ese a que en la primera quincena de mayo, los precios al consumidor registraron una caída de 0.34 por ciento, la inflación llegó a su nivel más alto desde a

México. —  Pese a que en la primera quincena de mayo, los precios al consumidor registraron una caída de 0.34 por ciento, la inflación llegó a su nivel más alto desde abril de 2009, al colocarse a una tasa anual de 6.17 por ciento, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El organismo explicó que la disminución quincenal de la inflación obedece principalmente al bajo consumo de la electricidad por la entrada en vigor de la reducción de tarifas ante la temporada de calor en 10 ciudades del país, así como la disminución de algunos productos agrícolas y la gasolina.

Puedes leer: Canasta básica: aguacate llega a $75

A pesar de la baja del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) en la primera mitad de este mes, la inflación a tasa anual se ubicó en 6.17 por ciento, por arriba del 6.01 por ciento en la segunda quincena de abril pasado.

Con ello, la inflación anual ligó nueve quincenas por arriba del 4.0 por ciento, que es el límite máximo del objetivo para este año, de 3.0 por ciento, más/menos un punto porcentual.

Te puede interesar: Carstens promete bajar precios al consumidor antes de irse

El organismo comparó que los datos correspondiente a la primera quincena de mayo de 2016 fueron de una caída quincenal de 0.48 por ciento, mientras que la inflación a tasa anual fue de 2.53 por ciento.

Precisó que los productos con los mayores precios al alza en la primera mitad del mes en curso fueron aguacate, automóviles, huevo, restaurantes y similares, lonchería, fondas, torterías y taquerías, detergente, jitomates, vivienda propia y pollo.

En tanto, abundó, los productos con precios a la baja fueron electricidad, limón, gasolina de bajo octanaje, servicios turísticos en paquete, gas doméstico LP, lociones y perfumes, tomate verde, pescado, melón y servicio de telefonía móvil.

Rspecto a la inflación subyacente, que cual elimina del índice general los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, el Instituto señaló que en la primera quincena de mayo de este año fue de 0.15 por ciento y a tasa anual de 4.75 por ciento, por arriba del 4.68 por ciento en la segunda quincena de abril previo.

Dentro del índice de precios subyacente, expuso que los precios de las mercancías aumentaron 0.26 por ciento quincenal y los de los servicios 0.06 por ciento.

El Instituto refirió que la inflación no subyacente disminuyó 1.80 por ciento en la primer mitad de mayo, con lo que alcanzó un alza anual de 10.71 por ciento, superior a la de 10.18 por ciento en la segunda mitad de abril.

Al interior del índice de precios no subyacente, mencionó que los precios de los productos agropecuarios aumentaron 0.23 por ciento, mientras que los de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno retrocedieron 3.03 por ciento, como resultado de la entrada en vigor del esquema de tarifas eléctricas de temporada cálida en 10 ciudades del país.

En cuanto al índice de precios de la canasta básica, el INEGI reportó un retroceso quincenal de 1.12 por ciento y de 8.41 por ciento a tasa anual, en tanto que en la misma quincena de 2016 los datos correspondientes fueron de 1.46 por ciento menos quincenal y de 0.76 por ciento a la baja tasa anual.

Subrayó que las localidades con variación de precios por arriba de la inflación nacional en la primera mitad de este mes fueron Oaxaca, Veracruz, Morelia, Área Metropolitana de la Ciudad de México, Acapulco, Torreón, San Luis Potosí, Córdoba, Puebla y Ciudad Acuña.

En contraste, agregó, las localidades con variaciones por debajo de la nacional fueron: Huatabampo, Mexicali, Culiacán, Hermosillo, La Paz, Matamoros, Ciudad Juárez, Chihuahua, Ciudad Jiménez y Colima. Ntx

agch