Connect with us
Perdí el control con mis hijos, ¿qué puedo hacer? Perdí el control con mis hijos, ¿qué puedo hacer?

Unión Mujer

Perdí el control con mis hijos, ¿qué puedo hacer?

Publicada

on

Por Muma Tena

Como padres somos conscientes de la gran responsabilidad que tenemos de ser los primeros educadores de nuestros hijos. Es nuestro derecho decidir cómo formarlos buscando siempre su bien y nuestro deber hacerlo de manera respetuosa. Ningún otro papel o trabajo es superior a este, ellos son el modo más pleno de trascender en el mundo: son una parte de nosotros hecha una persona totalmente única e independiente.

Resulta vital que tengamos como objetivo ir mejorando cada vez más en este rol tan valioso que tenemos. El amor y sentido común son elementos fundamentales para desempeñar esta función con calidad, pero no son suficientes, debemos estudiar y conocernos para ser lo que ellos necesitan: un apoyo incondicional, su lugar seguro. No nos conformemos con ser medianamente buenos en esto, seamos humildes y no dejemos de esforzarnos por darles lo que merecen: nuestro 100% en amor, aceptación, atención y paciencia.

El presente escrito no busca avivar sentimientos de culpa o ineptitud -que es común tener especialmente como padres- puesto que los seres humanos no somos perfectos ni lo vamos a ser, sino que pretende motivarnos a plantearnos metas altas porque sí somos perfectibles y es nuestra vocación y responsabilidad desarrollarnos como personas mientras cuidamos a nuestros hijos y les ayudamos a sacar lo mejor de sí mismos, todo el potencial que llevan dentro.

Sabiendo lo anterior es fácil reconocer que, muchas veces, en los contratiempos y dificultades del día a día hemos perdido los estribos: hemos regañado de más o de menos, hemos levantado la voz o usado nuestra fuerza sin quererlo así, hemos puesto dado alguna etiqueta o hecho un juicio del que estamos arrepentidos, hemos reaccionado con un gesto de desaprobación que pudimos haber evitado, o puede ser que hayamos puesto un castigo fuera de lugar o de proporción.

¿Qué podemos hacer?

1.- Primero que nada, pedir disculpas: manifestar que nos damos cuenta de nuestro error y hacer hincapié en que eso no significa que no se les quiera o valore.

2.- Enmendar lo hecho o dicho: dar un abrazo o un beso, dar una palabra de aprobación, compartir un momento juntos en alguna actividad que vuelva a estrechar el lazo.

3.- Aprender del error: no podemos darnos permiso de repetir errores de ese tipo, debemos aprender de ellos porque estos generan heridas que los pueden acompañar toda su vida.

4.- Conócete y frena: cuando te des cuenta de que estás a poco de perder el control emocional… detente y retírate. Busca alguna manera de balancear lo que está pasando en tu mundo interior y regresa cuando hayas recuperado las riendas.

5.- Recuerda que como tú le hables a tus hijos, ellos se hablarán a sí mismos. Los hijos siguen nuestros pasos y lo aprenden todo, por lo que nuestras palabras, gestos, acciones serán repetidas por ellos. Además, si tú te encuentras desbordado muy probablemente ellos también.

Para tus hijos tú eres todo, tú les enseñas cómo ver el mundo y cómo relacionarse con él y consigo mismos. Que este nuevo año sepamos valorar nuestra maternidad/paternidad porque quienes les damos las herramientas para ser felices y competentes somos nosotros, ellos son nuestro reflejo.

ebv



Dejanos un comentario:

Unión Mujer

Mujeres en combate: El lado que no se cuenta de la guerra ucranio-rusa

Publicada

on

Mujeres en combate: El lado que no se cuenta de la guerra ucranio-rusa
Foto Cuartoscuro

Por Isabel Vázquez

El pasado 24 de febrero cambió drásticamente el panorama Ucraniano con la invasión rusa y con ello, la mirada de todo el mundo hacia la incapacidad humana de ejercer la propia humanidad y hacia la incertidumbre de un conflicto global que, pese a que no ha surgido un conflicto armamentístico global, lo cierto es que sí existe una guerra mundial de posturas encontradas, de hegemonías y de muestras de poder.

