En medio de una gran escalada de violencia en la última década, pobladores del estado de Veracruz saldrán a las urnas para elegir presidentes municipales

Veracruz.— Con una de las escaladas de violencia más importantes en la última década y la resaca de una oleada de corrupción, más de 5 millones de ciudadanos del estado de Veracruz saldrán a la urnas el próximo domingo para elegir a 212 presidentes municipales.

Bajo el cobijo de nueve partidos políticos, se postularon varios candidatos -además de los independientes-, de donde los veracruzanos deberán decidir quiénes serán sus representantes por un periodo de cuatro años.

Checa también:  Comando balea a policías y civiles

En el 2016, los ciudadanos también salieron a las urnas y sacaron del gobierno estatal al Partido Revolucionario Institucional (PRI), el cual ostentó el poder por 86 años, con lo que el mando quedó en manos de una coalición integrada por el Partido Acción Nacional (PAN) y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD).

La campaña electoral ha estado marcada por constantes pleitos entre el gobernador panista, Miguel Ángel Yunes, y el dirigente nacional del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, así como por una escalada de violencia relacionada con el narcotráfico.

Entre diciembre de 2016 a mayo del presente año, fueron asesinadas poco más de 400 personas en Veracruz, según los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

La cifra de muertos representó un aumento del 175% en comparación con el mismo lapso de la Administración del priista Javier Duarte (2010-2016) y 292% mayor que en el período de la Administración de Fidel Herrera Beltrán (2004-2010).

En abril, en el país fueron reportados mil 948 homicidios, de los cuales el 6% ocurrieron en Veracruz, estado que se ubicó como la cuarta región más violenta.

El aumento de la violencia responde, según especialistas, a una guerra entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y un pequeño grupo de Los Zetas, quienes se pelean el control de la plaza y cuyos integrantes han provocado en la semana previa a los comicios al menos 35 asesinatos.

La confrontación política electoral ha ido creciendo, y en las últimas 48 horas se ha reportado la muerte de dos militantes de partidos, enfrentamientos armados y amenazas en distintos puntos de la entidad.

Te puede interesar:  Balean a periodista en el estado veracruzano

Una de las zonas electorales más relevantes es la ubicada en el corredor Veracruz-Boca del Río-Medellín. En esta área turística y portuaria opera el gobernador Yunes Linares, uno de sus hijos es alcalde de Boca del Río y otro de ellos va por la gubernatura de Veracruz.

Otro corredor electoral relevante es el de Córdoba-Orizaba- Fortín, una zona industrial y comercial de suma importancia en la economía veracruzana, pero sumida en una espiral de violencia relacionada con la disputa de carteles de la droga.

Los casos de corrupción en el gobierno de Duarte -preso en Guatemala y acusado por lavado de dinero y delincuencia organizada- fueron la bandera electoral de todos los candidatos en sus campañas, incluidos los del PRI, quienes pugnan por una renovación ética.

Los organismos auditores de Veracruz y federales detectaron que durante la administración de Duarte presuntamente se desviaron recursos públicos que ascienden hasta los 58 mil 000 millones de pesos (3.106 millones de dólares).

Hasta ahora suman un total de 82 denuncias contra exfuncionarios de Duarte, en las cuales están involucrados 59 funcionarios de primer nivel y otros 550 que ocuparon cargos desde subdirecciones hasta jefaturas de departamento.

La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) del Gobierno federal ha abierto en Veracruz 267 averiguaciones previas y 76 carpetas de investigación por presuntos delitos electorales. (Notimex)

AGP