Una genialidad de Willian frustró el gol inicial de Mohamed Salah en el empate 1-1 entre Liverpool y Chelsea, disputado en Anfield Road.

Londres, Inglaterra.- Una genialidad de Willian frustró el gol inicial de Mohamed Salah en el empate 1-1 entre Liverpool y Chelsea, disputado en Anfield Road.

Un empate que no beneficia a ninguno de los dos equipos, ya que el Chelsea se queda a ocho puntos del líder, el Manchester City, mientras que el Liverpool se sitúa a once.

En una primera parte falta de ritmo, solo Salah y Hazard destacaron por encima del resto, y fueron los únicos capaces de llevar peligro a las porterías de Courtois y Mignolet.

El egipcio lo intentó en el minuto nueve desde la frontal, con un disparo muy desviado, y el belga diez minutos más tarde con un latigazo que Mignolet sacó a ras de césped.

Antes del descanso, el español Marcos Alonso, con una remate de falta que pasó cerca del palo izquierdo del meta belga, estuvo a punto de deshacer una igualada con la que se llegó al termino de los primeros 45 minutos.

El Chelsea comenzó a merecer el gol y tuvo una clara oportunidad en las botas de Zappacosta, quien tras ganar línea de fondo no encontró a Álvaro Morata en el segundo palo.

La respuesta del 'Pool' no tardó en llegar y Sturridge, con un disparo que desvió Azpilicueta, dio paso al momento de Salah.

En el minuto 65, Coutinho condujo por la banda izquierda, intentó conectar con Oxlade-Chamberlain, pero Bakayoko, en un fallo clamoroso, en lugar de cortar el esférico, se lo dejó en bandeja al jugador inglés.

Oxlade-Chamberlain culminó la combinación con Salah dentro del área y dejó al egipcio delante de Courtois para que definiera a placer con la pierna derecha.

El ex del Chelsea no celebró el tanto y levantó ambas manos en señal de disculpas ante los que fueron sus compañeros.

Salah, máximo goleador de la liga, suma diez tantos en la Premier League y quince sumando todas las competiciones, y volvió a ser decisivo en el ataque de su equipo.

Con la victoria momentánea, Klopp se echó para atrás y quitó del terreno de juego a Sturridge, mientras que Conte, con el agua al cuello, dio entrada a Fábregas, Pedro y el elegido Willian.

El brasileño, dos minutos después de entrar, conectó uno de los golazos de la jornada, para conseguir el empate.