Connect with us
Celebración del Día de Muertos en el Zócalo/Foto: EFE Celebración del Día de Muertos en el Zócalo/Foto: EFE

Cultura

Día de Muertos: Siete datos que debes saber

Publicada

on

México.- El Día de Muertos, que se festeja el 1 y 2 de noviembre, es una celebración mexicana para honrar a los muertos y se remonta a la época prehispánica, tras la conquista se mezcló con la fiestas católicas de los fieles difuntos.

Estos son Siete datos que debes conocer para entender la tradición de Día de Muertos:

TE PUEDE INTERESAR: Siete películas para revivir el Día de muertos

¿CUÁNDO NACE LA TRADICIÓN?

El Día de Muertos se celebra en México desde antes de la llegada de los españoles. Era una celebración común a todas las culturas de Mesoamérica que tenían un concepto parecido sobre muerte y su significado.

En estas culturas el destino de los muertos estaba marcado por la forma de vida que tuvo la persona.

Con la llegada de los españoles, la fiesta se hizo mestiza y sumó nuevos elementos y significados católicos. La cruz de flores es el más significativo de estos elementos.

Celebración del Día de Muertos en Atzompa/Foto: EFE
Celebración del Día de Muertos en Atzompa/Foto: EFE

¿QUÉ SE REMEMORA EL 1 Y 2 DE NOVIEMBRE?

La celebración tiene lugar el 1 y 2 de noviembre, aunque comienza ya la noche del 31 de octubre cuando se encienden las primeras veladoras para recibir a los muertos chiquitos, a los niños. El 1 es el día de Todos los Santos.

La noche del 1 al 2, la ofrenda alcanza su máximo esplendor. Se reza y en algunas zonas del país se pasa la noche en los panteones. Es el Día de los Fieles Difuntos.

Al terminar la celebración, se degustan todos los platillos y bebidas de la ofrenda.

Celebración del Día de Muertos en Atzompa/Foto: EFE

¿POR QUÉ LA MUERTE ES RESPETADA EN MÉXICO?

La muerte era importante en las culturas mesoamericanas. Al inframundo lo llamaban Mictlán, y Mictlantecuhtli era el señor de la muerte.

El destino final de las personas estaba determinado por la conducta desarrollada en la vida. De estas épocas viene la relación que el mexicano tiene con la muerte.

El ritual del Día de Muertos permite acercarnos sin miedo al destino final, reencontrar a los seres queridos. A la muerte se le tiene miedo, respeto pero nos acercamos a ella, nos reímos para ocultar el temor.

Celebración del Día de Muertos en México/Foto: EFE
Celebración del Día de Muertos en México/Foto: EFE

¿CÓMO SE DIVIDÍA EL INFRAMUNDO?

Para los mexicas, el Mictlán era el lugar de los muertos, donde los fallecidos atravesaban durante cuatro años un proceso para dejar el cuerpo y las emociones a su paso.

Había nueve niveles que eran obstáculos que las personas debían superar. En el primero, por ejemplo, había un río que las personas cruzaban con ayuda de un xoloitzcuintle, un perro sin pelo emblemático de México.

El último nivel representaba el paso de nueve ríos y era como encontrarse con todas las emociones, en un proceso de purificación.

¿QUÉ HAY EN UN ALTAR DE MUERTOS?

En la ofrenda participan todos los miembros de la familia. Es un lugar de veneración. Al final de la conmemoración, la familia procede a comer la ofrenda, que también fue tomada, en esencia, por los difuntos.

A nivel social, también expresamos de una manera divertida mediante pequeñas rimas llamadas “calaveritas” en donde en tono burlón se hace mofa de la muerte.

Las imágenes de los difuntos de la familia a los que se le dedica esta conmemoración jamás deben faltar.

Las velas y veladoras se dejan encendidas. Se colocan frutas, pan y comida que le gustaba a los muertos. La bebida de su predilección se pone en la ofrenda, desde agua hasta cerveza o tequila.

Se adorna con papel picado con la imagen de la muerte y flores de cempasúchil que marca el camino de vuelta a casa.

Altar de Muertos/EFE
Altar de Muertos/EFE

¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SE USA LA FLOR DE CEMPASÚCHIL?

El cempasúchil es una planta originaria de México y de Centroamérica que se utiliza como adorno en las ofrendas y altares.

Además florece en el otoño. Se dice que sus pétalos de color amarillo marcan la senda que deben recorrer los muertos durante la visita que hacen estos días porque se supone que guardan el calor del sol y su aroma los llama.

FLOR DE CEMPASUCHIL
EFE

YA VISTE: Día de Muertos honra la tradición

LA CATRINA

Los muertos y los dioses son los primeros personajes de estos días desde tiempos prehispánicos. El elemento común era el perro -los aztecas conocían a los xoloitzcuintle- que según la tradición ayudaba en el Mictlán a hallar el camino a su destino final.

