Molino en la Ciudad de México

Las amas de casa preparan los tradicionales tamales de salsa verde, mole, rajas, dulce y oaxaqueños

Israel Lorenzana

Israel Lorenzana

Ciudad de México.— El molino de harinas y chiles “Don Teo” desde hace 47 años abre sus puertas desde las 4 de la mañana en la Ciudad de México, pero los primeros días de febrero la fila para comprar harina para tamales es larga.

Hay que moler los granos y eso es un proceso lento, como ya es costumbre cada 2 de febrero las familias mexicanas acostumbran comer tamales, cortesía de aquella persona que en la rosca de reyes que haya sacado al “Niño Dios”.

Las amas de casa preparan los tradicionales tamales de salsa verde, mole, rajas, dulce y oaxaqueños.

El Día de la Candelaria se celebra la presentación del niño Jesús en el templo, y es la conclusión de las festividades que inician con la Navidad o nacimiento de Jesucristo, y continúan con la llegada de los Reyes Magos, que le llevan presentes, acto simbolizado con los niños que se encuentran en las roscas de reyes.

Te puede interesar Capitalinos visten al Niño Dios

En México es común que las personas que arrullaron al niño Jesús en Navidad lo vistan y lo lleven al templo el 2 de febrero, para que sea bendecido. Con esto, consideran que “el hogar se llena de luz”.

Te puede interesar El Niño Dios más grande del mundo

ebv