Odebrecht deberá pagar un multa de dos mil 600 millones de dólares tras declararse culpable de operar un esquema masivo de defraudación internacional.

Nueva York, EU.- La corte del distrito este de Nueva York sentenció al conglomerado brasileño Odebrecht a pagar una multa de dos mil 600 millones de dólares, luego de que esta firma se declarara culpable de operar un esquema masivo de defraudación internacional.

El juez Raymond Dearie de la corte federal con sede en el condado de Brooklyn, consintió así en rebajar una multa que originalmente había fijado en al menos tres mil 500 millones de dólares, luego de que la empresa argumentó que no podría cubrir esa cantidad.

Te puede interesar: EXDIRECTOR DE PEMEX HABRÍA RECIBIDO SOBORNO DE ODEBRECHT

La sentencia dictada este lunes sucede luego de que los representantes de Odebrecht se declararan culpables en diciembre pasado ante la corte de Nueva York de un sólo cargo relativo a la violación de las disposiciones contra el soborno de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA).

Dearie dispuso que el monto de la multa se distribuyera entre Brasil, que obtendría dos mil 390 millones de dólares; Suiza, que recibirá 116 millones de dólares; y Estados Unidos, que recuperaría casi 93 millones de dólares.

El pago resolvería así esta acusación, fincada por autoridades de Estados Unidos, Brasil y Suiza, que señalaron a la empresa de pagar cientos de millones de dólares en sobornos a funcionarios gubernamentales de todo el mundo.

De acuerdo con sus admisiones, Odebrecht se involucró en un esquema masivo y sin precedentes de soborno y licitación durante más de una década, comenzando desde 2001.

Durante ese tiempo, Odebrecht pagó aproximadamente 788 millones de dólares en sobornos a funcionarios gubernamentales, sus representantes y partidos políticos en varios países a fin de obtener negocios.

Te puede interesar: DIPUTADOS PIDEN CANCELAR CONTRATOS CON ODEBRECHT

La conducta delictiva fue dirigida por los más altos niveles de la compañía, con los sobornos pagados a través de una compleja red de compañías de referencia, transacciones no contabilizadas y cuentas bancarias en llamados paraísos fiscales.

Los países donde el conglomerado brasileño de la construcción empleó sus sobornos, de acuerdo con su propia admisión, incluyeron a Angola, Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú y Venezuela. (Notimex)

refm