El presidente de Brasil, Michel Temer, fue grabado pactando con un empresario el pago de un soborno a un funcionario encarcelado por corrupción

Sao Paulo, Brasil.- El presidente de Brasil, Michel Temer, fue grabado por uno de los dueños del gigante cárnico JBS, Joesley Batista, avalando la compra del silencio del exjefe de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, en prisión por participar en la trama de corrupción de Petrobras, según divulgó el diario O Globo.

Delante de Batista, el mandatario señaló al diputado Rodrigo Rocha Loures, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMBD), que lidera Temer, para resolver un asunto del holding J&F Investimentos, que controla JBS, filtró el diario O Globo en su página web este miércoles.

Posteriormente, según el diario, el diputado fue filmado recibiendo una maleta con 500 mil reales (unos 160 mil dólares) enviados por Batista.

Al respecto, el mandatario carioca reconoció que mantuvo una reunión en marzo pasado con Joesley Batista, pero negó que ese encuentro sirviera para comprar el silencio del exjefe de la Cámara de Diputados.

"El presidente Michel Temer jamás solicitó pagos para obtener el silencio del exdiputado Eduardo Cunha. No participó y no autorizó cualquier movimiento con el objetivo de evitar una delación o colaboración con la Justicia por parte del exdiputado", afirmó la Presidencia de Brasil en un comunicado.

O Globo informó que Joesley Batista y su hermano Wesley, dueños de JBS, uno de los mayores exportadores de carne a nivel mundial, intentan cerrar un acuerdo de colaboración con la Justicia como ya hicieron 77 exdirectivos del grupo Odebrecht, implicado en el caso Petrobras.

Temer también fue citado en varios de los testimonios que dieron a la Justicia los exejecutivos de Odebrecht, pero la ley impide investigar al jefe de Estado por hechos ocurridos antes de su mandato.

Con información de EFE

refm