El exdelegado de la SCT en Durango, Eduardo Bailey, acusado de peculado, se fugó con la ayuda de varias personas y vestido solo con bata de hospital

México.—  El delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en  Durango, Eduardo Bailey,  detenido y acusado de peculado,  se fugó con la ayuda de varias personas y vestido solo con bata de hospital,  tras presentar un malestar.

También puedes leer: Se fuga hijo de “El Azul” en Sinaloa

"Eduardo Bailey Elizondo evadió la justicia mientras era custodiado por elementos de la Fiscalía General" de Durango, denunció el Gobierno de Nuevo León en un comunicado.
El suceso tuvo lugar el viernes en la tarde, luego de que Bailey fuera detenido estado Durango tras "una orden de aprensión girada por autoridades de Nuevo León por los delitos de peculado y ejercicio indebido de funciones. El hombre es acusado de diversas irregularidades financieras ocurridas durante su gestión como director del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en Nuevo León, por un monto que podría ascender hasta los 359 millones de pesos.
Detenido en viernes  por la tarde  y trasladado a la Fiscalía de Durango, Bailey argumentó sentirse mal por lo que fue llevado al área médica de la dependencia, donde era custodiado por elementos policiacos, lugar de donde se fugó horas más tarde, detalló el Gobierno de Nuevo León.
"Eduardo Bailey manifestó que se sentía mal, por orden de la Fiscalía de Durango fue traslado a la enfermería de la misma, en esa sección solamente ingresaron los elementos de Durango y posteriormente el señor Eduardo Bailey salió de las instalaciones", indicó el vocero del Grupo de Coordinación de Seguridad de Nuevo León, Aldo Fasci. Por ello, "en términos jurídicos está evadido de la Justicia", apuntó el vocero. En un video publicado en medios se observa como Bailey, quien también fue líder del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Nuevo León, sale por una puerta de la instalación, descalzo y solo con una bata de hospital, mientras es seguido por un grupo de personas, incluso doctores. Acompañado de dos personas, se sube a un vehículo. Instantes después salen más personas, quienes ven el suceso pero actúan con normalidad. A pesar de lo irregular de la escena, la Fiscalía General de Durango emitió a su vez un comunicado en el que aseguró que Bailey se encuentra "en libertad debido a que no se dio cumplimiento al procedimiento jurídico-administrativo establecido". "Los agentes de la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León se presentaron en nuestra ciudad con una solicitud de colaboración para dar cumplimiento a la orden de aprehensión por existir un mandamiento judicial en esa entidad", indicó el escrito. Cuando se encontraba en un hospital atendido por "una visible complicación en su estado de salud", aparecieron los abogados de Bailey, quienes "cuestionaron la condición jurídica de su representado, y no se le pudo retener porque no cumplía con la calidad de detenido". Por ello, "la persona en mención optó por abandonar el nosocomio, aun cuando en el lugar se encontraban los agentes de Nuevo León y Durango", concluyó el texto, que asegura que se tomarán las medidas pertinentes para investigar el caso. Efe

Te puede interesar: Se fugan 11 del penal de Cancún

agch