Connect with us

Análisis y Opinión

Gobernar a partir de la mañanera y concretar los proyectos con la consulta popular

José Vilchis Guerrero

Publicada

on

Sin lugar a dudas, Andrés Manuel López Obrador comienza a gobernar a partir de su conferencia mañanera dictada a partir de las siete de la mañana luego de concluir su reunión de trabajo con el gabinete de seguridad, para atender el fenómeno de la delincuencia y armar estrategias para abatir los índices delictivos. 

Luego viene el otro tema, fundamental, el de la salud pública, que en las últimas semanas, desde enero, ha sido prioritario, debido a que la crisis sanitaria planteada por Coronavirus desde que inició el año, desplazó la controversia de la escasez de medicamentos, que duró meses.

Pero por encima de todos los temas, priva el de la pandemia mundial que ha abatido la economía de todos los países, en unos más que en otros, aparejada con la caída de los precios del petróleo por no haber acordado Rusia y Arabia Saudita disminuir la producción del hidrocarburo, que dejó caer en picada las bolsas junto con la depreciación de las monedas, en México el peso, que está por encima de los 24 pesos por dólar. Ahora el aliado de la crisis es la pandemia mundial.

Como si lo anterior no fuera suficiente, surgió el debate generado luego de que se puso en la mesa de discusión la instalación de la empresa cervecera Constellations Brands, que a la fecha lleva 65% de avance en su construcción, luego de que obtuvo de gobiernos anteriores todos los permisos correspondientes.

Se trata de una de las más importantes inversiones que ya se habían amarrado por el gobierno mexicano y el capital extranjero, con la consecuente derrama económica que representa por la generación de miles de empleos para la población de la franja fronteriza, por encima de los corajes de Donald Trump, ya que se prefiere en este caso invertir en México y no en Estados Unidos.

Pero mientras todo iba viento en popa para Constellations Brand, que contaba con las simpatías mayoritarias de la población, sobre todo de la clase trabajadora y del personal altamente capacitado que egresa de las universidades públicas y privadas, además de la anuencia del gobernador Jaime Bonilla, quien apoya el proyecto desde que inició su campaña electoral, se aparece un escollo: la consulta popular, un recurso muy cuestionado que inventó López Obrador.

Para el tabasqueño, lo que decida el “pueblo bueno” está bien, pero la experiencia en las anteriores consultas, que fueron calificadas de fraudulentas, no han sido un freno para llevar a cabo las obras monumentales de la Cuarta Transformación, como el aeropuerto en Santa Lucia, el Tren Maya y la refinería en Dos Bocas, Tabasco.

Así, contra viento y marea, se hecho “lo que diga mi dedito”, como expresa en las mañaneras.

A pesar de las críticas, sus obras avanzan en Santa Lucía, en Tabasco y el Caribe, aunque los pueblos originarios por donde va a pasar el Tren Maya dicen no haber votado a favor en las encuestas que fueron fabricadas para el caso, pero los videos muestran el avance de las mismas todos los días, de lunes a viernes –lo quiere hacer sábado y domingo también- y afirma que ha sido con el apoyo popular, aunque haya poca credibilidad en las consultas populares de cada caso.

Este sábado y domingo se efectuará la correspondiente a la instalación de Constellations Brands, de la que todavía no se sabe a ciencia cierta su destino, aunque el texto impreso en la parte de atrás de la boleta que van a tener todos los ciudadanos, favorecen su instalación. Dice lo siguiente: 

‘Situación actual: Constellation Brands es una empresa que actualmente construye una nueva planta en Mexicali que lleva un avance del 65 por ciento. La nueva planta se ubica en el ejido El Choroco, en un terreno de 400 hectáreas, cuenta con los permisos y autorizaciones ambientales y administrativas necesarias para operar. 

‘Esta planta cervecera impulsará el desarrollo económico de la región, pues requerirá de bienes y servicios, generará empleos y oportunidades de inversión en Mexicali. La autoridad ambiental de Baja California autorizó a la empresa un límite máximo de 5.8 millones de metros cúbicos anuales de agua, que representan tan sólo el 0.2 por ciento del volumen total de agua en la región.

‘La planta no consumirá agua adicional a la destinada a las hectáreas del distrito de riego en las que se ha instalado. La empresa cederá los derechos de agua de sus hectáreas al organismo operador de Mexicali para registrar el nuevo uso ante Conagua.

‘La empresa ha expresado un compromiso adicional de sustentabilidad con la comunidad de Mexicali para mejorar el aprovechamiento, cuidado y recuperación del agua, así como incrementar la disponibilidad futura para la población. 

‘Invertirá 50 millones de pesos anuales durante cuatro años, con el objetivo de recuperar hasta cuatro veces el volumen de agua que tiene autorizado. El agua será para Mexicali’.

