¿Qué vergüenza de desempeño? ¿Qué nos espera con estos políticos? ¿Únicamente la debacle? Pobre país, y pobre EDOMEX. De los seis, no se salva uno solo.

La aplastante mayoría de nuestros políticos, a lo que más le temen, incluso más que a la derrota en un proceso electoral, es a ser exhibidos públicamente como incapaces, ignorantes y limitados intelectualmente.

Los adjetivos arriba señalados, me sirven para no tener que utilizar ése otro, más sonoro y eufónico el cual, de escribirlo, no tengo duda, molestaría los castos tímpanos de no pocos. En consecuencia, utilizaré otro que es muy similar: tontejo, para resumir aquellos tres.

Luego entonces, para evitar caer en circunstancias donde la exhibida podría estar a la mano de los adversarios, decidieron -partidos y dirigentes de los mismos-, convertir lo que la ley llama debates, en conciertos de monólogos.

Ejercicios vivos y atractivos para los electores son, en México, un sueño inalcanzable. Todos prefieren echarse de su ronco pecho, los monólogos que salvan a uno y a los otros porque, a nadie interesan y son transmitidos, casi de manera clandestina.

Lo que vimos este martes, con seis candidatos a la gubernatura del EDOMEX y un moderador con ansias incontenibles de mostrar ante la cámara, que él sí es un intelectual informado, no como los seis que lo acompañaban, ha sido el peor de los debates de candidatos que he visto en los casi cuarenta años que tengo se seguir de manera sistemática la política en México, y en dos o tres países donde ese ejercicio fundamental para la democracia, es practicado.

De los seis, no se salva uno solo.

Sería tiempo perdido hablar de éste o de aquél, de ésta o de aquélla, y de su triste desempeño. Sólo agregaría, que esa forma de entender el debate en una sociedad que se precia de ir caminando en la consolidación democrática, es una ofensa a la inteligencia y por supuesto, a la democracia misma.

Por otra parte, bien lo saben candidatos y partidos, que esa transmisión no despierta el menor interés por lo que, los traspiés y tonterías ahí dichas pasarán sin pena ni gloria.

Ahora, para cerrar este comentario acerca de este paupérrimo espectáculo en cuento a calidad democrática se refiere, le pido se haga usted esta pregunta: ¿Cuál piensa usted será el futuro del EDOMEX y sus habitantes, y de su economía y desarrollo en general?

Por favor, no se detenga o restrinja a los lugares comunes; diga lo que piensa o mejor dicho, dígase lo que en verdad piensa de lo que vio.

Pobre país, y pobre EDOMEX.

La opinión emitida en este texto es responsabilidad del quien lo emite y no representa la opinión ni la postura de Siete24.mx ni de deportes.siete24.mx

Te puede interesar Candidatos del Edomex reparten acusaciones

ebv