltó Aliesha González Arenas, investigadora de la UNAM.

En nuestro país están poco estudiadas la incidencia y prevalencia de estas neoplasias. Se estima que la incidencia es de 3.5 por cada 100 mil habitantes y representa la segunda y quinta causa de mortalidad por cáncer en grupos de 0 a 18 años y de 18 a 29 años, respectivamente, según el Inegi.

Según el estudio Clinical prognostic factors in adults with astrocytoma. Historic cohort, realizado por investigadores de los institutos nacionales de Cancerología, Neurología y Neurocirugía, y de la Universidad de Guadalajara, 90% de 155 pacientes mexicanos con este tipo de cánceres tuvo una sobrevida menor a 15 meses, sólo 9% alcanzó dos años y el resto tres años, refirió González.

Los cánceres cerebrales se dividen en malignos y no malignos. Los dos invaden tejido sano, pero los segundos pueden disecarse o retirarse mediante cirugía. En tanto, los malignos son altamente invasivos y crecen muy rápido.

“Los (tumores) más comunes a nivel mundial son los meningiomas, la mayoría no son malignos. En segundo lugar están los de la glándula pituitaria y los terceros son los glioblastomas, que son malignos y letales”, explicó la investigadora del Departamento de Medicina Genómica y Toxicología Ambiental del IIBm.

“Tenemos que poner interés en este tipo de enfermedades, pues aunque su incidencia no es tan alta como la del cáncer de mama o de pulmón, también cobran vidas. Es importante que los pacientes sepan que estamos haciendo esfuerzos”, concluyó

LEE Tormenta Cristina llega a Michoacán

emc

Seguir leyendo

Te Recomendamos