A principios del siglo XX se añadió la Catrina, la calavera creada por el grabador José Guadalupe Posada, que vestida de varias formas, marca es visión satírica, de burla que se tiene con la muerte en México.

Los alebrijes, una artesanía hecha de cartonería y con colores vibrantes que representan animales fantásticos, comenzaron a popularizarse partir de la segunda mitad del siglo XX.

dia de muertos
Catrina en el Zócalo/EFE

EFE

npq

Día de Muertos



Dejanos un comentario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cultura

“La flauta mágica”, Ópera para Niños, tendrá ilustraciones de colaborador de Marvel y DC

Con elementos del manga japonés

Publicada

on

"La flauta mágica" y "La Cenicienta", propuestas de la Ópera para Niños

Ciudad de México.- Inician la vacaciones escolares y en este verano la ciudad tiene propuestas muy atractivas para la familia, por ejemplo, el ciclo Lunario niños, presentará una nueva temporada de Ópera para niños integrada por dos obras clásicas del repertorio: La flauta mágica, de Wolfgang Amadeus Mozart, y La Cenicienta, de Gioachino Rossini.

Estas dos obras del repertorio clásico ofrecerán funciones dobles en julio y agosto.

Ambas puestas en escena de Ópera para Niños, fueron comisionadas a ProÓpera y cuentan con la producción y dirección de escena de Rodrigo Caravantes.

La flauta mágica

El universo fantástico creado por Wolfgang Amadeus Mozart en La flauta mágica, su última ópera, será reinterpretado ahora por el productor Rodrigo Caravantes en un nuevo montaje que se inspira en elementos del ánime y mangas japoneses tan populares entre los niños de hoy.

Las ilustraciones fueron realizadas por el caricaturista mexicano Raúl Valdés, colaborador de las producciones de Batman y el Hombre Araña para las reconocidas firmas DC Studios y Marvel.

Para Rodrigo Caravantes ese matiz abstracto es el punto de partida de su nueva interpretación, inspirada en el arte de la animación (ánime) y los cómics (manga) de origen japonés, que cuentan con una gran cantidad de seguidores en todo el mundo, desde quienes crecieron con caricaturas como Dragon Ball Z, Sailor Moon, Pokémon o las películas de Hayao Miyazaki (Studio Ghibli), hasta las infancias contemporáneas que tienen a su alcance un amplio catálogo de series japonesas animadas en plataformas de streaming, como Netflix o Crunchyroll. La puesta en escena retoma elementos familiares para muchos de ellos, como la estética gráfica, onomatopeyas, personajes, colores llamativos y movimientos.

Ideal para introducir a los niños en la ópera, esta producción incorpora a un personaje especial en el escenario: la niña concertino, interpretada por la actriz de teatro y televisión, Mariana Estrada, este personaje narrará las escenas, ayudando a los pequeños espectadores a sumergirse en el universo fantástico planteado por Mozart.

YA VISTE: No hay nada más valioso que hacer algo por amor: Alexander Acha

La Cenicienta

En esta puesta en escena participará un elenco joven de virtuosas voces que dará vida a esta historia que nació durante la época del Romanticismo y ahora se presenta con una estética inspirada en dos corrientes artísticas más recientes: el art nouveau, que se desarrolló a finales del siglo XIX e inicios del XX, y el art decó, que cobró auge entre 1920 y 1930 también en México, el primero caracterizado por su inspiración en la naturaleza y lo orgánico, y el segundo en lo geométrico y lo funcional.

“La Cenicienta es una historia muy conocida por todos y creo que los niños la identifican muy fácilmente, la música de Rossini es maravillosa y muy divertida, así que se trata de una excelente oportunidad para que el público infantil encuentre en la ópera un motivo para ir al teatro. La diferencia con otras versiones que se han hecho es que está realizada con un estilo basado en el art nouveau y el art decó, dos tendencias artísticas que no deben olvidarse nunca y tenemos que mostrarlas más a los niños, ya que son muy orgánicas y funcionales, es algo que resulta cercano por su estética, arquitectura, escritura”, apunta Rodrigo Caravantes, director de escena.

La versión de La Cenicienta que se presentará en la temporada de Ópera para niños estará protagonizada por la mezzosoprano originaria de Monterrey, Nuevo León, Alejandra Gómez en el papel de Angelina, La Cenicienta.

Ópera para Niños fue creado por el Lunario del Auditorio Nacional con el objetivo de ofrecer propuestas originales e innovadoras dirigidas al público infantil.

La flauta mágica, Ópera para niños con un toque de animación y cómic japonés se puede ver los domingos 21 y 28 de julio, 13:00 y 17:00 horas.

