A más de una semana de que concluyó la Copa del Mundo, siguen apareciendo historias que se presentaron durante la justa mundialista

Ciudad de México.- A más de una semana de que concluyó la Copa del Mundo, siguen apareciendo historias que se presentaron durante la justa mundialista, y una de ellas enseña que el amor no tiene fronteras.

Y es que un mexicano se casará con una rusa que conoció durante la competencia que se desarrolló en dicho país, y es probable que se quede a vivir en Moscú.

Miguel Minoru es el mexicano que viajó para apoyar al Tricolor y en Rusia conoció a la que dice ser el amor de su vida.

"Me dijo que me acompañaba. La invité a comer, me dijo que no, pero su teléfono sí me lo dio. No hubo día que no nos viéramos o habláramos. Es difícil de explicar, sólo me enamoré", confesó el aficionado a Excélsior.

"No soy tonto, al principio pensé que solo era emoción por haber conocido a alguien, pero con el paso del tiempo vi que era algo real".