Connect with us
Salud, problemas de sueño, Salud, problemas de sueño,

Ciencia

Malos hábitos de sueño provocan crecimiento inadecuado en niños

Julio Alberto Hortiales

Publicada

on

México.— Entre el 20 % y el 25 % de los niños y jóvenes menores de 15 años tienen malos hábitos de sueño, lo que incide en que no tengan un crecimiento adecuado, alertó este lunes un especialista.

El doctor Carlos Antillón Ferreira, especialista en endocrinología pediátrica y miembro de la Sociedad Mexicana de Endocrinología Pediátrica, dijo a la agencia española Efe que esto sucede porque el 80 % de la secreción de la hormona del crecimiento se da cuando el niño duerme.

“Entonces, si un pequeño no duerme lo suficiente no crece al ritmo que debería”, aseguró el experto.

Sin embargo, dijo, dormir demasiadas horas no supone que siempre será funcional, ya que lo importante no es el tiempo de sueño sino el momento del día en que los niños y jóvenes duermen.

Dormir bien retrasa 10 años efectos del envejecimiento

“El 60 % de la hormona del crecimiento se libera durante la etapa del día que no hay luz del sol. Esto quiere decir que si un niño va a la cama cuando empieza a anochecer, a media noche empieza el pico de secreción de la hormona”, dijo.

Pero si un niño o joven empieza sus horas de sueño después de las 12 de la noche la luz no permite que esta hormona se active como debería “ya que una vez que hay luz solar, disminuye su producción”.

Antillón Ferreira señaló que durante el verano, muchos padres tienen la falsa creencia de que los niños crecen más que en otras épocas, a lo cual se le conoce como el famoso “estirón de vacaciones”.

No obstante, el especialista aseveró que esto se cree porque, generalmente, los pequeños hacen mucho ejercicio durante esta etapa y duermen mucho, pero solo es una percepción.

“Los niños crecen parejo a lo largo del año, aunque iniciando la pubertad es cuando suelen crecer más rápido, entre 5 o 12 centímetros por año”, argumentó el también miembro de la Sociedad Médica del Hospital ABC.

Además, dijo, en el crecimiento influyen también otros factores y aunque el principal es la genética también son trascendentes el sexo, la raza, la alimentación, el ejercicio y las enfermedades que puede padecer un niño.

“Por ejemplo, en las niñas, si tienen su primer periodo a los 9 años, sin duda dejarán de crecer a los 11”, indicó.

Dormir poco engorda

Detalló que actualmente, el uso de la tecnología también puede ser un factor que determine el crecimiento de los pequeños.

Con el auge de los videojuegos los niños de 8 o 9 años ya no se ejercitan y aunque todavía no podemos ver qué tanto ha afectado en cuanto al crecimiento, sí hemos visto un aumento en consultas pediátricas de preocupación de los padres por falta de crecimiento”

Es por ello que, dijo, es necesario fomentar buenos hábitos, promover la actividad física entre los menores “de preferencia que sea de unos 60 minutos diarios unos cinco días a la semana”, manifestó.

Comer bien y descansar adecuadamente, también puede ayudar a que los pequeños no afecten su crecimiento natural.

“También los padres deben llevar un seguimiento con el pediatra, que vayan al doctor una vez al año, que le pidan gráficas de crecimiento para que, si hay alguna anomalía, sea tratada oportunamente”, finalizó el especialista. EFE

JAHA



Dejanos un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciencia

Cambio climático debe ser preocupación central del siglo XXI

Emanuel Mendoza Cancino

Publicada

on

Calentamiento global (De Pixabay)
Calentamiento global (De Pixabay)

México.- La actividad humana está más relacionada con el aumento de la temperatura global de lo que antes se pensaba, y esos factores antropogénicos incrementan la probabilidad de ocurrencia de inviernos más severos y otros eventos climáticos extremos en latitudes medias del planeta, reveló un equipo internacional de científicos. 

Uno de sus integrantes, Francisco Estrada Porrúa, coordinador del Programa de Investigación en Cambio Climático (PINCC) de la UNAM, explicó que el crecimiento de la economía y las emisiones de gases de efecto invernadero que genera se pueden ligar a una tendencia general de elevación de la temperatura en el mundo, y también a inviernos más fríos, veranos más cálidos o precipitaciones extremas. 