La Cenicienta, Ópera bufa de Rossini al estilo art nouveau y art decó, los domingos 4 y 11 de agosto, 13:00 y 17:00 horas.

npq

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Seguir leyendo

Cultura

Gala Ramón Vargas trajo al tenor de regreso por los 90 años del PBA

Publicada

on

Gala Ramón Vargas trajo al tenor de regreso por los 90 años del PBA
Foto: Cortesía de Ángel Reyes

Ciudad de México.- La voz del tenor Ramón Vargas volvió a la Sala Principal para ofrecer su Gala Ramón Vargas como parte de las actividades para celebrar el 90 aniversario del Palacio de Bellas Artes, donde el público externó su jubilo, con constantes ovaciones, por el programa operístico.

En la Gala Ramón Vargas también participaron el Coro del Teatro de Bellas Artes y el pianista Ángel Rodríguez.

Como reconocimiento a su trayectoria y por su participación a esta celebración de los 90 años del Palacio de Bellas Artes, la titular del Inbal, Lucina Jiménez López, agradeció al tenor Ramón Vargas está excelsa gala operística.

Los asistentes al concierto ovacionaron cada una de las interpretaciones del tenor mexicano que también agradeció su regreso al Palacio de Bellas Artes.

Foto: Cortesía de Ángel Reyes

Ramón Vargas interpretó piezas de Gaetano Donizetti, Gioacchino Rossini, Giuseppe Verdi, F. Paolo Tosti y Giacomo Puccini para finalizar con canciones de Agustín Lara, María Grever, Consuelo Velázquez y un popurrí de Armando Manzanero.

Una de las grandes sorpresas de la noche fue el dueto del tenor con la soprano María Katzarava al interpretar Libiamo ne’lieti calici de La traviata, de Verdi, uno de los fragmentos operísticos más conocidos a nivel internacional.

Foto: Cortesía de Ángel Reyes

TE RECOMENDAMOS: Experiencia inmersiva “El Principito: Una historia de amistad”

Otro momento memorable de la noche fue cuando ofreció al público la pieza Coro a bocca chiusa de Madama Butterfly interpretada magistralmente por los integrantes del Coro del Teatro de Bellas Artes.

El aplauso efusivo se escuchó con el aria Una furtiva lágrima, de la ópera El elixir de amor, de Gaetano Donizetti, pieza que marcó el inicio de la carrera de Ramón Vargas, quien contó con el acompañamiento al piano del maestro Ángel Rodríguez.

npq

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Seguir leyendo

Cultura

“El Principito: Una historia de amistad” es una experiencia inmersiva para toda la familia

Fomenta la lectura en los más pequeños

Publicada

on

"El Principito: Una historia de amistad es una experiencia inmersiva para toda la familia

Ciudad de México.- El clásico de la literatura universal, El Principito, publicado en 1943, se renueva con un cortometraje creado para ser una experiencia inmersiva para toda la familia, y ya abrió sus puertas en Plaza Carso, donde permanecerá todo el verano.

La experiencia inmersiva está diseñada para atraer sobre todo a los más pequeños, niños preescolares que serán futuros lectores y tienen aquí un primer acercamiento con uno de los personajes más icónicos y enigmáticos.

Foto: Siete24

“Lo esencial es invisible a los ojos”

Esta es la frase del libro que nos recibe al llegar.

El recorrido nos lleva a través de siete salas pero parte con un primer vistazo al libro físico y la grata experiencia de hojearlo y mirar las ilustraciones, continúa con una línea de tiempo sobre su autor Antoine Marie Jean-Baptiste Roger Conde de Saint-Exupéry, conocido simplemente como Antoine de Saint-Exupéry, y su obra, El Principito.

Las salas finales contienen la experiencia inmersiva, pero las primeras son interactivas: Inicia con un reto sobre qué tanto sabemos sobre el cuento, sala de espejos, una sala para que los más pequeños coloreen y luego ese dibujo se proyecte en las paredes gracias a un video mapping. Además te puedes tomar fotos en los diversos sets perfectamente instagrameables, ya sea en el planeta del Principito, el asteroide B612 o en el avión del piloto que cuenta la historia.

Rosas por doquier o un viaje por las estrellas.

En la sexta sala, la principal, se proyecta a lo largo de 40 minutos un cortometraje, una adaptación de la obra, apta para niños muy pequeños, que son los más sorprendidos al seguir la historia en paredes y piso a través de una experiencia inmersiva completa.

Finalmente, la séptima sala nos ofrece una experiencia virtual de 360 grados, quizá la mejor parte del recorrido.

YA VISTE: UNAM reedita la fantástica Biblioteca Chapulín

Te decimos dónde

La experiencia inmersiva “El Principito: Una historia de amistad”, se puede vivir en uno de los espacios de Plaza Carso entrando por Lago Zurich, en uno de los niveles bajos. Estará abierto al público todos los días hasta el 1 de septiembre. Sin duda es una buena opción para las vacaciones de los chicos.

