La amenaza terrorista no ha disuadido a los franceses de ir a votar en las primera vuelta de las presidenciales este domingo

París, Francia.- La amenaza terrorista no ha disuadido a los franceses de ir a votar en las primera vuelta de las presidenciales, marcadas por las extraordinarias medidas de seguridad pero también por el interés que ha despertado en los ciudadanos, que consideran los comicios "cruciales".

Francia ha desplegado un dispositivo excepcional para las elecciones, las primeras de su historia que se celebran bajo el estado de emergencia, decretado tras los atentados del 13 de noviembre de 2015.

Te puede interesar: FRANCIA DESPLIEGA OPERATIVO DE SEGURIDAD 

La amenaza yihadista que pesa contra el país ha llevado al Gobierno a movilizar 50 mil agentes y 7 mil soldados para ocuparse de la seguridad.

El atentado del pasado jueves en los Campos Elíseos de París, que costó la vida a un policía dos días después de que se detuviera a dos personas en Marsella que preparaban otro contra la campaña electoral, volvió a poner de manifiesto que el país está en el punto de mira de los terroristas.

El dispositivo desplegado para la jornada electoral es insuficiente para situar una patrulla en cada uno de los casi 67 mil colegios en los que están llamados a votar casi 47 millones de franceses.

Muchas alcaldías contrataron servicios privados de seguridad y las patrullas policiales efectúan rondas por los diferentes colegios electorales.

Te puede interesar: IDENTIFICAN A ATACANTE DE CAMPOS ELÍSEOS

Los sondeos auguran una gran igualdad entre cuatro candidatos, la ultraderechista Marine Le Pen, el socioliberal Emmanuel Macron, el conservador François Fillon y el izquierdista Jean-Luc Mélenchon.

Los dos más votados en la primera vuelta pasarán a la segunda, que tendrá lugar el próximo día 7 de mayo.

refm