La cifra de pérdidas humanas en la guerra ha sido difícil de adquirir debido a la complejidad del conflicto, sin embargo, en cuanto a los desplazamientos de Ucrania, Italia, por ejemplo, ha recibido a más de 17,286 ciudadanos ucranianos, de los cuales 8,608 son mujeres, 1,682 son hombres y 6,996 son menores de edad. Recordemos que Volodymyr Zelensky, Presidente de Ucrania, en días pasados aviso la obligatoriedad de los hombres a quedarse en Ucrania a luchar por su país, resultando en dolorosas separaciones indefinidas para miles de familias que no habían alcanzado a huir del terreno bélico; sin embargo, más de 140 mil personas han regresado a Ucrania, de las cuales, el 80% son hombres y han vuelto con la finalidad de prepararse para el combate.

Este conflicto ucranio-ruso cuenta con una historia de larga trayectoria, de siglos llenos de hostilidades que han tenido sus picos más álgidos durante conflictos mundiales, el conflicto de 2014 y ahora este que ha surgido de manera repentina y sin provocaciones por parte del gobierno ucraniano. No obstante, el conflicto no solo se reduce a estrategias militares, decisiones políticas y pérdidas humanas, sino que trasciende a planos interpersonales en los cuales cuenta la voz de quienes deciden alzarla. Tal es el caso de mujeres que, pese a que no fueron convocadas a la guerra y no existe mandato que les obligue a luchar por su país, son mujeres convencidas de que luchar por unos cuantos, es luchar por todas las personas; que luchar por Ucrania es luchar por las futuras generaciones, por la independencia y por la libertad.

Haciendo un breve paréntesis, un hito en la materia del género y los conflictos armados fue la lucha de “las abuelas” de Sepur Zarco tras la guerra civil en Guatemala en instancias internacionales, pues luego de actos atroces en contra de las mujeres como abusos sexuales, violaciones, explotación sexual, trabajo doméstico forzado, las mujeres fueron estigmatizadas por su propia comunidad, quienes les prohibieron su reintegración a sus hogares por tratarse de “prostitutas”, “pecadoras”, “mujeres con mancha”. Así, las mujeres víctimas de estos abusos por parte de militares llevaron su caso al ámbito internacional y ello dio pie a que se emitiera un marco jurídico en pro de los derechos de las mujeres durante los conflictos armados.

Por lo anterior, vemos que durante el desenvolvimiento de una guerra son distintos los panoramas para hombres y mujeres. Los hombres son enviados a combate y las mujeres se quedan a cargo del hogar, el cuidado de hijas e hijos menores de edad y expuestas a un sinfín de riesgos de toda índole. No obstante, en esta ocasión, más que hablar de mujeres víctimas en conflictos armados, toca aplaudir la valentía de todas aquellas que por voluntad propia decidieron combatir al igual que los hombres y luchar por sus convicciones, pues mujeres de todas las edades están empleando un rol clave en la estrategia de la defensa ucraniana, mujeres que por decisión propia, por amor a sus familiares que se quedan a pelear en la guerra, por la fe y esperanza en un mejor futuro, se quedan arriesgando su vida a combatir, particularmente mujeres atletas que han decidido hacer uso de las armas para la defensa propia y de los suyos.

Las mujeres de Ucrania hoy nos vienen a refrendar en este día internacional de la mujer el compromiso que tenemos todas y todos de alzar la voz y defender lo nuestro, y no precisamente un país, un territorio, un gobierno; sino defender la identidad de cada pueblo y cada persona; defender la cultura, tradición y costumbre; defender la libertad, la vida digna, una vida libre de violencia de todo tipo, enseñándonos que esta guerra para ellas es una lucha por la paz y que por ello, esta lucha también tiene rostro de mujer.

Seguir leyendo

Unión Mujer

“Es de bien nacidos el ser agradecidos”

Publicada

on

Es de bien nacidos el ser agradecidos

Por Gloria J. Ceja Cervantes / #FamiliaTodoTerrenoEducandoEnCasa

Hijos agradecidos, hijos felices.

Tiempo de agradecer, tiempo de compartir. Son tiempos donde el corazón se alegra y se llena de esperanza.