Los boletos van de 180 a 250 pesos.

npq

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Seguir leyendo

Cultura

UNAM reedita la fantástica Biblioteca Chapulín, que impulsa la creatividad de los niños

La colección incluye 16 relatos, originalmente editada por la Secretaría de Educación Pública en los años 40

Publicada

on

La emblemática colección Biblioteca de Chapulín apareció por primera ocasión en los años 40 con el propósito de fomentar en los niños la lectura

Ciudad de México.- La emblemática colección Biblioteca de Chapulín apareció por primera ocasión en los años 40 con el propósito de fomentar en los niños la lectura y el gusto por las artes plásticas, pues cada ejemplar contiene ilustraciones de artistas como Angelina Beloff, José Chávez Morado y Jesús Escobedo, mientras que los textos son de autores extranjeros.

Aunque tuvieron una reedición hecha por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes a inicios de los años 90, no se habían vuelto a publicar… hasta ahora.

En edición facsimilar, los 16 títulos originales son presentados por la Dirección General de Publicaciones de la UNAM para revivir en pleno siglo XXI, un esfuerzo cultural basado en la potente relación entre la condición literaria y la artística, al tiempo de hacerlos accesibles a través de internet, pues pues además de la versión impresa se pueden conseguir en descarga gratuita.

El proyecto fue impulsado en su momento por el poeta y editor tlaxcalteca Miguel N. Lira, quien tuvo la visión de crear una propuesta editorial en la que confluyeran plumas y pinceles de autores, adaptadores, traductores e ilustradores que alentaban la sensibilidad estética de las infancias nacionales.

La colección Biblioteca de Chapulín incluye 16 relatos

Andrea Fuentes, coordinadora de contenido de esta edición, explicó que los ejemplares cuentan con la intervención del Instituto de Investigaciones Bibliográficas de la UNAM, que coedita la serie, además de las placas originales se encuentran bajo su custodia.

“El propósito de la colección desde su origen fue uno: destacar la condición literaria y artística de los libros. Lo que hicieron fue invitar a escritoras y escritores para traducir cuentos de autores extranjeros como el estadounidense Nathaniel Hawthorne, así como incluir textos de refugiados españoles, como Salvador Bartolozzi”.

“La presencia de ellos nos da una idea del concepto manejado en esa época, que fue el de proyectar una suerte de conocimiento universal hacia la niñez, además de que son de gran formato, ilustrados por artistas como José Chávez morado, Gabriel Fernández Ledesma, Angelina Beloff y Jesús Escobedo, lo cual los convierte en una pieza de arte”.

La colección se publicar a  lo largo de los años 40, con un total de 16 títulos, mismos que en este 2024 han comenzado a circular de nuevo. Cada uno fue reproducido de manera íntegra. Se han puesto en circulación hasta ahora 8 títulos.

Andrea Fuentes detalló que la colección completa terminará de aparecer entre este año y el siguiente. Cada ejemplar respeta la idea libresca con que fueron creados: un cuerpo tipográfico, una caja, y una composición marcadas por la belleza plástica. Los textos dan cuenta de un México que ya no existe.

“Lo que es muy interesante de la colección es que los cuentos, salvo algunos casos, son vigentes, muy interesantes, a pesar de que el lenguaje es de otra época. Por ejemplo, el de Antonio Robles, titulado  ‘Un gorrión en la guerra’, está contextualizado durante la Segunda Guerra Mundial, a través de una fábula en la que Adolf Hitler es caricaturizado como un elefante que quiere hacerle daño a todo el mundo y por ello los otros animales se unen para luchar en su contra”.

“Es un cuento vigente en nuestros días, lamentablemente. Así que resulta interesante entender que a pesar del tiempo, los autores encontraron una manera artística de comunicarse con las infancias, con cuentos y obra plástica de autores relevantes”.

Los lectores sólo deben acceder a la página: www.publicaciones.unam.mx/bibliotecadechapulin/index.php/portfolio/un-gorrion-en-la-guerra-de-las-fieras/

Actualmente, ese esquema de trabajo sería considerado como multidisciplinar, de fomento a la lectura y la apreciación del arte. “Se trata de un esfuerzo que no se ha repetido hasta ahora, con una narrativa que implica el despliegue de una secuencia temporal rítmica”.

Los ejemplares del primer tiraje son considerados de culto entre los seguidores del coleccionismo editorial, pues son en verdad escasos. Por ello se han presentado en una versión digital, para que las nuevas generaciones accedan a los ejemplares, con la intensión de lograr un mayor impacto”.

npq

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Seguir leyendo

Te Recomendamos