Aunque el texto informativo para que los votantes acudan a las urnas con información verídica y fallen a favor de la instalación de la empresa a sabiendas de que están votando para un mayor desarrollo económico de su región, no faltó un mal pensado que el Gobierno Federal, a través de la Secretaría de Gobernación está impulsando el voto favorable, pues desconocen o ponen en segundo plano los motivos del reclamo de los que se oponen al proyecto empresarial.

La cuestión de fondo es la falta de confianza en la consulta popular por sus antecedentes de fraude señalados y se considera ésta como otra forma de extorsionar como la cena con los empresarios que colaboran con él en la venta de billetes de la lotería para la rifa del avión presidencial, porque los pone contra las cuerdas, deja ir el activismo, les piden cosas, luego los dejan ganar, juegan perverso, deja que sus tribus se peleen entre ellas, presionan para que le den más al gobierno y cuando ganan validan el método…

Esto propicia que legitime el mecanismo. Al rato va a salir a aprobar cada cosa a punta de consultas si lo hace hoy. Es casi peor que gane la consulta a que pierda porque se da validez al mecanismo.

Alerta para la jefa de Gobierno de la CdMx, Claudia Sheinbaun: el alcalde de Coyoacán, Manuel Negrete, ex futbolista de profesión, no sabe que tiene que atender las luminarias de la avenida Delfín Madrigal. Del metro Universidad a la Avenida de la Imán es una boca de lobo.

jvilchis1@yahoo.com



Dejanos un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Análisis y Opinión

Iglesia renovada para un nuevo continente

Felipe Monroy

Publicada

on

Esta semana se realiza en México la primera Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe, un inédito encuentro de la pluralidad del catolicismo americano cuya motivación fue una recomendación del papa Francisco a los obispos del continente para que, en lugar de retornar al camino conocido de cumbres episcopales celebradas desde 1955, se emprendiera ‘ad experimentum’ la audacia de integrar, escuchar y corresponsabilizar a todo el espectro socio-religioso, popular y comunitario latinoamericano para que sus voces y sus compromisos revitalicen el papel, la identidad y la acción de la Iglesia en las emergencias contemporáneas de la región.
Si bien la elección de Francisco como el primer papa latinoamericano significó ‘una bocanada de aire fresco’ a la Iglesia universal, esta Asamblea Eclesial tiene la oportunidad de recordar por qué san Juan Pablo II llamó a América ‘El Continente de la Esperanza’.

Las novedades de este encuentro (además de su evidente realización virtual-presencial que ha agilizado, conectado, simplificado y economizado una asamblea continental donde hay participantes de más de 22 naciones) se explican en la actitud e itinerario de preparación: largos y profundos procesos de escucha para que muchas de las diversas voces eclesiales latinoamericanas tuvieran oportunidad de alzarse, ser valoradas y reconocidas sin pasar por el tamiz institucional, teológico o de control al que las conferencias generales episcopales se enfrentaron históricamente.

En la presente Asamblea Eclesial de AL y el Caribe no se ha dejado de recordar cómo diferentes fuerzas (a veces provenientes del Vaticano) controlaron, sancionaron e intervinieron los trabajos continentales de la Iglesia para acallar las voces que siempre han ‘anunciado y denunciado’ desde el Evangelio las realidades de la región. Una práctica del siglo XX que no sólo silenció voces proféticas de un catolicismo comprometido con los excruciantes dramas del pueblo sino que, incluso se valió de inconfesables arreglos con el poder político y económico para sostener privilegios cupulares mientras se continuaba engañando, sacrificando, manipulando y despreciando a los últimos y a los pobres.

Es claro que, incluso ahora, este riesgo no está conjurado; sin embargo, la apuesta del papa Francisco es abrir la Iglesia, desterrar el ‘clericalismo’ (que no es sino la fascinación por el poder y el influyentismo) para que esto no ocurra nuevamente, favorecer el diálogo horizontal, motivar el encuentro aunque en ocasiones sea ríspido y, sobre todo, que la Iglesia misione, camine con humildad junto a la riqueza cultural y espiritual de todos los pueblos del continente para defender, conservar y promover la paz, la justicia y el bien común en cada uno de sus territorios. Al respecto, la doctora Emilce Cuda, capo ufficio de la Comisión de América Latina del Vaticano, ha recordado que buscar la justicia social “es constitutiva de la práctica evangélica”.

Los problemas continentales son muchos: migración, pobreza, violencias, polarización política, manipulación del orden social y, claramente, la devastación sistemática y consumista de la Creación, de la ‘Casa Común’. Problemas que conducen inexorablemente al sufrimiento e incluso la desaparición de pueblos enteros; de allí la urgencia de una renovación de las comunidades cristianas para ofrecer la esencia de su fe encarnada, comprometida con el “proyecto del amor de Dios donde cada criatura tiene un valor y un significado”, decidida a denunciar los efectos del egoísmo utilitarista, del tecno-capitalismo depredador, del relativismo ético y de los vicios del poder privilegiante.

