Estudiantes marchan para conmemorar el 68

Ciudad de México.— Este 2 de octubre miles de personas, estudiantes de todos los tiempos y simpatizantes del movimiento estudiantil del 68, marcharon desde diferentes puntos de la Ciudad de México, para converger en el Zócalo capitalino y ahí conmemorar el 50 aniversario de la matanza del 2 de octubre de 1968 en la plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco.

La marcha, en la que participaron estudiantes de diversas casas de estudio como la UNAM, IPN, UAM, UPN, así como movimientos simpatizantes como el de los damnificados por los sismos, los normalistas de Ayotzinapa, y el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y contra el aeropuerto, fue encabezada por el Comité 68, conformado por los sobrevivientes que hace 50 años participaron en el Movimiento Estudiantil de 1968.

En el Zócalo de la Ciudad de México, se guardó un minuto de silencio y se realizó el simbólico pase de lista de los estudiantes extintos del 68; las miles de voces ahí reunidas respondían “presente” ante cada nombre que se lanzaba desde el templete colocado frente a Palacio Nacional.

Félix Hernández Gamundi, líder estudiantil del 68, del Instituto Politécnico Nacional, sostuvo ante los ahí reunidos que las demandas del 68 están vigentes, que eran principalmente, libertad, democracia y justicia, y ninguna de esas tres, dijo, las hemos alcanzado, pero las podemos alcanzar.

Señaló que para alcanzarlas, de forma específica la democracia, se requiere un gobierno que desarrolle su mandato de un modo distinto, de una manera nueva y de la mano con la gente, basado en la democracia participativa, pero esto solo se podrá, dijo, sí lo hacemos unidos y por la vía pacífica.

Hernández Gamundi dijo que las generaciones posteriores a este movimiento se han ido incorporando al proyecto de construcción de un nuevo país.

A lo largo de 50 años, destacó, las nuevas generaciones se han incorporado a este nuevo proyecto de país, sin embargo, el gobierno y el régimen, siguieron en declive y cavando su tumba por esa convicción represiva basada en una idea obsoleta del principio de autoridad sin entender al pueblo.

Por eso estamos aquí, afirmó, por eso en 1985 se dio la gran sorpresa cuando el gobierno quedó rebasado al presentarse el terrible sismo, y fue la población quien se levantó para rescatar a los vecinos, a los amigos y a los no conocidos.

En 1988, continuó, vino la gran explosión electoral que puso en jaque al régimen que nuevamente respondió con un fraude; vino 2006 y el fraude se repitió, pero ya aprendimos y hoy sabemos que unidos, solamente unidos los mexicanos, seremos capaces de construir un modelo mejor de país.

Por eso los resultados de la última elección, subrayó; la gente votó harta de un modelo que no la representa, que la reprime y que la golpea. Sin embargo, dijo Hernández Gamundi, estamos apenas en el principio, no hemos ganado nada, es como si estuviéramos en un juego de naipes o de dominó donde apenas se repartieron las fichas.

El líder del 68 llamó a los presentes a “organizarnos” para avanzar en la construcción de un nuevo país.

La oportunidad ahí está; está la cancha donde tenemos que jugar pero tenemos que entender una cosa, cuando atacan a los jóvenes de Ayotzinapa, están atacando a una nación entera, así lo debemos de entender y así debemos reaccionar, comentó.

Dijo que la experiencia del 68 es que tenemos que organizarnos y que aprender a autodirigirnos, a dirigirnos de manera independiente pero de forma pacífica.

“Tenemos que aprender para poder avanzar con esa lucha pacífica, tenemos que ser solidarios, unitarios, saber poner por delante el peso y el valor de los principios de la ética y el orgullo de pertenecer a este pueblo mexicano, que durante siglos ha luchado para construir su independencia, una revolución que hoy estamos comprometidos en construir democráticamente para nuestro país”.

El líder politécnico habló de la revocación de mandato que dijo, impulsaron el último año de Vicente Fox, porque “fallaron y no supieron gobernar”.

Durante el recorrido, un grupo de anarquistas realizaron pintas en negocios del Centro Histórico de La Ciudad de México, principalmente en la calle 5 de Mayo, en donde se lanzaron cohetones y hubo pintas.

Pese a esos  incidentes, el Gobierno de la Ciudad de México informó que se registró saldo blanco, luego de las marchas con motivo de la conmemoración del 50 Aniversario del Movimiento Estudiantil de 1968 que tuvieron como destino el Zócalo capitalino.

En total se reportaron 90 mil asistentes de diversos contingentes que tuvieron como puntos de partida la Plaza de las Tres Culturas, Bucareli y Reforma, Monumento a la Revolución, Casco de Santo Tomás y el Ángel de la Independencia, todas con dirección al primer cuadro de la CDMX.

La Secretaría de Protección Civil y el H. Cuerpo de Bomberos desplegaron 100 elementos para brindar labores de apoyo para atender a la población.

En tanto, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX) participó con 300 elementos de la dependencia en la marcha y con 600 más en puntos estratégicos.

Asimismo, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP-CDMX) apoyó con 900 elementos en la marcha y 2 mil más en puntos estratégicos, todos ellos desarmados y apoyados con vehículos y un helicóptero de la Dirección General de Servicios Aéreos -Cóndores-. En total se desplegaron 3 mil 900 elementos de seguridad para garantizar la movilidad y salvaguarda.

También apoyaron 4 ambulancias del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM).

 

ebv