Seamos agentes de esperanza, esa chispa que puede encender corazones y recobrar esas ganas de seguir adelante, sin desalentarnos por las pruebas de vida y retos que actualmente el mundo atraviesa, nuestros hijos nos observan cada instante y es muy importante estar atentos y no pasar por desapercibido nuestra actitud ante la vida cotidiana, ellos a través de nosotros perciben el mundo, lo cual es una preparación para su vida adulta.

“Agradecer está formada con raíces latinas y significa “sentir gratitud”. La palabra gracias proviene del latín gratia, la cual deriva de gratus (agradable, agradecido), y en origen gratia en latín significa la honra o alabanza que sin más se tributa a otro, para luego significar el favor y reconocimiento de un favor. FUENTE: Etimologías de Chile

“El agradecimiento es la emoción más saludable y enriquecedora para el organismo. Es la virtud de reconocimiento, valoración y respuesta justa. Además de hacernos sentir bien, es buena para la mente y el cuerpo”. Sonia López Iglesias/ El Pais.

Este tiempo puede ser el momento perfecto para fomentar el agradecimiento en familia. Aquí te comparto una lista de actividades que puedes realizar con tus hijos.

Agradezcan todos los días. Puede ser antes de comer o antes de dormir , reúnanse en familia y dediquen unos minutos para agradecer, hablen por turnos y escúchense entre ustedes el porqué están agradecidos, se van a impresionar de lo que van a escuchar, será muy enriquecedor.

Reorganicen armarios y clósets. Compartan a personas que necesiten de lo que ustedes tienen guardado. Muchas veces tenemos un objeto o ropa que está ahí bien guardado y sin usar , ahora es el mejor momento para compartir y fomentar la generosidad. Cuiden que sea algo en buen estado y que no sea algo “que les sobre”, demos ese salto a la generosidad.

Cocinen un platillo favorito en familia. A los niños les fascina pasar tiempo con ustedes y que mejor si es cocinando algo rico y en familia. Será un momento de poner pausa al día y convivir.

Busquen una familia o comunidad con necesidades. Adopten una comunidad con necesidades específicas, puede ser un comedor comunitario, casa cuna, asilo de ancianos, fundación de ayuda a personas vulnerables, alguna familia con un miembro de familia con discapacidad, etc. Observen a su alrededor y elijan a quien ayudar. Vayan con ellos y platiquen sobre sus necesidades, pueden invitar a familiares o vecinos a unirse a la causa y ayudar.

Pongan música alegre e inspiradora. Pueden hacer una playlist especial para escuchar cuando estén en casa o incluso la pueden poner cuando tengan trayectos largos o al trabajo. De preferencia busquen música que les de un mensaje positivo y levante el ánimo.

Organicen una salida en familia. De preferencia a un lugar donde puedan tener contacto directo con la naturaleza, puede ser a un bosque, playa, campo, etc. Procurar no tener contacto con dispositivos electrónicos para que sea mas enriquecedor.

Un día sin luz. Esta actividad es todo un reto, pero ayuda a valorar y replantearse que haríamos si en nuestra vida cotidiana no existiera la luz eléctrica. Traten de que ese día utilicen lo menos posible elementos que necesitan de encenderse o conectarse. Será una gran enseñanza para chicos y grandes.

Inspectores de ayuda secreta. Durante una semana conviértanse en inspectores de ayuda secreta, es para estar atentos a las necesidades de los demás y ayudarles sin que se den cuenta. Qué actividades pueden realizar: Tender la cama del otro anonimamente, anticiparse y poner la mesa antes de que mamá se levante, poner a lavar ropa sin que se de cuenta la mamá (siempre y cuando ya sepan hacer uso de lavadora / secadora) , Dejar notas con frases de agradecimiento o frases positivas, dejar un chocolatito en la almohada, sacar la basura, lavar y guardar platos, etc. Recuerden que es hacerlo anónimamente para crear un ambiente de colaboración y ayuda sin fin.

Espero que sean de su agrado e inspiración este listado de sugerencias, pueden crecer la lista con más cosas que a ustedes se les ocurran.

“Con un simple «gracias» se puede abrir cualquier puerta”. Anónimo

Seguir leyendo

Te Recomendamos