Sin duda, un desafío enorme; un reto que sólo puede hacerse desde un compromiso integral, desde la ternura y el contacto personal, con audacia y esperanza, con la suficiente indignación y con desbordante creatividad para alcanzar la justicia y el bien común; pero, sobre todo, mediante la participación plural, a ras de suelo y horizontal de todos, todos, todos. ‘Sinodalidad’, le llaman en la Iglesia.

*Director VCNoticias.com
@monroyfelipe

Seguir leyendo

Análisis y Opinión

De las sanciones a la madurez democrática

Felipe Monroy

Publicada

on

La semana pasada, la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación discutió amplia y profundamente cinco casos de potencial vulneración al Estado laico presuntamente cometidos por dos cardenales, un obispo y dos sacerdotes mexicanos durante el proceso electoral de 2021; en su opinión, los ministros de culto quebrantaron principios constitucionales sobre la separación de la Iglesia y el Estado que afectaron la equidad y la igualdad durante la contienda política.

Durante la presentación de argumentos, algunos magistrados dieron crudas apreciaciones contra los clérigos: “Se valen de su posición para manipular el voto” y “utilizan la fe para orientar o desorientar el voto, por lo tanto, el voto no es libre”, dijeron. Los magistrados turnaron a Gobernación su resolutivo en espera de que sea dicha instancia la que defina las sanciones contra los ministros de culto.

Como se sabe, las leyes mexicanas respecto a la libertad religiosa están atadas a condiciones históricas sumamente peculiares: tanto la Reforma como las leyes constitucionales post-revolucionarias no sólo separaron a las iglesias del Estado, sino que acrisolaron prejuicios y resentimientos entre el poder político y el poder eclesiástico que condujeron inexorablemente a la cruel, fraticida e ignominiosa Guerra Cristera. Luego, tras un largo periodo de silencio, simulación y convivencia utilitaria, se concretó un sustancial avance con el reconocimiento oficial de las instituciones religiosas. Reconocimiento que, no obstante, aún conserva prejuicios y sospechas contra las iglesias y sus ministros.

La muestra está en la resolución de los magistrados que parece confirmar que los ministros de culto, si no se les mete al orden, son capaces de utilizar cualquier medio para influir contra la libertad ciudadana en la elección de sus representantes políticos. El problema de esta hipótesis es la crítica que se hace a la madurez ciudadana, no tanto a las intenciones de líderes religiosos. El conflicto parece estar en una disputa de paternidad sobre una ciudadanía aún infantil, maleable y manipulable.

Lo triste es que parece que nada ha cambiado en cien años. Apenas el 14 de noviembre pasado se cumplió un siglo del atentado dinamitero contra la Virgen de Guadalupe que, si bien nunca se ha comprobado que el gobierno revolucionario de aquel 1921 fuera artífice directo, sí se ha verificado que, por lo menos, protegió y controló tanto al autor material como a los autores intelectuales.

Una de las tesis históricas de aquel evento explica que, en el nacimiento del ideal post-revolucionario mexicano y de sus primeras instituciones sociales, el nuevo Estado tuvo que engullir todas viejas instituciones para crear las nuevas pero el símbolo de la institución católica mexicana (Guadalupe) era imposible de devorar. Su destrucción parecía condición indispensable para un nuevo país; su milagrosa supervivencia, el fracaso de cierto proyecto revolucionario.

En todo el siglo XX, el Estado no renunciará a querer controlar la fe y las expresiones religiosas del pueblo; negándole el derecho a vivir en madurez su ciudadanía y su libertad religiosa: Un Estado que pareció siempre exigir una esquizofrénica realidad que divide la conciencia política de la conciencia religiosa en cada mexicano. Y no es sólo atavismo para la autoridad civil, muchos líderes religiosos también continuaron creyendo que su influencia política sobre el poder debía ser la esencia de su misión. Todavía en 2016, ante los obispos de México, el papa Francisco justo criticó esta actitud de perseguir ‘los carros de los faraones de hoy’ y pidió a los próximos sacerdotes ‘no ser clérigos de Estado’.

La experiencia reciente nos confirma que estas posturas son ya anacrónicas: ni la orientación religiosa del voto o de la conciencia política se concreta en las opciones de los ciudadanos, ni el prejuicio de trasnochados jacobinismos concreta la separación mental entre la conciencia religiosa y la conciencia política de un ciudadano libre.

En el reciente proceso electoral, por ejemplo, un obispo católico se arriesgó a violar la ley para pedir a su grey el voto por una candidata y un partido; perdieron. Ahora los magistrados piden sanción a otros ministros porque suponen que utilizaron la fe para manipular a los ciudadanos, ¿creerán que los ciudadanos aún no tienen madurez democrática para conciliar con libertad sus convicciones éticas y morales con sus aspiraciones políticas?

LEE Obispos votan por ajustes para ‘no ser Iglesia muda’

*Director VCNoticias.com
@monroyfelipe

Seguir leyendo

Te Recomendamos