Este sábado se llevó a cabo la sexta marcha por la vida, en la que participaron decenas de familias, la cual partió del Monumento a la Madre de la CDMX

Ciudad de México.— Decenas de familias macharon en favor de la vida y para pedir a las autoridades de la Ciudad de México derogar la despenalización del embarazo antes de las 12 semanas, aprobada hace 10 años en la capital del país.

Te puede interesar Despenalización del aborto en CDMX es un fracaso

Este sábado se llevó a cabo la sexta marcha por la vida, organizada por Pasos por la Vida, en la que participaron decenas de familias, partió del Monumento a la Madre a la Asamblea Legislativa. Más de 13 mil personas marcharon  para recordar a los más de 176 mil bebés que no han podido nacer gracias a la aprobación de esa ley.

Durante la caminata  niños, jóvenes y adultos lanzaron vivas y gritaron consignas como “mujer, se valiente cueste lo que cueste” y “de este a oeste, defiende la vida, cueste lo que cueste”, además de portar pancartas con lemas como “México Ama la Vida”, “defender la vida es defender al ser humano” y “con del aborto, no pasarán.”

A su llegada al recinto legislativo, los manifestantes exigieron a los diputados que defiendan la vida desde la concepción hasta la muerte natural, al grito de “diputado, naciste, papá y mamá tuviste” y “si quieres mi voto, defiende la vida” con las que exigieron a los legisladores que el derecho de la vida del no nato se respete.

Ángel Soubervielle, director del Movimiento Pasos por la Vida, lamentó las declaraciones de la secretaria de gobierno de la Ciudad de México, Patricia Mercado, quien adelantó que buscarán modificaciones a la ley para permitir el aborto hasta los 6 meses de gestación.

“Hace cinco años Pasos por la Vida realizó su primera marcha. Entonces prometimos volver hasta lograr la derogación de estas leyes criminales, la protección de la maternidad y la aprobación del derecho a la vida desde la concepción”,  señaló.

Soubervielle, insistió en el fracaso que significa esta ley, pues no ha solucionado problemas como los embarazos de adolescentes ni la protección de las mujeres embarazadas en situación vulnerable.

“En 10 años, tan sólo en hospitales públicos, más de 176 mil niños en etapa de gestación, que deberían ocupar 5 mil 800 salones de clase, han perdido la vida por las políticas criminales de los gobiernos perredistas de la capital del país”, dijo.

Durante la ceremonia cívica se guardó un minuto de silencio por los niños separados del vientre materno y se enfatizó que si se sumaran los minutos de silencio por cada aborto producido, “tendríamos que callar por 122 días completos”.

“Lo hemos dicho anteriormente y no nos cansaremos de repetirlo: El aborto no es un derecho. Mucho menos es un logro. Es un enorme fracaso.  Tanto el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, como su antecesor, han sido incapaces de implementar políticas públicas eficaces para el apoyo a las mujeres", añadió Soubervielle.

Además enfatizó que Mancera encabeza una administración ‘estéril’ que ha visto crecer, año con año, el número de embarazos no deseados en adolescentes, a causa de la aplicación de políticas criminales como la del aborto.

También puedes leer: Descubren abortos ilegales en CDMX

De acuerdo con Soubervielle, los constituyentes de la capital, perdieron una gran oportunidad de legislar en favor de todas las personas, incluidos aquellos que aún están en el vientre materno.

“Esos mismos representantes populares que reconocieron a los animales como ‘seres sintientes que deben recibir un trato digno’, se rehusaron a consagrar en la constitución capitalina el más elemental de los derechos humanos: El derecho a vivir”.

También señaló, “basta recordar a la diputada morenista, Gabriela Rodríguez, quien aseguró que el derecho a la vida se incluiría ‘sobre su cadáver’ en la carta magna”.

En este marco, Pasos por la Vida,  entregó un reconocimiento  a los diputados constituyentes de la Ciudad de México, Aída Arregui, del Partido Encuentro Social; Lisbeth Hernández, del Partido Revolucionario Institucional;  Alejandro Bustos, del Partido Verde Ecologista de México y Cecilia Romero, del Partido Acción Nacional, que defendieron con valentía el derecho de los no nacidos.

En su oportunidad el diputado constituyente, Alejandro Bustos, a nombre de los políticos que defienden la vida, dijo a los asistentes: “los que aquí estamos, venimos libremente y nadie nos ha obligado, venimos por una convicción firme de nuestros principios para hacer valer los derechos de los que no tienen voz” y continuó, “los derechos fundamentales van más allá de las autoridades y no nos vamos a detener hasta que esos derechos sean reconocidos y respetados”.

“Estamos aquí por la salud de las mujeres, de los niños en gestación y políticas públicas que los defiendan.”, aseguró Alejandro Bustos.

   

Te puede interesar  Pide Papa a obispos mexicanos defender la familia

ebv/agch