Lo anterior se dio a conocer recientemente en el artículo “Spatial variations in the warming trend and the transition to more severe weather in midlatitudes”, publicado en Scientific Reports de la prestigiada revista internacional Nature

La aparente contradicción entre el aumento sostenido en las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono (CO2) y una disminución en la tasa de incremento en la temperatura del planeta registrada en los años 90 del siglo pasado, es uno de los principales argumentos de los escépticos para cuestionar el efecto de la actividad humana sobre el clima. 

Humanos, los responsables

Sin embargo, una investigación publicada por el equipo en la revista Nature Geoscience en 2013 mostró que, por el contrario, gran parte de esta disminución en el ritmo de calentamiento también se debe a la intervención humana con el sistema clima.   

La temperatura global ha aumentado desde el inicio de la Revolución Industrial, explicó Estrada Porrúa, pero a partir de 1960 la tasa de calentamiento se triplicó; luego se registró una etapa en la que parecía que había una pausa a ese fenómeno, en los años 90.  

“Con herramientas de econometría y series de tiempo nos dimos a la tarea de analizar estas series de temperaturas, global y de los hemisferios norte y sur, para explicar si había una influencia antropogénica en estos cambios. Encontramos que hubo eventos socioeconómicos de gran magnitud que afectaron esa tasa”, expuso Francisco Estrada.  

Tales eventos fueron el Protocolo de Montreal, iniciativa mundial para disminuir la presencia de clorofluorocarbonos en la atmósfera y proteger la capa de ozono, porque estos compuestos tienen un potencial de calentamiento mayor que el CO2, con lo cual, de manera fortuita, se modificó la tasa de calentamiento. 

Asimismo, el cambio de fertilizantes y el uso más eficiente del agua en la producción agrícola asiática afectaron a una bacteria del suelo que produce metano, gas de efecto invernadero también con mayor potencial de calentamiento que el CO2. A esto se sumó el desarrollo industrial de China e India que produjo aerosoles atmosféricos los cuales reflejan parte de la energía solar. 

Todo ello tuvo un efecto de reducción en el aumento de la temperatura global, en lo que se conoce como “pausa de calentamiento”. Es decir, esos cambios están relacionados de manera íntima con lo que hacemos o dejamos de hacer los humanos, añadió el también integrante del Centro de Ciencias de la Atmósfera. 

En el nuevo artículo –firmado por Estrada, Pierre Perron y Dukpa Kim, éstos últimos de las universidades de Boston y Corea, respectivamente– se muestra en un mapa el calentamiento observado de las distintas regiones del planeta durante los últimos 120 años. Ahí también aparece otro fenómeno denominado “amplificación del ártico” que ha contribuido de manera importante al calentamiento en la región y a cambios en patrones climáticos alrededor del mundo. 

La tasa de calentamiento del ártico, abundó el experto, es dos veces mayor a la del resto del planeta y no ha disminuido, ni siquiera en la pausa de los años 90.  

Eso se debe, en parte, a procesos de retroalimentación como aquellos provocados por el derretimiento de los hielos polares. En el polo norte, desde los años 70, se registra una reducción importante en la cantidad de hielo que, al ser blanco, refleja luz solar; al reducirse, esa energía se está absorbiendo por los océanos, describió Estrada Porrúa. 

El especialista continuó su explicación, y dijo: también existía la hipótesis de que el calentamiento global podría estar relacionado con la probabilidad de ocurrencia de inviernos muy severos en latitudes medias, como el norte de Estados Unidos, Asia y Europa, pero no estaba claro el mecanismo, y tampoco demostrado con datos. 

LEE Slim enfermó de Covid

emc

Seguir leyendo

Ciencia

Vacunas podrían no servir para nueva variante del Covid: científicos

Emanuel Mendoza Cancino

Publicada

on

Vacunación contra Covid está por iniciar: Ebrard
especial

Londres.- Estudios realizados en los últimos días sobre las nuevas cepas del Covid revelan que nuevas cepas del virus podrían esquivar la vacuna, según reporta la revista científica Nature.

Y la realidad es que hay preocupación en la comunidad científica sobre algunas variantes o mutaciones que están apareciendo sobre el Covid.

“Algunos de los datos que he visto en las últimas 48 horas realmente me han asustado”, dijo Daniel Altmann, inmunólogo del Imperial College London, a quien le preocupa que algunos de los resultados puedan presagiar vacunas COVID-19 menos efectivas.

Examinaron la sangre de un pequeño número de personas que se recuperaron del COVID-19 o recibieron una vacuna, analizaron solo la capacidad de sus anticuerpos para ‘neutralizar’ variantes en pruebas de laboratorio, y no los efectos más amplios de otros componentes de su sistema inmunológico.

