El técnico del Barcelona, Ernesto Valverde, desconoce si la próxima temporada estará al frente del banquillo azulgrana, ya que nunca piensa "a largo plazo"

Barcelona, España.- El técnico del Barcelona, Ernesto Valverde, desconoce si la próxima temporada estará al frente del banquillo azulgrana, ya que nunca piensa "a largo plazo" y cree que en el fútbol pensar incluso a dos meses vista es hacerlo a "larguísimo plazo".


Barcelona no suelta el liderato

 

En el verano de 2017, Valverde firmó un contrato con el Barça por dos temporadas -hasta junio de 2019- con uno más opcional, que se hace efectivo si ninguna de las dos partes lo denuncia antes de principios de mayo.

En unas declaraciones a Barça TV, Valverde no sabe qué hará la temporada que viene. "Bueno, no. Esto del fútbol, ¿quién lo sabe? No pienso nunca en lo que es el largo plazo o en el larguísimo plazo, porque quién sabe si dos meses es un larguísimo plazo para nosotros", dijo.

Valverde admitió que si el Barça gana "todo el mundo está contento" y si pierdes "todo el mundo te está mirando" por lo que se fija en "cumplir los objetivos" marcados para ver cómo queda todo entonces: "Vamos a ver".

Aseguró que en este año y medio, ha tenido "un aprendizaje continuo" en el Barça. "Cada día pasa algo, algo que tienes que afrontar de una u otra manera. Cuando diriges un equipo como el que yo dirijo, sabes lo significativo que son las decisiones que puedas tomar, pero intento afrontarlas con normalidad", comentó.

Pese a la prematura eliminación el año pasado en la Champions ante el Roma y de las palabras de Leo Messi durante la presentación del equipo al señalar que todos en el Barça querían "esa linda Copa", Valverde no cree que tenga personalmente la Champions como una asignatura pendiente.

"No tengo ninguna asignatura pendiente, en absoluto, es una ilusión, como cada año. Lo que tienes por delante siempre es lo importante, es lo que quieres ganar. No hay mucho más, evidentemente la experiencia que has tenido te sirve para lo que venga y tenemos ilusión por esa competición, como también por la Liga, que este año está muy dura", opinó.

Alaba Messi al Barcelona


En cuanto a Leo Messi, dice Valverde no hay nada que le haya sorprendido, más allá de que se trata de un futbolista que le encanta jugar y, sobre todo, competir.

"Es un gran competidor, un competidor nato, no he visto otro como él, pero resaltaría el grado de responsabilidad que tiene respecto al equipo, se nota en cada partido, en cada competición", opinó.

Recuerda Valverde que en los partidos importantes, Leo está ahí "el primero" y comenta que si ya es difícil hacerlo un día, es más complicado "hacerlo continua y permanentemente" porque "hay que tener una gran fuerza mental para hacer eso".

"Leo está especialmente motivado por la Champions, el año pasado también, pero él es consciente de lo que quiere la afición, de lo que quiere la gente y de lo que queremos todos. Sabiendo que es una competición que no puedes tener un error y que a veces ganas algunos partidos sin saber cómo y a veces pierdes otros sin saber cómo. Esa es la experiencia que nos ha quedado del año pasado", comentó.

En cuanto a los nombres propios, el técnico del Barça ha hablado de Dembélé y ha alabado las nuevas incorporaciones del equipo, como Lenglet, Arthur, Arturo Vidal o Malcom.

En cuanto al francés, Valverde valora su capacidad. "Lo que hace falta en el fútbol actual son regateadores, jugadores que se enfrenten al contrario, que encaren, que no sepas si saldrán por la derecha o por la izquierda, y después te sorprenden en otras cosas, pero en el paquete va todo junto", añadió.

Y destacó que el fútbol no es solo un juego de pases, porque hay un momento en el que un jugador tiene que enfrentarse a un contrario.

"Por eso están tan valorados. A veces nos confundimos con el fútbol, con todo eso de buscar las líneas de pase, de llevar la pelota aquí o allí, eso está muy bien, pero hace falta uno que diga: dame el balón a mi, que se enfrente con un contrario y ya está, o uno que remate en una situación de estas", argumentó.

En cuanto a la falta de regularidad de su equipo en la Liga, Valverde admitió que este año "todo está muy apretado", así como que su equipo "no ha estado bien en un par de partidos", en los que se midió ante el Leganés y el Betis.

Por contra recordó las victorias ante el Real Madrid (5-1), las conseguidas ante el Sevilla en la final de la Copa y de la Supercopa, y sobre todo el buen nivel conseguido globalmente por su equipo.

"Yo creo que no ha estado mal este 2018, tenemos razones para sentirnos contentos -el Barça consiguió un doblete (Liga y Copa)- pero todo va muy rápido", resumió. EFE

fa/jl