Los datos tampoco indican si los cambios en la actividad de los anticuerpos marcan alguna diferencia en la eficacia de las vacunas en el mundo real o en la probabilidad de reinfección. 

“¿Van a ser importantes estos cambios? Realmente no lo sé ”, dice Paul Bieniasz, virólogo de la Universidad Rockefeller en la ciudad de Nueva York, quien codirigió uno de los estudios.

Linaje de rápida expansión

Gran parte de la preocupación se centra en una variante que los investigadores identificaron en Sudáfrica a fines de 2020.

Un equipo dirigido por Tulio de Oliveira, un bioinformático de la Universidad de KwaZulu-Natal en Durban, Sudáfrica, vinculó la variante, llamada 501Y.V2, a una epidemia de rápido crecimiento en la provincia de Eastern Cape que desde entonces se ha extendido por Sudáfrica y otros países.

El linaje lleva muchas mutaciones en la proteína pico del SARS-CoV-2, el objetivo principal del sistema inmunológico, que permite que el virus identifique e infecte las células huésped, incluidos algunos cambios relacionados con la actividad debilitada de los anticuerpos contra el virus.

La provincia de Eastern Cape se vio muy afectada por la primera ola de COVID-19 de Sudáfrica, y los investigadores se preguntaron si la rápida propagación de 501Y.V2 podría explicarse en parte por su capacidad para eludir las respuestas inmunitarias.

Para investigar esto, de Oliveira, el virólogo Alex Sigal del Instituto de Investigación de Salud de África en Durban y otros colegas aislaron el virus 501Y.V2 de personas infectadas con la variante. 

Luego probaron estas muestras variantes contra suero, la porción de sangre que contiene anticuerpos, extraída de seis personas que se habían recuperado del COVID-19 causado por otras versiones del virus. Este suero convaleciente tiende a contener anticuerpos ‘neutralizantes’ o bloqueadores de virus que pueden prevenir la infección. 

Los investigadores encontraron que el suero convaleciente era mucho peor para neutralizar 501Y.V2 que para neutralizar otras variantes que circularon antes en la pandemia. El plasma de algunas personas funcionó mejor contra 501Y.V2 que el de otras, pero en todos los casos, el poder neutralizador se debilitó sustancialmente, dice de Oliveira. “Es extremadamente preocupante”.

En otro estudio, un equipo dirigido por la viróloga Penny Moore en el Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles y la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo, Sudáfrica, investigó los efectos del suero convaleciente en varias combinaciones de mutaciones de pico encontradas en 501Y.V2. Hicieron esto usando un ‘pseudovirus’, una forma modificada de VIH que infecta las células usando la proteína de pico SARS-CoV-2.

Estos experimentos demostraron que 501Y.V2 contiene mutaciones que mitigan los efectos de los anticuerpos neutralizantes que reconocen dos regiones clave del pico: sus dominios de unión al receptor y N-terminal. 

Los pseudovirus con el paquete completo de mutaciones 501Y.V2 eran completamente resistentes al suero convaleciente de 21 de los 44 participantes, y eran parcialmente resistentes a la gran mayoría de los sueros de las personas, encontró el equipo de Moore.

La variante de Londres

Nature informó que también están empezando a surgir pistas sobre cómo se comporta una variante de rápida propagación identificada en el Reino Unido, conocida como B.1.1.7, en estudios similares. 

En experimentos con pseudovirus, los investigadores de la empresa de biotecnología alemana BioNtech encontraron que las mutaciones de pico de B.1.1.7 tenían poco efecto en los sueros de 16 personas que recibieron la vacuna que la compañía desarrolló con Pfizer. 

Mientras tanto, un equipo dirigido por el virólogo Ravindra Gupta de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, detectó una ligera caída en la potencia de los sueros de 10 de cada 15 personas después de recibir la primera de dos dosis de la misma inmunización. 

Estos cambios no deberían hacer una diferencia en la efectividad de la vacuna ahora, dice Gupta, pero podrían disminuir a medida que los niveles de anticuerpos disminuyan con el tiempo.

Aún no está claro qué significan los resultados de esta semana para combatir la pandemia. Determinar si las mutaciones presentes en 501Y.V2 son responsables de las reinfecciones es una de las principales prioridades de la investigación. 

Si este es el caso, dice De Oliveira, “toda la idea de la inmunidad colectiva se convertiría en una quimera, al menos por una infección natural”.

LEE México reporta más de 1,800 muertos en 24 horas

emc

Seguir leyendo

Te Recomendamos